MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Es un hecho que la educación virtual ha adquirido mayor importancia y es casi que vital para promover el desarrollo del aprendizaje. Esto, tras la necesidad y urgencia que ha traído consigo la crisis sanitaria a nivel mundial, la cual hizo que los gobiernos cerraran las puertas de las instituciones educativas como medida para mitigar los efectos de la pandemia por COVID-19.

 

Dicha situación, ha llevado a que los sistemas educativos se enfrenten a una nueva realidad para la entrega efectiva y de calidad de los conocimientos, en donde por supuesto, el papel de los docentes se ha transformado en conjunto con la virtualidad. Por esto, es de suma importancia conocer cómo se han adaptado algunos profesores de la Universidad Autónoma del Caribe a los desafíos de la educación remota.

 

Cabe mencionar, que, a raíz de la pandemia, cada docente ha tenido que hacer sus clases dinámicas y creativas para mantener a los estudiantes enfocados y lograr captar su atención, debido a que la educación presencial y la educación en línea se pueden distinguir, ya sea por las metodologías, los recursos didácticos que emplean o por la relación humana que se establece en estos espacios.

 

Desde la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, el Ingeniero Industrial y docente de Uniautónoma, William Suárez, nos habló un poco acerca de lo que ha sido para él llevar a cabo los eventos de enseñanza y aprendizaje desde otro escenario educativo fuera de las aulas.

 

“La experiencia ha sido significativa, el cambio ha sido en algún momento forzado y doloroso porque nosotros dependemos mucho también del contacto con el estudiante y hay un cariño que se puede perder, ya que solo construimos desde lo digital. Entonces, el cambio para mí ha sido bastante emocional, no tan técnico porque me ha servido la virtualidad, pero el estar con los estudiantes y poder compartir es algo que se extraña bastante”, indicó Suárez.

 

Así mismo, el docente señaló que no se le complicó el tema de la virtualidad, puesto que ya venía trabajando en ello. Sin embargo, considera que para algunos compañeros fue un poco más complicado. Para que sus estudiantes estén comprometidos con sus clases, Suárez mencionó que establecen tableros digitales en donde el estudiante plantea sus ideas relacionadas con innovación y emprendimiento. “Todo el mundo colabora y aporta. Ha crecido mucho la actividad colaborativa en los grupos y eso beneficia sin duda alguna el proceso de enseñanza”, dijo.

 

Por otro lado, afirmó que la parte más difícil ha sido el poder organizar el tiempo entre la enseñanza, el compromiso con los estudiantes y sus actividades en casa. “A pesar de ser lo más complicado, ha sido una experiencia agradable porque hemos encontrado ese punto de equilibrio entre las tareas de la docencia, la investigación y proyectos especiales. El teletrabajo se ha convertido en una forma de probar nuestro tiempo y sobre todo de aprovecharlo para que rinda más”, explicó.

 

Igualmente, el ingeniero enfatizó en que el docente debe usar un buen discurso alrededor de un tema, que sepa llegarles a los jóvenes con palabras que no sean tan técnicas, sino más bien usar contextos. Añadió también que el desarrollo de metodologías y la cooperación entre grupos permite que exista un trabajo por fuera permitiendo que puedan relacionarse y crear competencias.

 

“Lo que más extraño son los estudiantes y los profesores. En las clases presenciales, sin duda alguna, el poder mirar a los ojos a los jóvenes, el poder compartir con ellos hace mucha falta. Creo que uno no puede ser profesor sin tener estudiantes e interacción con ellos, sin embargo, yo me mantengo en contacto con ellos debido a que utilizamos las herramientas digitales para sacar adelante los semilleros y las investigaciones. Extraño el pasillo lleno de estudiantes subiendo, compartiendo y haciendo sus trabajos, es ese ambiente universitario que todos extrañamos”, concluyó el docente.

 

En cuanto a la Facultad de Jurisprudencia, la directora del programa de Derecho y Ciencias Políticas, Victoria Rodríguez, explicó que en un principio frente a la declaratoria de emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento establecidas, los docentes tuvieron que asumir la responsabilidad de transmitir a sus estudiantes contenidos y formación propia de sus cursos, a través de medios remotos. “El poco manejo de algunas de las plataformas pudo traer un choque conductual que se tradujo para ellos en un reto que asumieron con gran compromiso capacitándose en la marcha y asumiendo su rol docente de manera muy eficaz”, dijo la abogada.

 

“Adaptarse a la educación virtual ha sido una gran oportunidad para romper paradigmas de formación y educación, sobre todo en el programa de Derecho que era considerado como uno de los programas necesariamente presenciales en los que no cabía la virtualidad. Desde el trabajo remoto se han tenido que implementar métodos de relacionamiento con los estudiantes, participaciones y debates de temas en clase. Incentivar la participación en la formación es una tarea que trae un mayor esfuerzo. Además, la formación no es sólo de conocimientos, sino de valores y principios que deben ser transmitidos en el quehacer del docente y que traspasan un comportamiento en la vida cotidiana del alumno”, añadió la encargada de la facultad.

 

De esta manera, considera que lo más difícil o complicado de enseñar a través de una pantalla es mantener la atención necesaria que permita una participación activa para la formación de los estudiantes. “Mi mayor motivación al asumir el reto de tener que enseñar a través de plataformas digitales siempre va a ser llegar no sólo a la mente de nuestros jóvenes con reflexiones, análisis y aplicación del conocimiento impartido para su desarrollo profesional, sino también ayudarles a que se conviertan en mejores personas y aporten a la sociedad, a su comunidad, a su familia y a sí mismos”, afirmó la docente y magíster en Derecho.

 

Por último, pero no menos importante, Rodríguez sostuvo que “la universidad es una comunidad que siente, ríe, que comparte y llora, que lucha por alcanzar sueños. Cada rincón de la Autónoma está lleno de esos sueños de nuestros estudiantes, el relacionamiento cara a cara nos permite percibir de manera inmediata su actitud por la vida, sus expectativas y sus metas. Las clases presenciales permiten ese intercambio docente-estudiante que llena de calor humano y que es importante para la formación de seres humanos y futuros profesionales, pero la adaptación al cambio es la premisa de hoy”, aseguró.

 

Desde la Facultad de Ingeniería hablamos con el Ingeniero Electrónico Kelvin Beleño, quien nos comentó que la dinámica del docente se ha cambiado de forma radical, debido a que antes de pandemia el contacto con los estudiantes era muy directo y de primera mano se podían conocer sus necesidades. “En estos momentos, con el tema de la virtualidad tenemos la cámara y podemos ver a los jóvenes, pero solo en algunos casos por ciertos inconvenientes con las conexiones. Bajo esta condición no es tan sencillo tener un mayor acercamiento con el estudiante, no se puede ir un poco más allá de lo académico y llegar a lo personal que también es importante para saber qué necesitan”, explicó el docente.

 

“Sin embargo, esto nos ha permitido revolucionar un poco el tema de la educación. Por ejemplo, el programa de Ingeniería Mecatrónica es casi que un 100% la parte práctica y se hace casi que estrictamente necesario el estar en los laboratorios para enseñar muchas cosas, pero en ese aspecto nosotros hemos buscado respaldarnos con herramientas de simulación para acercarnos un poco más a lo que son los procesos reales desde los laboratorios. Y bueno, la verdad es un reto que estamos asumiendo como tal”, agregó.

 

Beleño indicó que anteriormente había trabajado de manera virtual en procesos investigativos, por lo que considera que no ha sido completamente difícil adaptarse a la modalidad. “Yo me acerco uno a uno a mis estudiantes para que no sea solo la entrega de un trabajo y ya, sino que trato de sentarme y conectarme con ellos para identificar las falencias y conocer las fortalezas a partir de las actividades que desarrollan”, añadió el ingeniero.

 

Además, el educador manifestó que le hace falta la interacción personal y sobre todo el espacio laboral tan agradable entre los compañeros. “El poder llegar a saludar a los otros docentes y dar un abrazo fraterno es bastante extrañable en estos momentos y también con los estudiantes el tener la oportunidad de mirarlos a los ojos y conocer todo lo que los rodea a ellos, pero bueno Dios proveerá y seguramente esto pasará pronto. Confío en que volveremos a vernos, volveremos a trabajar juntos y nos abrazaremos nuevamente”, concluyó Kelvin Beleño.

