MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
(605) 3853400

En el marco de la conmemoración del Día del Abogado, presentamos al egresado Alberto Chegwin, como ejemplo de que nunca es tarde para cumplir nuestras metas

Martes, 22 Junio 2021 08:41
Valora este artículo
(2 votos)

Los egresados de la Universidad Autónoma del Caribe siguen demostrando la excelente preparación académica que brindamos a través de sus grandes logros. En esta ocasión, tras la conmemoración del Día del Abogado, destacamos al egresado del programa de Derecho, Alberto Chegwin Vergara, quien decidió ser profesional de la ley a sus 46 años, evidenciando que, no hay un tiempo específico en la vida para formarse, alcanzar objetivos o cumplir propósitos.

 

“Mi caso es muy particular porque yo entro a estudiar Derecho con dos carreras encima. Soy Ingeniero Mecánico y tengo una formación en Administración de Empresas. Entonces, fue una decisión extremadamente consciente y con esto no quiero decir que las demás son inconscientes, sino que con esa edad uno tiene más claridad de lo que es y no es, lo que hizo y lo que no hizo y lo que le interesa”, relató Chegwin.

 

“Definitivamente Derecho es la carrera de base para muchos, pero sobre todo una carrera muy complementaria. Hoy digo que absolutamente todas las profesiones, al que estudie Piscología, Medicina, Arquitectura, Ingeniería o cualquiera de las formaciones del saber, que deberían complementarse con Derecho. Entre otras cosas, porque somos un país para abogados, no un país de abogados, sino PARA abogados. Colombia tiene algunas complejidades desde el punto de vista normativo y por eso vale la pena trascender y trasegar el camino que nos corresponde a través de la vida, sabiendo y entendiendo qué significa y qué es lo que se pretende desde lo legislativo cuando salen esta cantidad de normas, algunas ya obsoletas, unas con intenciones muy definidas y otras que a la final terminan denotando cosas distintas a lo que el legislador pretendió en el momento en que las pensó”, agregó.

 

Chegwin Vergara indicó que estudiar Derecho le cambió la forma de pensar, de atender la vida y de ver más a fondo lo que sucede a su alrededor. Así mismo, dijo que con el paso del tiempo se ha dado cuenta que habría afrontado algunas situaciones de manera distinta, habría solucionado muchos conflictos o momentos que se le convirtieron en dificultades de una forma muy diferente y simple si se le hubiera dado por estudiar Derecho más temprano.

 

“Puedo decir que hoy, por primera vez, incluso después de haber sido funcionario y de hacer parte de quienes ostentamos un cargo de elección popular, entiendo mucho más lo que está sucediendo en la política del país”, expresó Chegwin.

 

Cabe mencionar, que el abogado a medida que desarrollaba sus estudios tuvo la oportunidad de conocer a juristas importantes, a muchas personas que ocupan cargos directivos y de gran responsabilidad en las altas cortes, quienes lo apoyaron, le enseñaron y lo animaron a que terminara la carrera. De tal manera, que contribuyeron a su proceso de formación permitiendo que tuviera su bufete de abogados tiempo antes de graduarse.

 

¿Cómo recuerda su paso por la Autónoma?

“Increíblemente elegí la Universidad Autónoma del Caribe accidentalmente y a la final es lo mejor que me ha pasado. Antes tuve una primera opción, pero alguien en algún momento me recomendó que hiciera el proceso en la Autónoma cuando no estábamos en pandemia. Sin embargo, con la situación del COVID-19 pude hacer el procedimiento de forma virtual y me fue de maravilla. Hice el 100% de mis trámites no presenciales porque estaba por fuera del país en ese momento. Entonces, me acogieron y atendieron excelente. Después conocí al cuerpo de docente, a toda la estructura administrativa que me acompañó a través de la carrera y hoy soy agradecido con la vida por ponerme seres humanos tan especiales, cálidos y cariñosos en el camino”, compartió el abogado.

 

El egresado manifestó que en Uniautónoma vivió experiencias y recuerdos muy positivos, ya que se encontró con personas extraordinarias, amables e interesantes. “Definitivamente fue un renacimiento para mí y fue un rencuentro con la academia. Además, hubo varios foros enriquecedores que organizó la doctora Rosa Gutiérrez. Le recomiendo a los jóvenes y a los no tan jóvenes como yo que no lo piensen ni un segundo, que lo hagan como formación de base o como formación complementaria, pero si tienen la oportunidad den gracias a Dios, pasen por la Autónoma y por la carrera de Derecho que es maravillosa”, concluyó Chegwin. MMG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visto 4829 veces