 

El docente de Mercadeo y conferencista Carlos Grande, quien está vinculado a la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Autónoma del Caribe, sostuvo que la pandemia cambió el rol de los profesores al enfrentarse a varios cambios y transformaciones casi que de un día a otro. “Yo me acuerdo que yo estaba en mi oficina y de repente nos mandaron para la casa. En ese momento eso produjo mucha angustia porque no teníamos coordenadas de lo que pasaría a futuro. De a poquito nosotros los docentes nos hemos adaptado a esta nueva estrategia de la virtualidad y gracias a Dios hemos llevado el proceso adelante y podríamos decir que cada vez estamos mejor”, explicó.

 

Según el docente, los primeros meses fueron un poco pesados, pero el trabajo en equipo fue de gran importancia. “Me sentí con un respaldo muy grande porque la Universidad se portó a la altura. Nos dio la libertad para la escogencia de las plataformas y estuvieron muy al pendiente de nosotros. Los estudiantes también tuvieron un comportamiento MUY a la altura, y nos entendían. Las clases las sacamos adelante hasta que fuimos agarrando el ritmo. Además, desde la dirección del programa recibimos el respaldo necesario, el director estuvo siempre en todo momento y los profesores nos llamábamos y nos explicábamos lo que no supiéramos. Cada uno aportaba su granito de arena”, añadió Carlos Grande.

 

También explicó que la motivación tras enfrentarse a enseñar virtualmente es la docencia, después es la vía, ya sea presencial o virtual insistió en que hay que darlo todo. “Si luego uno tiene algún errorcito en las plataformas, los chicos comprenden porque saben que uno está haciendo lo posible, brindando todo y dando el máximo para que la cosa salga bien, lo mismo que cuando era presencial. El fondo no cambió y sigue siendo el mismo: la calidad de la educación y la seriedad. Realmente esto no es para la gente que está de paso, debe gustarte lo que haces. Es para las personas que les gusta estar con los estudiantes y enseñar”, argumentó.

 

“A los chicos hay que consentirlos, tratarlos bien y apoyarlos porque les tocó una parte muy difícil de la pandemia, ellos son muy jovencitos. Lo fundamental es que los chicos se encuentren bien. Yo veo que tengo una asistencia casi perfecta en las clases, pero siempre abro con temas que los motiven. La idea no es dar una clase monótona y así porque si, sino más bien buscarle la fibra y al mismo tiempo que los estudiantes se sientan contentos, que presten atención. A veces hay un poquito de agotamiento y hay que ser flexibles con algunos cortes dentro del horario”, manifestó el docente.

 

Carlos Grande precisó que extraña el contacto físico, tomarse un café con sus compañeros, estar en la oficina con sus estudiantes, hablar con Adelita, las reuniones, el poder compartir con sus colegas y en general toda la Universidad. “Extraño bastante la parte presencial, sin embargo, eso no implica que uno no haga el trabajo en su casa a la perfección. La verdad si pudiera elegir prefiero la institución, pero bueno no se puede. Nosotros manejamos una población muy grande y ese contacto directo no se puede. Las decisiones de rectoría han sido excelentes. Resalto mucho el apoyo que tuvimos de los directivos y los estudiantes porque honestamente ha sido muy grande. Extraño muchísimo lo presencial, pero hay que someterse al cambio y ser conscientes de la situación”, ultimó el educador.

 

Desde la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño nos acompañó la docente del programa de Diseño de Modas, María Fernanda Coronado, quien desde su experiencia relató que al principio se vieron confusos por la situación, pero después adaptaron los métodos necesarios a implementar para poder mejorar el aprendizaje de los estudiantes. “Hemos aprendido a desenvolvernos con otras herramientas, pero quizás nos ha afectado la parte del estrés laboral y de pronto los seguimientos a los estudiantes al ser más complejo. Sin embargo, haciendo uso de la virtualidad y la tecnología se han logrado cosas interesantes y romper muchas barreras”, precisó la diseñadora.

 

“Al comienzo nos dio un poco fuerte porque estábamos acostumbrados a las clases presenciales y no hacíamos uso de algunas herramientas que ya teníamos, pero haciendo uso de ellas y aprendiendo a conocerlas se nos facilitó un poco más el trabajo. Yo doy clases muy prácticas como son los procesos textiles, entonces quizás ahí me costó reinventarme con respecto a las metodologías, de cómo podía organizar los talleres, las clases que fueran totalmente sincrónicas para que ellos pudieran ver los procesos. Como no estoy en el taller de la Universidad, me tocó organizar mi espacio, mi vivienda. De manera que pudiera tener una especie de taller y poderles mostrar a ellos toda esta parte de los procesos textiles”, agregó Coronado.

 

La docente indicó que le gusta que los estudiantes participen en la clase, ya que al hablar únicamente ella, siente que los puede aburrir o hacer que simplemente no la escuchen. Coronado enfatizó en que hace presentaciones, pero con pequeños cortes en donde los estudiantes van retroalimentando y asigna notas apreciativas para que los jóvenes estén atentos a la información que les brinda.

 

“Invito a los estudiantes a que abran sus cámaras y muestren, por ejemplo, si estamos haciendo proceso de teñido, yo aquí en mi casa en la cocina trabajando los teñidos y ellos allá con sus cámaras encendidas también haciendo sus teñidos al mismo tiempo. La idea es poder ver lo que ellos están haciendo y no dejarles el trabajo para que los hagan solos en casa, sino hacerlo de la mano todos juntos. Incluso, yo he podido aprender cosas nuevas y diferentes de los estudiantes porque hemos estado en un proceso de exploración y de experimentación. Entonces, implemento mucho lo que es el trabajo en clase y práctico”, explicó María Fernanda Coronado.

 

Igualmente, habló acerca de lo complejo que ha sido dividir su tiempo entre las obligaciones y su hogar. “Las tareas administrativas, las clases y cuidar de mi bebé fue un poco complicado al inicio de la pandemia, pero ya con el tiempo logré equilibrar las actividades y las prioridades porque las voy organizando y ya hoy en día me acuesto más temprano y el domingo me desconecto por completo y comparto con mi familia”, dijo.

 

“Amo y me apasiona mi profesión y las materias que yo imparto. Me encanta la parte de los procesos textiles y me gusta que mis estudiantes se lleven todo ese conocimiento que yo sé, para hacer de ellos mejores profesionales”, añadió.

 

Por otra parte, María Fernanda afirmó que extraña el contacto directo con los estudiantes, puesto que también está la parte emocional y no solo la parte laboral. “Tengo alumnos que no he conocido presencialmente, pero les tengo cariño y los he aprendido a conocer, tanto así que ya no tengo que ver sus nombres, sino que con la voz ya puedo reconocerlos”, finalizó la profesional de Uniautónoma.

 

La Universidad Autónoma del Caribe valora el esfuerzo, la dedicación de sus docentes y estudiantes. Por eso nuestra Casa de Estudios brinda los espacios y las herramientas necesarias para que las clases tengan un desarrollo normal dentro de la virtualidad. Extrañamos que caminen por nuestros pasillos y que compartan sonrisas, pero guardamos la esperanza de que nos volveremos a encontrar porque #CreemosEnLaEducación y en sus sueños. MMG

 

Publicado en Noticias Generales

El escenario actual de la pandemia ha provocado muchos cambios, a su vez muchas pérdidas. Ha obligado a la humanidad a adaptarse en corto tiempo con nuevas realidades no solo externas, sino internas, lidiando así mismo con sentimientos y comportamientos inesperados que divaga en preguntas de cómo resolver.

 

La pandemia ha sido un espacio de aprendizaje forzado, pues esta ha generado un sinnúmero de situaciones donde se ha tenido que decir adiós a muchas personas importantes: familiares, amigos, conocidos. A causa de esto, el equipo de Bienestar Universitario de la Universidad Autónoma del Caribe, brindó un espacio de encuentro liderado por las psicólogas Irma Baldovino Pérez y Margarita Grajales Henríquez, para aportar a la comunidad académica, donde se pudo observar y comprender, no sólo el dolor de los demás sino el propio, que se vive a raíz de la pérdida.

 

Durante la charla, las psicólogas señalaron este proceso como natural, pero que llevan sensaciones intensas, complejas, que, desde la psicología y otras ciencias, se puede ayudar a tratar, sobrellevar el proceso, pero antes, se debe informar acerca de lo que es el duelo, porque en muchas situaciones la resolución del este no se desarrolla de una manera satisfactoria a causa de desconocimiento del mismo, en momentos tristes, de rabia o agonía.

 

“Si, en algún momento de nuestras vidas es necesario decir adiós, pero antes hay que saber que hay muchísimas formas de hacerlo, pues esto va de la mano con la vida que sigue de cada uno de nosotros, por eso también la psicología ha venido trabajando con múltiples disciplinas para guiar y moldear situaciones críticas como el duelo” dijo Irma, psicóloga especialista en farmacodependencia.

 

El no decir adiós, se convirtió en un dolor mucho más fuerte que incluso la muerte misma en el desolador panorama que se vivió en el 2020 y que aún permanece, el aislamiento impidió una despedida formal del familiar, y los ritos funerarios de todas las religiones y creencias debieron hacerse de manera virtual. Además, muchos de los dolientes se enfrentaron a la más absoluta soledad, lo que empeoró la ausencia del duelo.

 

De alguna manera, en estos tiempos de pandemia de manera directa o indirecta todos hemos sido relacionados con este tipo de perdidas provocadas por el COVID-19 o por otro tipo de enfermedades y situaciones. Para el ejercicio de reflexión, las psicólogas iniciaron con una serie de preguntas individuales de reconocimiento para recordar a ese ser querido, tales como: ¿te recuerdo con?, ¿una frase repetida por el ser querido es?, ¿una enseñanza que me dejó y que siempre me acompaña es?, ¿una canción que me recuerda a él es?, ¿un lugar que hubiese querido conocer junto a el o junto a ella es?

 

La psicóloga Margarita Grajales, señaló este ejercicio denominado “resignificación” como importante, pues además de validar, permite que el doliente, a través de cuestionamientos positivos pueda resignificar esa ausencia a través de respuestas de esos aspectos valiosos que se vivieron y que sea recordado de una manera diferente y no dolorosa, que al mismo tiempo honre a esa persona que tanto se quiere y genere una sensación por medio de algo agradable.

 

“Cuando hablamos de un recuerdo, puede ser un recuerdo bonito, una anécdota, un chiste que contó, frases dulces, y que cuando estamos sumidos en el dolor tan fuerte no logramos buscar estas cosas que son las que realmente importan de ese ser querido que ya no está. Por ejemplo, una enseñanza, una palabra como 'eres capaz' 'tú puedes', una canción, hay un sinnúmero de cosas que podemos resignificar, pero que tratamos de evitar, porque creemos que nos afectará aún más, pero realmente nos permite integrar con la pérdida, como símbolo que permite conectar con ese ser querido desde aspectos significativos”, señaló Grajales.

 

Esta actividad desde la psicología, comprueba que su práctica se convierte en una oportunidad de recibimiento del duelo no solo para quien la padece sino además para generar empatía en las personas que lo rodean. Igualmente, las psicólogas compartieron que esta vivencia es personal, no es anormal y así debe ser vivida y comprendida, porque se manifiesta de diferentes formas y también existen aspectos culturales que pueden mediar esa experiencia, es decir, que se debe reconocer el entorno como una influencia muy importante que deberá aportar de manera positiva.

 

Según, Irma Baldovino, psicóloga y docente de la universidad, señaló que esta situación de pérdida requiere que se fortalezca el acompañamiento social, el cual va más allá de la familia, pues en ella existen diferentes formas de expresión, desde las sintomatologías fisiológicas, sentimientos, aspectos comportamentales hasta cognitivos, que en medio de la vivencia se vuelven aún más difíciles de comprender por el entorno.

 

Es por esto, que se debe conocer que los sentimientos y sensaciones que más se pueden encontrar, serán: la tristeza, la ira, la culpa, la soledad, ansiedad, temor, sensación de vacío y añoranza, e incluso muchas veces hipersensibilidad al ruido. Reconocer y comprender estos sentimientos y emociones ejercerá una dominación sobre ellos, que luego permitirá de una manera más sencilla controlarlos y solucionarlos.

 

“Es importante entender que en el contexto actual de covid, hay muchas cosas inciertas, la humanidad no estaba preparada, no nos puso en sobre aviso, se desconocía el funcionamiento de la pandemia. Hay quienes padecen culpa por contagios que llevaron a la muerte de seres queridos, y es aquí cuando digo a mis consultantes que la única manera de aliviar la culpa es pensar que es una pandemia que nos tocó a todos, no hay una certeza real porque estamos expuestos de alguna u otra manera al virus, incluso sin salir de casa. Esta culpabilidad al inicio es un poco normal que se presente, toca hacer un trabajo en las cogniciones, sentir el acompañamiento de otros familiares que ayuden a manejar esa culpa, saber que estamos en un proceso de pandemia y que nadie va con la intención de querer contagiar a otro. Esto lo vive mucho el personal médico”, recalcó Margarita.

 

Por su parte, la psicóloga Irma Baldovino añadió que los pensamientos de culpabilidad, rabia y cuestionamientos negativos no perduran cuando hay un acompañamiento y guía en la realidad que se vive, ya que ellos transitan a otras emociones que aportan a la fase de negociación. Esta fase del duelo producirá una reconciliación, donde la culpa se desvanece y da paso al compromiso y búsqueda de metas centradas a la sanación y desarrollo personal, que conectará en el proceso con la aceptación de la pérdida.

 

“Las experiencias de duelos también inician de distintas formas, hay personas que, por ejemplo, pareciera que no lo están sufriendo, pero es el estado de shock que vive la personal o que ocasiona esa percepción, que realmente prepara el organismo para una situación de un dolor tan intenso como lo es la muerte de un ser querido. Sin embargo, esto no significa que la persona no se encuentra afectada o que podamos juzgar su enfrentamiento, porque, aunque incluso padezcamos o hayamos padecido la misma situación anteriormente, no estamos travesando los mismos sentimientos y emociones en el proceso”, expresó Margarita Grajales.

 

Sin embargo, según las especialistas diversos estudios han demostrado que los niños y adolescentes viven el duelo de una forma parecida a la de un adulto, las variaciones son en la resolución práctica del mismo, por lo que recomiendan presentar esta realidad de una manera transparente con las palabras reales, ejemplificaciones naturales que permitan a los niños vivir las emociones, no como malas o buenas, sólo como emociones que permitirán elaborar y que no serán de por vida.

 

De la misma manera, sucederá con los adultos y cualquier doliente, ya que identificar las emociones, validar sentimientos, buscar apoyo será el proceso ideal para sobrellevar esta situación que deberá estar basada en intimidad, pero a su vez de compañía de seres queridos que estén en prácticas de la misma sintonía. Para ello, las psicólogas compartieron las siguientes prácticas:

1. Reconoce y monitorea los sentimientos propios o escucha a quien lo padece. Permítete estar con tus pensamientos. Identifica y reconoce cómo te sientes
emocionalmente, físicamente y cómo te comportas en situaciones de relaciones interpersonales.

 

2. Acepta ayuda o bríndala. Cuida como te expresas, NO juzgues. No tengas miedo de pedir ayuda durante este tiempo. El hecho de que la gente deba mantener
la distancia física no significa que un miembro de la familia o un amigo no esté dispuesto a ayudarte. Si no padeces esta situación, pero alguien cercano a ti si, lo
más recomendable es eliminar comentarios anti empáticos, tales como “El mundo no se va acabar” “Ya debes seguir con tu vida” pues deberás comprender que todo es un proceso de tiempo, y la persona requiere tu compañía a través de la comprensión y escucha.

 

3. Honra la memoria de tu ser querido. Escribe una carta, crea una lista de música que te recuerde a tu ser querido, o crea un espacio en casa para compartir recuerdos con fotos o videos. Está bien recordar a esa persona especial con un corazón
abierto.

 

4. Mantente conectado con familiares y amigos. Haz llamadas, envía mensajes de texto, incluso envía un meme a una persona especial para que se ría, y seguramente te sentirás muy bien también. Si conoces a alguien que atravesó por la misma situación, hablar con ella, ayudará a aliviarte en la comprensión que todos los seres humanos vivimos esta experiencia que es normal.

 

5. Crea una nueva rutina, practica cuidado personal. Incentiva al doliente a hacer otro tipo de actividades. En tiempos de duelo, puede ser fácil olvidarse de cuidar nuestra salud y bienestar. Concéntrate en lo básico y asegúrate de comer bien y descansar lo suficiente. No te pongas demasiada presión en cumplir a cabalidad con una rutina, varíala. Encuentra momentos durante el día para cuidarte, y reponer tu salud emocional y física meditando y haciendo ejercicios de relajación.

 

6. Ten la iniciativa de buscar apoyo: Encontrar apoyo durante este tiempo es crítico y particularmente importante. Nadie debe pasar por este tipo de dolor y duelo solo. Encuentra un sistema de apoyo en tu comunidad o comunícate con amigos y familiares. ¡Solo tienes que preguntar! Y todo estará bien. Recuerda que no estás solo en este proceso y durante estos tiempos difíciles.

 

Adicionalmente recalcaron que el distanciamiento social no significa detener la comunicación, mantener una conexión con las personas especiales será clave esencial en el proceso de curación. Aconsejaron, que hablar de la perdida será un método de canalización de ese dolor y honrar la memoria del fallecido con buenos recuerdos será pieza fundamental para afrontar la difícil situación.

 

Finalmente, enfatizaron que, si tiene dificultad de hablar de la perdida, se evita recuerdos o se padece conductas agresivas y violentas por la ira cumulada, estos son síntomas de un trastorno de duelo persistente que alerta la necesidad de acudir a un especialista como un tipo de recurso que de alguna u otra forma brindará un proceso profesional guiado del duelo.

 

Todas las reacciones son normales cuando se experimenta este tipo de dolor y pérdida, pero recuerda que la salud mental también es importante. Si vives un duelo no dudes en pedir acompañamiento y ayuda profesional. ¡Son tiempos de difíciles, pero no estás solo! VVC

Publicado en Noticias Generales

Con más de 60 aliados en la actualidad e ingenio atlanticense, Domicilios 24/7, una idea de Alberto Mario Gonzalez Araujo egresado del programa Contaduría pública de la Universidad Autónoma del Caribe, llegó a reinventar el 2020, más exactamente el 12 de Junio, en plena pandemia, brindando solución práctica, rápida y confiable para hacer la vida de muchos emprendimientos y negocios más fácil en medio de un año muy atípico, donde las dudas crecían en cómo ofrecer y obtener productos estando radicados desde municipios o si al final desistirían y cerrarían a causa del mismo.

 

“24/7 es una idea que venía pensando desde hace mucho tiempo, traer al municipio que yo vivo, Baranoa, ese esquema de las plataformas comerciales, facilitarle la vida a la gente de entregas de domicilios, no solo aquí, también en nuestros municipios vecinos y por supuesto en Barranquilla”, compartió Alberto.

 

Esta idea propia de comercio electrónico, inicialmente fue impulsada por 7 jovenes amigos baranoeros y, ejecutada en la pandemia, donde el confinamiento total, más que ser una condición en contra, se convirtió en una oportunidad que permitió su consolidación gracias también a su expansión de reparto y a su vez gran porcentaje de satisfacción y facilidad en sus usuarios, por medio del uso de redes sociales.

 

Con un horario de atención de 15 horas, pero que espera llegar a su meta y alegar a su nombre 24 horas los siete días de la semana, 24/7 batalla pero también se fortalece con las nuevas limitaciones que la pandemia le ha creado, siendo la misma de donde surgió a causa de necesidades propias.

 

Para esta idea de Alberto Mario, las limitaciones podrán habitar en su entorno pero no en su mente, y estas hacen del uso de su imaginación, nuevas posibilidades
ilimitadas. Puesto que emprender “es posible, que no sea fácil es otra cosa”.

 

“La marca diferencial de 24/7 es la atención al cliente, nos hemos arriesgado de tomar cualquier tipo de domicilio, porque eso es lo que queda en la retina del cliente, que verdaderamente se encuentre la solución a lo que se quiere” afirmó el socio fundador.

 

A tan sólo un mes de recorrer por las calles del municipio del Atlántico, esta idea inició a hacer parte del reparto inter municipal de grandes eventos liderados por la Gobernación del Atlantico, cómo única empresa de Domicilios urbanos, en actividades como la ruta de Sazón Atlántico, llevando no sólo productos sino una muestra que comprueba que no sólo la capital del departamento puede ofrecer estos servicios de calidad, por el contrario, tendiendo un puente de adquisición de bienes y productos sin tener que desplazarse hacia ella.

 

Así, como se ha destacado en la inclusión de grandes proyectos del departamento que le han permitido su avance e impulso, su eficaz trabajo ha hecho que resuene su nombre no sólo en sus clientes, sino con reconocimientos como el otorgado por el Ministerio de las TIC, en medio de una Feria de Emprendimiento liderada por la ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), Karen Abudinen y la Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, como estrategia para fomentar el emprendimiento, la equidad, la seguridad en línea y empoderar en el uso y la apropiación de las tecnologías, donde el servicio operativo de 24/7 fue aprobado y resaltado por su gran trabajo e idea de negocio de avance y desarrollo del departamento.

 

“Hemos recibido un gran acompañamiento por parte del ministerio TIC, conjunto el centro de transformación digital (ACOPI) para mejorar la recepción de domicilios y los requerimientos del cliente. Este año queremos empezar a operar desde puntos físicos en cada municipio con el fin de optimizar procesos.. La idea es ir mejorando la manera en cómo operamos, para posteriormente ser parte de una convocatoria cuando la aperture el ministerio, y obtener uno de esos beneficios, en dinero o equipos tecnológicos para desarrollarnos de otra manera y empezar a implementar herramientas tecnológicas dentro del servicio de 24/7, bien sea desde una app, página web, o un brindar un rastreo digital del mismo”, cuenta Alberto.

 

Esta iniciativa con sello 100% UniAutonoma, trabaja para refinar su canal de venta y darle difusión pero también se prepara para los grandes retos de este 2021, donde la base serán sus anhelos sujetos a la resiliencia, que a su vez sirva de modelo de referencia y soporte a otras personas y empresas para mantenerse en pie en medio de la difícil situación. VVC

Publicado en Noticias Generales

Hace más de un año el mundo se enfrenta a un enemigo muy difícil. Se trata de la pandemia de ´COVID-19´, la cual nos ha cambiado la vida por completo. Por tal razón, de acuerdo con la emergencia de salud pública que enfrentamos a nivel nacional y mundial ha sido necesario tomar medidas para enfrentar este virus.

 

La Universidad Autónoma del Caribe en compañía de la EPS SURA les quiere compartir una serie de recomendaciones para abordar la contingencia, en donde el trabajo remoto se tiene en cuenta como medida para evitar la propagación del virus, ya que puede ser una alternativa fundamental y valiosa para los centros de trabajo y así tener la posibilidad de seguir llevando a cabo las actividades habituales, disminuyendo el riesgo de contagio por COVID-19.

 

El trabajo en casa, como situación ocasional temporal y excepcional, no presenta los requerimientos necesarios para el teletrabajo, y se constituye como una alternativa viable y enmarcada en el ordenamiento legal para el desarrollo de las actividades laborales en el marco de la actual emergencia sanitaria.

 

De esta manera, si realizas tus actividades laborales desde casa, te recomendamos: 

- Lávate las manos con frecuencia, con agua y jabón, y sécalas preferiblemente con una toalla de papel desechable.

- Al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo. Si utilizas el pañuelo, deséchalo inmediatamente y lávate las manos con agua y jabón.

- Si tienes síntomas respiratorios (tos, estornudos, secreción nasal), utiliza mascarilla de protección nasal y bucal. Y así, evitarás contagiar a tu familia.

- Conserva al menos un metro de distancia con los demás, particularmente con aquellas personas que tosan, estornuden o tengan fiebre.

- Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, ya que, si tienes las manos contaminadas, puedes transferir el virus de la superficie a tu cuerpo.

- Siempre que tengas fiebre, tos y dificultad para respirar, es importante que busques atención médica de inmediato. Recuerda que si los síntomas respiratorios persisten tu entidad de salud te debe indicar dónde puedes recibir atención, debido a que estos pueden deberse a una infección respiratoria o a otra afección grave.

 

Igualmente, es importante tener en cuenta las medidas complementarias de seguridad y salud para el trabajo desde casa que son las siguientes:

 

Recomendaciones frente al riesgo locativo

- Conserva las zonas de paso o áreas de circulación libres de objetos o cualquier otro obstáculo para que te permita una entrada y salida ágil y segura al puesto de trabajo.

- Verifica el estado del piso del lugar donde se realiza la labor.

- Evite posponer el control de situaciones de riesgo como humedades en el piso, obstrucción de las áreas, iluminación insuficiente o deterioro de algún componente de la silla de trabajo.

- Mantenga el lugar de trabajo limpio, eliminando todo elemento innecesario y desinfectando todos los elementos que utilice (superficies de trabajo, teclado, ratón, pantalla, teléfono).

 

Recomendaciones frente al riesgo ergonómico

- Utilice una silla provista de cinco patas con ruedas y de altura regulable para sentarse.

- Realice ejercicios de relajación y estiramientos (pausas activas) para todos sus segmentos corporales, haciendo énfasis en cuello, espalda, cintura, manos y ojos.

- En las tareas con elevada carga informativa, es conveniente realizar pausas regulares de 10 minutos después de dos horas de trabajo continuo.

- En la medida de las posibilidades, coloque las pantallas de visualización de datos de forma perpendicular a las fuentes de luz. Las ventanas deben estar cubiertas con cortina, persiana o películas, entre otros.

 

Recomendaciones frente al riesgo eléctrico

- Evitar utilizar extensiones que no garanticen la continuidad del conductor de tierra ya que pueden generar cortocircuito. Tampoco sobrecargue los conectores de energía.

- Si algún equipo produce chispas o descargas, se debe desenchufar y llamar a una persona experta para su revisión.

- Al finalizar la jornada laboral, o al desconectar cualquier equipo eléctrico, tome el enchufe y quítelo de los tomacorrientes de forma firme, nunca halando del cable.

 

La Universidad Autónoma del Caribe les recuerda que hay que seguir manteniendo los cuidados correspondientes, incluso después de recibir la vacuna, ya que el virus no se ha ido. Seamos conscientes y más rigurosos con las medidas de autocuidado. Cuidémonos y no bajemos la guardia.

 

Por último, no olvides consultar frecuentemente el sitio web del Ministerio de Salud, en el cual encontrarás medidas preventivas e información actual y general relacionada con el Coronavirus (COVID-19).

 

Publicado en Noticias Generales

Desde hace más de un año el mundo se enfrenta ante una crisis global desatada por la epidemia de la Covid-19, una realidad que no sólo llegó de manera inesperada a infectar el sistema inmunológico del ser humano sino también su mente, recursos y entorno.

 

Este virus de significativa letalidad que ha mutado desde la salud física a sectores cómo: psicológico, social y económico, ha dejado grietas a causa de un escenario critico que ha condicionado al Gobierno Nacional a la implementación de arduas medidas solventes y preventivas que regulen a la sociedad y a su vez el incremento de contagios en esta emergencia sanitaria.

 

Una de las medidas que se tomó a nivel mundial en el 2020, propuesta por la Organización Mundial de la Salud y que resulto bastante útil, pues las cifras lo han demostrado, fue el confinamiento obligatorio regido en muchos países, donde por supuesto Colombia, no fue la excepción.

 

Durante seis meses, esta medida tomada por el Gobierno, soportada por el Comité Epidemiológico Nacional, compuesta por estrategias para reducir las interacciones sociales como el distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas, restricción de horarios de circulación, suspensión del transporte, cierre de fronteras, etcétera; redujo el incremento de muertes y casos en todo el país, gracias a un mayor control de los entes sobre la ciudadanía que se encontraba ejerciendo la mayoría de sus actividades desde sus hogares.

 

Esa misma restricción, es la que hoy meses después ante su levantamiento y el proceso de reactivación en los diferentes sectores de Colombia, está por regresar a una población que sufrió ante ella por los quiebres que trajo consigo, pero posteriormente se descuidó frente a la realidad de permanencia de un virus que no se ha ido, una realidad de insuficiencia de vacunas y que en la actualidad ha ocasionado un nuevo pico de contagio, una nueva “ola” del coronavirus, que crea de la estrategia del confinamiento la opción viable ante el abanico de soluciones para frenar de manera inmediata la propagación, discutiéndose por estos días
de alerta naranja en diferentes mesas de consenso en el país.

 

Ante esta nueva alerta que se enciende, surge la inquietud de instalar esta medida de confinamiento obligatorio, las voces se dividen, pues hay quienes opinan que ante todo se debe priorizar la salud física del ciudadano, estando a favor del confinamiento, sin embargo la pandemia también ha sacado a la luz y ha agudizado otras crisis: la social, la alimentaria, que vive gran parte de la población Colombiana incluso antes de la llegada del virus, por ende, están en contra del confinamiento y señalan que debe prevalecer la salud también emocional, económica y social por encima de cualquier cosa. A pesar que ambas apuntan al
bienestar del ciudadano, existe una pregunta que las unifica aún más: ¿Cuál sería el impacto de un nuevo confinamiento?

 

Según Fredys García, sociólogo y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, este fenómeno además de suponer una crisis sanitaria y económica, constituye una crisis en nuestras formas de relacionarnos, comunicarnos, divertirnos, dividirnos las tareas domésticas, en definitiva, en cómo estamos, pensamos y nos comportamos en el día a día.

 

Todo apunta a que, en muchos aspectos, nuestras vidas están cambiando y cambiarán para siempre, por lo que resulta imprescindible analizar cómo se vive y se siente la pandemia por las personas, cómo afecta realmente a sus vidas más allá de cifras y qué conclusiones sacan de ello.

 

“Para enfrentar el COVID no es de manera estandarizada, depende del nivel cultural, conocimiento y costumbres que tengan las sociedades. Colombia está estratificada, el comportamiento social y psicológico también está estratificado, no actuamos de la misma manera, de forma colectiva, hay condiciones particulares en cada una de las clases sociales, y esto debe tenerse en cuenta al momento de tomar decisiones. Ante el COVID, hace un año escuchábamos las noticias internacionales y no sabíamos de qué manera nos iba a impactar, pero este confinamiento total que fue extenso, trastornó nuestras actitudes, costumbres, acciones que veníamos implementando de generación en generación, por temer el contagio. Sin embargo, en los estratos 1 y 2, fue diferente no se tomó rígidamente como lo propuso el presidente y alcaldes, el comportamiento no era estandarizado, en los sures las personas seguían casi como de costumbre, pero hoy en día donde el virus aún no ha tocado, que a su vez es gran parte de la ciudadanía, este temor y autocuidado se ha perdido, ahora han duplicado esta acción y se comportan igual al resto” afirmó Fredys.

 

El COVID-19 ha acabado con una de las riquezas más grandes que existe en el planeta tierra: el ser humano. Con el confinamiento, muchos han perdido sus seres queridos, empleos y esto ha generado un aumento en los cuadros severos de depresión, y la tasa de suicidios. Convirtiéndose en una crisis traumática, del que todos seguimos expuestos, pues esta no distingue razas, género ni posición socioeconómica. Los profesionales médicos no han estado exentos de estos, pues llevan más de un año soportando una carga emocional sin precedentes que más adelante tendrán que atender y de la que el gobierno deberá priorizar la salud mentalque no ha hecho, sobre la presión que ejerce en ellos.

 

Un virus que sigue mutando a causa de ese mismo factor social que nos entorna, que lleva a la inconformidad de una realidad, pero que también aún no concientiza que depende no sólo de las medidas implementadas, vacunas de laboratorios profesional, sino de la voluntad individual que también trabaja en conjunto para enfrentar y ganarle la batalla a esta pandemia frente a una postura que exija solución pero que brinde empatía y responsabilidad, esto no
sólo desde la ciudadanía sino desde los Gobiernos hacia sus países, en los que actualmente ninguno en América Latina le asigna el presupuesto mínimo que recomienda la Organización Mundial de la Salud a la atención de la salud mental.

 

“Actualmente, se hablan de nuevos picos, otras células vinculadas del virus, sin embargo, las personas le han perdido el temor al Covid-19, de hecho, las actividades sociales se han reactivado. Esto, en un país como el nuestro donde no hay esa equidad reinante, entonces ha deteriorado la economía y se han presentado problemas de tipo social como la violencia intrafamiliar, a causa de falta de ingresos, frustración por el encierro, y que actualmente se evidencia en el disparo ya no de solo un virus, sino de la delincuencia, abuso sexual por el mismo hacinamiento. Que no es justificable, pero que da una afectación gigante al vacío psico social que existe en la actualidad y que no fue tratada arduamente desde antes", señaló el sociólogo García.

 

Aunque por ahora los estudios se concentran en cómo el coronavirus ataca a nuestros órganos, también es necesario las secuelas que dejará en nuestra mente que se verá reflejada en nuestros comportamientos sociales.

 

Esta situación, que torna complejidad en acciones solventes inmediatas en medio de ocupaciones de casi el 100% de camas Uci en muchos centros asistenciales del país, crea incertidumbres en una población que ya batalla por otros “virus” sociales que afectan a diario, pero que, para su bienestar y armonía, deberá ejecutar junto a su gobierno acciones que fortalezcan desde lo interno para aportarle a lo externo y así aproximarse a la cura de su entorno, partiendo de la cultura, la salud mental, para crear una condición resiliente en cada individuo.

 

“A futuro la situación es compleja, si hay un nuevo confinamiento extremo, con la base deteriorada que ya existe y apenas se recupera, se complicará mucho mas y la violencia, desempleo, abusos, delito se puede activar de manera exagerada, aun peor de la que se vive en diferentes zonas del país, esto principalmente por la economía en deterioro. Sin embargo, estamos acostumbrándonos a una nueva forma de vivir, que llevará un proceso y estará sujeto a nuestra condición voluntaria de enfrentamiento, dónde no debemos enfocarla en nuestro pensamiento sólo a lo negativo, sino que inclusive de resultados positivos para así llegar
materializarlos, estar sintonizados a ellos”, concluyó el docente García.

 

Comprender este fenómeno que hoy acompaña de manera inesperada a una sociedad, no sólo prima desde la sociología y psicología, sino también desde la economía, cómo es y será realmente nuestras vidas cotidianas con todos los cambios que ha sufrido a nivel mundial, y que es un factor que acompaña y ha estado influyendo abruptamente en las reacciones de todas las áreas del ser humano.

 

Las consecuencias económicas de estos momentos de pánico, que ha llevado a la toma de decisiones y cambios repentinos en conductas o compras, han dejado ver la magnitud del impacto en los sectores económicos del país, del que todos han sido vulnerables. Colombia, los empresarios, comerciantes y empleados no contaban con un plan de ahorros para afrontar la crisis de la pandemia, lo cual agudizó la sostenibilidad hasta la actualidad y reduce la proyección de crecimiento ante un posible nuevo confinamiento del que se deberán enfrentar.

 

Según, el economista Paul Hasselbrink Macias, reconocer las dinámicas de contagio actual y mitigación de este virus, que cada vez se vuelven más laxas en medio de una situación crítica y real, y que ha dado como resultado un tercer pico de rebrote en Colombia, significa efectos económicos diferentes, pero más focalizados, lo que implicaría alza de tasas de desempleos, caída económica pero también desacatos de esta medida que posiblemente no reduzca como parece el incremento de contagios.

 

“En particular, la Asociación de Bares de Colombia (Asobares) estima que de los –por lo menos- 50mil bares legales en Colombia, 20mil se declararon en quiebra en 2020, dejando a cerca de 100 mil personas en desempleo. En particular, este sector económico tiende a emplear proporcionalmente población más joven, lo cual ahondaría el desempleo juvenil en el país, el cual es uno de los más altos de la OCDE, ubicándose en 22,5%. Además, las restricciones de horarios modifican los horarios laborales, y habrá perdidas friccionales de eficiencia de forma transversal en muchas empresas de diferentes sectores, lo cual implica también pérdidas económicas para empresas y trabajadores. Hay otra dimensión preocupante de esta medida, y es que en su mayoría son los establecimientos formales que acatan las reglas (y que por lo tanto implican menos riesgo de contagio) los que van a cerrar, y establecimientos clandestinos, e irregulares seguirán funcionando, lo cual fomenta la informalidad y limita la contención de los contagios.” destacó Hasselbrink.

 

Aunque olas de nuevas medidas restrictivas a nivel mundial varían mucho entre países, dependiendo de factores importantes como avances en vacunación, sus éxitos controlando los contagios con medidas no restrictivas, y los costos políticos de decretar los encierros en los respectivos países. Del cual según el economista es muy difícil cuantificar con precisión lo que significará para la economía mundial el agregado de estas medidas, que varían conforme al contexto cambiante, el Gobierno sí puede prepararse para evitar un estado nuevamente critico del cual apenas se repara lentamente.

 

“Junto con las deterioradas finanzas públicas en Colombia y el resto de países, hacen difícil la tarea principal del gobierno en este momento: Tomar medidas económicas contra cíclicas. Es decir, ampliar el gasto con estímulos fiscales (más gasto/menos impuestos), para contrarrestar la caída económica. Ante la dificultad de eso, se tiene que pensar en medidas complementarias, como ampliar la integración comercial, y abogar por una fuerte reducción de gastos de funcionamiento del Estado, y de aquellos que no contribuyan al crecimiento de la economía real. El BID estima que las ineficiencias en el gasto constituyen alrededor de 4% del PIB, mientras que el paquete de estímulos en Colombia está rondando el 2-4%, lo cual es comparativamente muy bajo. En otras palabras, en este momento hay que hacer más con menos, y desde la ciudadanía hacer presión política para reducir gastos innecesarios, para que abrir espacio fiscal para gasto que genere crecimiento y ayude a las familias más afectadas, que entraron en pobreza por la pandemia”, afirmó el economista.

 

Aumentar la capacidad de testeo masivo y rastrea miento de contactos, campañas de cumplimiento junto al sector privado para el uso de tapabocas y control efectivo de aforos para el distanciamiento y aumentar las capacidades instaladas del sector hospitalario, fueron otras de las medidas propuestas por el economista Paul Hasselbrink no sólo para seguir mitigando los contagios sino para ayudar acorde las necesidades del sector que también
apunten a desborde del sistema de salud.

 

Este es un virus sin precedentes en nuestra vida, que requiere respuestas sin precedentes, ha creados cambios de consumo masivo, pero que no sólo ha afectado a grandes empresas, también a emprendedores nacientes, muchos de los cuales han dejado de vender y tienen muy deteriorada su liquidez, mientras que otros incluso nacieron durante esa época de cuarentena, y las iniciativas tecnológicas como el uso de redes sociales son las que han facilitado de cierta manera consolidarse en medio la situación actual y seguir en ellos.

 

Según William Suarez, consultor empresarial, magister de innovación y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, una de las principales fallas por las que las cuales las empresas fracasan es por razones financieras, estructuración de negocios y sobre todo no alinear el modelo de negocio con el cliente final, del cual se deberá estructurar de la mano de las tecnologías digitales para así poder escalar y llegar a objetivos económicos y de
perduración.

 

“Hoy el internet permite que nos acerquemos al cliente y más que desistir de ese negocio que inició en plena pandemia a causa de desempleo y han tomado la decisión de mirar el emprendimiento como un reto de vida, la mejor recomendación es dotarse de todas las tecnologías que es lo que permite que el negocio pueda avanzar y que el producto se pueda hacer conocer. Hoy es importante conocer de marketing digital, conocer cómo funciona la logística, la atención directa y el servicio el cliente y altas expectativas, pero sobre todo entender que hay cambios drásticos y continuos en la sociedad aun mas frente a la pandemia. Eso invita a que, de alguna forma, podamos crear un nuevo comportamiento en el consumidor o por lo menos entender como van a consumir en este COVID-19”, compartió William.

 

El riesgo ante esta situación de alta incertidumbre también se puede reducir en este sector, que ofrece la oportunidad de innovar y generar ingresos, entendiendo las tendencias del mercado, construyendo un negocio viable que a su vez permita mantenernos productivos y contrarrestar parte de la afectación económica, que permita acelerar la reconstrucción económica y social para la salida de la crisis de los sectores tradicionales y no tradicionales.

 

“Hay que entender que el confinamiento y demás medidas puede afectar el sector, que son medidas donde primero prevalece la vida, pero que el impacto económico sin duda alguna será la presentación económica de ellos, por eso, podemos recuperarlos alternando, desarrollando y forjando nuevos canales, en el cual desde lo digital podamos acércanos al cliente, dejando de depender de la presencialidad. Hoy las herramientas están hechas allí. Si bien esto, no todas las empresas, pueden vivir o impulsar 100% de estos canales, si pueden optimizar con el trabajo remoto para temas operacionales, usar el E-commerce como un
medio de hacer el llegar el producto físicamente pero que también eduque al consumidor, trayendo muchos beneficios al sector”, destacó Suárez, coordinador del Centro de Emprendimiento de Uniautónoma.

 

Este debate que hoy se surge tras las noticias de esta posible implementación en el país, sin duda alguna, quedará abierto ante la imposibilidad de definir a ciencia cierta si el mecanismo para reducir la tasa de contagio, el confinamiento, resultará efectivo o por si lo contrario esta vacuna resultará siendo igual o peor que esta enfermedad, un virus que se metió en nuestra sociedad, cuerpo, mente, hogar, familia, empleo, comercio y del que desde ya debemos y podemos ir disminuyendo su impacto concibiéndola como real y tomando acciones inmediatas para enfrentar el proceso. VVC

Publicado en Noticias Generales

La comunidad académica de la Universidad Autónoma del Caribe es consciente de que uno de sus pilares fundamentales es la responsabilidad que tenemos de afrontar las necesidades de la comunidad y ofrecer soluciones que mejoren la calidad de vida de las personas. En esa línea de pensamiento, los estudiantes de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, Nicolás Vásquez y Mauricio Pacheco, crearon una Cabina Automatizada de Desinfección, para combatir la COVID-19.

 

Este prototipo es desarrollado en momentos en que Barranquilla enfrenta una tercera ola de contagios y se vuelven necesarios espacios que brinden bioseguridad a las personas.

 

La cabina. La cabina cuenta con diferentes sensores que la hacen trabajar de una manera autónoma, posee sensor de temperatura y de presencia, controlados por una tarjeta de sistema incrustado. Tiene un tanque de almacenamiento de líquido desinfectante de hasta 30 litros, con los que pueden desinfectarse alrededor de 1.680 personas.

 

La cabina tiene unos parámetros para determinar el rango de temperatura de las personas. Si están por debajo de 37,8, se encenderá una luz verde que indica que puede continuar a la parte desinfección; si la temperatura está por encima de 37,8 entonces será una luz roja la que se encenderá, para alertar sobre la fiebre. Al momento de entrar a la cabina un sensor de movimiento detecta la presencia de la persona y le brinda un par de segundos para ubicarse correctamente dentro. Una motobomba se encarga de transportar el líquido que desinfectará al usuario para completar el proceso.

 

El líquido desinfectante que se utiliza en el proceso es el NSO (Nebula Superficie Orgánica), un componente del aceite de tomillo. El NSO está compuesto de extracto de aceite esencial de tomillo y citrato de sodio, es una mezcla natural de compuestos a partir de aceites esenciales naturales. Es un producto biocida, bactericida, fungicida y viricida de amplio espectro. Este producto se comparó con otros que también se utilizan para desinfección y se obtuvo que es el más indicado. Ya que no es nocivo para la salud, no irrita la piel, no tiene olor fuerte, y es a base de aceites naturales.

 

Componentes de la cabina.
- Láminas de Zinc.

- Tubos de aluminio.

- Nebulizadores.

- Canaletas.

- Motobomba.

- Mangueras.

- PVC.

- Tablet de 7”.

- Display LCD.

- Cargador de 12v.

- Producto desinfectante NSO.

- Raspberry Pi Zero W.

- Sensor de Presencia.

- Sensor de Temperatura.

- Luces led de color verde y rojo.

- Relé.

 

Funcionamiento.

Este código fue escrito y desarrollado en el lenguaje Python y su plataforma de desarrollo fue el sistema operativo Raspberry Pi OS, siendo este una distribución del sistema operativo GNU/Linux basado en Debian. El código consiste en censar la temperatura y presencia para determinar una persona puede utilizar la cabina. Dependiendo de estas variables, se encenderán testigos lumínicos y la motobomba para desinfectar a la persona.

 

Para la Universidad Autónoma del Caribe la investigación en uno de sus pilares fundamentales, por eso estimula los procesos y los proyectos que se desarrollan en las aulas, con el acompañamiento del cuerpo docente. De esta forma, la Institución da solución a los problemas de la sociedad, en su labor de mejorar la calidad de vida de las personas.

Publicado en Noticias Generales

Para toda la comunidad Uniautónoma.

 

Reciban un cordial saludo.

 

La Universidad Autónoma del Caribe, en atención a las medidas adoptadas por las autoridades locales, de cara a la siguiente fase de pandemia por la COVID-19, debido al aumento en las cifras de contagio, y en cumplimiento de los protocolos de bioseguridad adoptados por la Institución, se permite informar las siguientes disposiciones de estricto cumplimiento para toda la comunidad educativa, a partir del día de mañana 25 de marzo a las cero horas:

 

• En cabeza de la Rectoría, Vicerrectoría Administrativa y Financiera, y la Vicerrectoría Académica, no estaremos asistiendo de manera presencial a la Institución, a no ser que sea estrictamente necesario hasta tanto pase esta nueva fase.

 

• Para toda la comunicada educativa, dar prioridad a la ejecución de trabajo remoto en casa, la presencialidad solo para casos estrictamente necesarios.

 

• Se suspenden actividades académicas en alternancia presencial.

 

• Se suspenden actividades presenciales de los grupos de estudiantes dirigidos por Bienestar Institucional.

 

• Evitar la presencialidad de personal con comorbilidades asociadas a COVID 19.

 

• Suspensión temporal del campeonato y actividades deportivas en el Polideportivo hasta nueva orden.

 

Nuestra Casa de Estudios continuará trabajando para brindarles a nuestros estudiantes una educación de calidad y una formación integral. De igual forma seguiremos cuidando la vida de nuestros colaboradores, parte fundamental en el crecimiento de nuestra Institución.

 

Atentamente, 


Antonio José Prada Castellanos

Vicerrector Administrativo y Financiero (E)

Publicado en Noticias Generales

Con el fin de promover e incentivar un comportamiento responsable frente la nueva realidad PosCovid - 19 en la ciudadanía barranquillera, la Cámara de Comercio de Barranquilla lanzó una convocatoria académica 'Imagina, Ideas para tu Ciudad' que fue ganada por Rachell Parrado Díaz, estudiante de noveno semestre de Comunicación Social - Periodismo de nuestra Casa de Estudios.

 

Esta iniciativa buscaba "soñadores con soluciones innovadoras que ayuden a modificar los patrones de conducta de la ciudadanía". La propuesta ganadora de Rachell se llama 'La verbe ciudadana', una idea y solución innovadora que representa la creatividad e idiosincrasia Barranquillera a través de su forma y colores, pero a su vez, la reafirma con la propuesta única de comunicar y educar por medio de este primer vehículo que actúa como canal de comunicación de doble vía para la ciudad, motivando, promoviendo el auto cuidado, la disciplina del uso de los protocolos de bioseguridad por medio de autoparlantes, pero también brinda información de interés y escucha las preguntas y/o sugerencias de la comunidad.

 

“Esta idea significa para mí una gran oportunidad para promover este mensaje de cuidado y prevención frente a la Covid- 19 de una manera más eficaz, llevando este mensaje a los barrios más vulnerables de la ciudad, ya que se venía realizando cuadrillas o uso de megáfonos, pero sentía la necesidad de implementar un medio más efectivo que llegara de manera masiva y diferente a los existentes para promover esta cultura de cuidado en la ciudad.” manifestó la joven ganadora, de 24 años.

 

Cabe mencionar, que esta iniciativa se ha sumado a la fundación La Cuadra Bacana, dónde anteriormente esta joven Barranquillera hace parte, y por medio la cual ofrece participación activa de voluntariado, lo que le permitió conocer previamente más a fondo y detalle las problemáticas que demanda muchas comunidades de la ciudad, creando también ese interés único por solventar estas necesidades.

 

“Hacer voluntariado me ha permitido conocer más la realidad del sur de la ciudad, sobre todo del Sur Oriente, dándome cuenta que en estos sectores muchas personas no tienen acceso a internet, a redes sociales o no cuentan con un teléfono inteligente para acceder a la información que pueda publicar la alcaldía o la secretaría, por esto lo quería lograr con la Verbe” compartió Rachell.

 

La comunidad del barrio La Luz, situada en el Sur Oriente, fue la primera en disfrutar del lanzamiento de la Verbe Ciudadana, una experiencia que permitió a esta comunidad informarse y aclarar sus dudas de una manera diferente, y sin el uso de internet sobre prevención y autocuidado para la reapertura segura y sostenible de los diferentes sectores económicos en los barrios de Barranquilla.

 

Este Medio de comunicación móvi, espera mantenerse vigente y reducir la brecha de desinformación local, pero también llegar con su colorido e ideas no sólo a los rincones del Atlántico sino también del país, mejorando significativamente las interacciones entre los vecinos con las diferentes problemáticas existentes en el día a día de las comunidades e impulsando comportamientos responsables individuales y colectivos frente a la COVID-19 y demás realidades; porque para la Verbe Ciudadana “la comunicación es la clave”, aseguró Rachell.

 

La propuesta de la joven fue seleccionada por la Oficina de Cultura Ciudadana de la Alcaldía Distrital de Barranquilla y la Fundacion FinSocial, para hacer realidad su deseo de aportar a Barranquilla y su área metropolitana. VVC

Publicado en Noticias Generales
Martes, 23 Marzo 2021 07:31

PosCovid - 19 y Salud Mental

Tras un año de haber enfrentado una situación de salud pública tremendamente impactante como la pandemia por Covid-19, emerge una tendencia que considera la situación actual como postpandemia, asociada tal vez, con el inicio del proceso de vacunación y el balance de algunos sectores sobre los aprendizajes que se han logrado a la fecha. Ello no elude, las crecientes cifras de los últimos días, que nos recuerdan que nos encontramos en un punto crítico donde hay que mantener o mejorar las medidas de protección a la población.

 

Frente a los aprendizajes alcanzados, hoy podemos afirmar con evidencia, que la salud mental es tan importante como la salud física, que una buena gestión gubernamental combinada con un sistema de salud robusto y una adecuada respuesta ciudadana, pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

 

En los albores de la pandemia, fueron frecuentes las quejas por síntomas como: miedo persistente a enfermar o morir, incertidumbre, frustración e impotencia, problemas para conciliar el sueño, consumo de sustancias psicoactivas como alcohol y drogas, conflictos familiares, dolores físicos, sentimientos de soledad y desamparo, entre otros. Esto lo ratifico el Ministerio de Salud cuando reporto desde la línea 192, alrededor de 1.630 atenciones en salud mental durante el período de aislamiento preventivo del 2020. Siendo la ansiedad, el estrés y la violencia intrafamiliar los principales motivos de la atención.

 

Estas consecuencias bien pudieron estar asociadas tanto al riesgo de exposición y contagio de sí mismo y de los seres queridos, a la ausencia o sobre exposición a noticias relacionadas con la pandemia, como al proceso de ajuste asociado a las medidas de restricción de la libre movilidad y distanciamiento social. Malestares que pudieron ceder con el paso del tiempo con o sin la ayuda de conductas de autocuidado.

 

Infortunadamente, no todas las personas lograron adaptarse a la llamada “nueva normalidad” y los problemas y trastornos mentales hicieron su aparición. Vale anotar que para que esto ocurriera, deben participar en la ecuación factores biopsicosociales que se constituyen en condiciones de vulnerabilidad para el sujeto. Dicho en otras palabras, si existía una historia de problemas o trastornos mentales, aspectos biológicos y/o problemas psicosociales previos a la pandemia, las nuevas condiciones crearon un contexto propicio para enfermar o recaer.

 

En un estudio realizado en el territorio nacional por la Universidad Autónoma de Barcelona y el Colegio Colombiano de Psicólogos entre otras instituciones, se identificaron síntomas de ansiedad (27%), somatización (32%), soledad (21%) y depresión (34%) en una muestra de cerca de 1.400 personas de la región caribe.

 

Aunque el estudio mencionado no sólo pretendía identificar los efectos en la salud mental y estilo de vida durante la pandemia sino aportar datos sobre los efectos positivos en la salud mental (relaciones con los demás, fuerza personal, cambio espiritual, nuevas oportunidades, aprecio por la vida, resiliencia), la situación alerta sobre las necesidades de la población afectada, sin mencionar a las personas que experimentan los efectos neuropsicológicos del Covid, quiénes desmejoraron sus condiciones laborales y salariales, los que perdieron a uno o varios seres queridos, las personas de la tercera edad, los profesionales sanitarios, entre otros.

 

Por todo lo anterior se espera que los entes territoriales de la región fortalezcan sus equipos de atención psicosocial, que los planes de los consejos de salud mental se articulen con el anterior escenario y trabajen sobre datos emanados no sólo de investigaciones sino de los reportes de los prestadores de servicios de salud. Asimismo, que tanto el sector privado como el público privilegien acciones e inversión para la promoción de la salud mental y la generación de conocimiento que pueda traducirse en herramientas de intervención y rehabilitación psicosocial, así como en contenidos útiles para la educación de la comunidad.

 

Es muy importante reforzar que la salud mental es más que la ausencia de un trastorno, que implica mantener estilos de vida saludables, buenas relaciones sociales, aportar activamente a la sociedad y contar con estrategias que nos permitan afrontar las circunstancias de la vida.

 

No es cuestión de excentricismo ni de clase social, dedicar un poco de tiempo al cuidado de nuestra salud mental; al reconocimiento de nuestras emociones, a incorporar prácticas de autocuidado en nuestra vida diaria, tampoco es cuestión ajena, pensarnos como partícipes de una sociedad democrática, capaz de exigir un servicio de salud acorde con las imperiosas necesidades que nos deja la pandemia. Betty Ruiz Ruiz, directora del programa de Psicología de Uniautónoma.

 

 

Publicado en Noticias Generales

Para la Universidad Autónoma del Caribe la familia, la reforma política, la libertad de expresión en los medios y la nueva forma de hacer cine son motivos para el despliegue de video conferencias y la moda también lo es.

 

Por esa razón, se llevó a cabo el XII Encuentro de Investigación e Innovación Inmoda, este lunes 23 de noviembre de 2020, desde nuestro Observatorio de Renovación Urbana, ORU, teniendo como anfitrión al docente Pablo Yepes. Desde las 2:30 de la tarde inició este encuentro virtual, con el propósito de analizar la actividad invesitgativa desde este campo.

 

El vestuario fue el eje temático de este conversatorio. Siendo el Investigar sobre su historia y su aplicabilidad en el diseño la primera ponencia, por cuenta del diseñador de modas y especialista en estética William Cruz, con la moderación del experto en marketing de modas Danilo Cañizares.

 

De acuerdo con Cruz, “la gente asume que la historia de la moda es una narración lineal sobre los cambios de la silueta, pero en realidad es la historia de los cuerpos, de la higiene, como elementos válidos para entender la sociedad”, dijo.

 

El investigador y escritor especializado en este tema añadió que “Los diseñadores son creadores muy visuales y la invitación es a expandir ese universo de referencia, no sólo esté compuesto por lo visual sino también de palabras y hechos”.

 

La siguiente conferencia se dio a las 3:30 de la tarde fue con la diseñadora industrial, doctora en Diseño y Creación Claudia Fernández y se dio bajo el nombre de La identidad artefactual del vestido al interior del pensamiento de Diseño.

 

Para Fernández, “el cuerpo es una mediación entre el individuo y la sociedad y a veces funge como n máscara que lo mantienen oculto, en un espacio de posibilidades. No nos quedamos como nacemos, siempre estamos en potencia de ser algo más”, consideró Fernández.

 

De hecho, para Fernández, si el cuerpo es un espacio de posibilidades, el vestido es el elemento posibilitador, es decir que puede hacer del cuerpo cualquier cosa del cuerpo”, agregó y aseguró que un vestido, por muy genérico que sea, siempre será distinto, pues una vez la persona se adueña de él y o luce, “generará sensaciones distintas”.

 

Una hora más tarde, a las 4:30 de la tarde, el turno fue para Diego Guarnizo, diseñador de producción, director de arte y diseñador de vestuario para televisión, cine y teatro. Su tela investigación del vestuario en la dirección de arte.

 

De acuerdo con Guarnizo, “si se le baja el volumen al televisor, todo lo que ves es diseño de arte: escenografía, utilería, vestuario y todo lo demás. Todo es un trabajo conceptual y marca cánones que al final terminan siendo uno sólo y es contar a historia, respetando una audiencia. Es para ellos que todo esto se construye”.

 

Colombia, Suramérica y todo el mundo aún se inspiran en todo lo que ven en la pantalla, por eso hay que tener mucho cuidado con el vestuario que se le pone a los actores, porque no se trata sólo de entretener, sino de educar, al informar cómo se vestían y en cierto espacio”, terminó Guarnizo.

 

Esta nueva serie de conversatorios fueron transmitidas con el apoyo de nuestro rector, Mauricio Molinares Cañavera, su equipo administrativo; la Oficina de Nuevas Tecnologías y la Dirección de Comunicaciones y Marketing. Las charlas continúan mañana, martes 24 de noviembre, desde las 3:30 de la tarde, con el experto Juan Pablo Rodríguez, con su tema Taller conociendo el burilado. Te esperamos. JSN

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones