MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 (605) 3853400

En el marco de la jornada “Mujer UAC en la ingeniería” el segundo segmento estuvo liderado por Danna Betancourt Martínez, egresada del programa de Ingeneria Industrial de la Universidad Autonoma del Caribe.

 

Esta conferencia, titulada “Diseño de una cadena de suministro verde para la disposición final de llantas usadas que permita mitigar el impacto ambiental en la ciudad de Barranquilla” fue el tema a elección de la egresado, quien señaló que en su desarrollo como proyecto de grado de maestría, generó un impacto en su vida que es necesario compartir.

 

Este proyecto que ya se encuentra publicado en revistas científicas nacionales e internacionales, surgió a causa de la problemática y necesidad ambiental en la capital del Atlantico generada por las llantas usadas desechadas en zonas no aptas y sin destino final de reutilización o re fabricación de las propiedades físicas o técnicas de este producto.

 

La egresada, abrió la conferencia con la explicación del funcionamiento de lalogística verde, base principal de este proyecto con finalidad sostenible. Compartió, que esta cadena de suministro de ciclo cerrado, tiene como objetivo resguardar, seguir produciendo a través de la conservación de residuos sólidos integrales o reutilizables.

 

“Lo que busqué con este proyecto es reducir el impacto ambiental en el transporte, a través también de un enfoque diferente al ciclo de vida del producto, quería que en vez de desechar esa llanta poder reutilizarla y por qué no ingresarla a una cadena de suministro nuevamente” explicó Betancourt.

 

La ingeniera industrial, indicó que este proyecto de investigación, mostró la estrategia de disposición final de llantas usadas a través de un análisis del estado actual, en donde Betancourt verificó y caracterizó el procedimiento que se venía realizando en cada uno de los establecimientos, para posteriormente diseñar la cadena de suministro verde por medio de moderación matemática, para utilizar la rentabilidad, el costo del diseño la red y con ello la disminución de la emisión del CO2 y establecer estrategias de aporte al medio ambiente a través del reciclaje y reutilizacion.

 

Posteriormente, señaló que a pesar que en Colombia la OEM automotriz enfoca su política de gestión ambiental en procesos internos de producción se ha evidenciado que pocos proponen estrategias de control de llantas usadas.

 

“En la OEM automotriz están muchos más interesados en disminuir los desperdicios internos que se genera de todo el proceso de fabricación y reducción del uso de disolventes, ahorros energéticos, pero muy pocos están asociados a la gestión logística donde se involucre no sólo al fabricante sino también a sus distribuidores que están implicados directamente en el desecho de las llantas usadas” enfatizó la Ingeniera.

 

Adicionalmente recalcó que aún se desconoce el impacto importante que esto causa en el medio ambiente, incluso en la generación desde incendios por la proliferación de gases peligrosos como el dióxido de nitrógeno, el azufre, hasta enfermedades, como la producción de mosquitos como el dengue, sika, chikungunya.

 

“La generación semanal de llantas usadas fue un tema que en una encuesta que se aplicó solamente a 91 establecimientos, que fue la muestra que se halló, el 44% la generaban servitecas y el 31% llanterías. Con una participación importante de servitecas en una cantidad neta de 503 cantidades aproximadamente. También se pudo ver el destino final de las llantas usadas en los establecimientos encuestados, donde el mayor parte ellos se encargan de botarlas en basureros o designar un lugar para desecharlas, generalmente en las calles. Solo un 22% dice que reutiliza en la medida que es posible y comercializa en los cambios y reventas y el 13% vende a recicladores de calles, carromuleros”, añadió.

 

Finalmente, Betancourt demostro a través del modelo de localización, ruteo, trituración mecánica y gráficos de su estudio, la falta de control que existe de estos productos, con el fin de crear una concietizacion ambiental a los asistentes y empresas, que a su vez fue motivación principal para definir la bodega que abrió durante el estudio de su proyecto para optimizar y disminuir el mal proceso, como así la resolución de un modelo para la distribución sostenible de llantas usadas. Sin duda alguna, la presentación de este proyecto ocurrida el pasado Viernes 23 de abril en esta conferencia virtual, evidencia el liderazgo y disciplina de esta egresada orgullo de la Universidad Autonoma del Caribe. VVC

Publicado en Noticias Generales

La Dirección Nacional de Derecho de Autor, por medio de la Oficina de Registro, le otorgó registro de soporte lógico al Software Reciclón. Este software es el resultado de un proyecto de grado del programa de Ingeniería Mecatrónica titulado: ‘Robot Móvil Clasificador de Metales y Papel Elaborado para Facilitar la Enseñanza del Curso de Robótica en la Universidad Autónoma del Caribe’.

 

Reciclón es un software que permite identificar materiales hechos de papel y metal. El robot posee un brazo mecánico mediante el cual toma las muestras, y según su masa y densidad las clasifica. Es capaz de esquivar obstáculos y se desplaza por cualquier tipo de superficie plana. El prototipo podrá ser utilizado por los estudiantes en los laboratorios de Mecatrónica.

 

Este proyecto fue dirigido por el ingeniero Jean Pierre Coll Velásquez y como co-tutores los ingenieros Javier Jiménez y Kelvin Beleño, y los egresados José Hernández, Juan Márquez y Alex Monsalvo.

 

Software Reciclón (2).jpeg

 

¿Cómo surgió Reciclón?.

El ingeniero y docente a cargo del proyecto, Jean Pierre Coll, contó acerca de cómo surgió la idea de Reciclón “durante un tiempo en el que estuve viviendo en Irlanda, me dí cuenta de que los países desarrollados aprovechan cualquier tipo de recurso para extraer la mayor cantidad de energía y materiales posibles. En los países escandinavos existe una buena metodología de reciclaje y buenas prácticas encaminadas a ello. Fue así como se me ocurrió la idea de producir un prototipo que trabajara por sí solo haciendo reconocimiento de distintos tipos de desechos para reprocesamiento y reutilización”.

 

¿Qué viene para Reciclón?.

Hasta el momento, el robot solo es capaz de identificar objetos de papel y metal. Sin embargo, desde la facultad de Ingeniería se comenzará a trabajar en una segunda fase que conlleve a la evolución del prototipo, integrando inteligencia artificial para que el robot, a través de visión artificial, reconozca los “shapes” (formas) y clasifique diferentes tipos de desechos y/o materiales como bolsas de comida, recipientes plásticos, latas de bebidas/alimentos, entre otros. También se planea modificar su morfología para que pueda acceder a terrenos más complejos. Posterior a ello "la idea es trabajar para patentar el proyecto y poder comercializarlo a futuro", afirmó el docente Jean Pierre Coll. 

 

Software Reciclón (3).jpeg

 

“Con estos productos de innovación demostramos que la universidad se encuentra a la vanguardia. Cada vez nos posicionamos más en los rankings que evalúa Colciencias, el MinEducación y todas las autoridades competentes de certificación y acreditación de alta calidad en Educación. El conocimiento, la investigación y desarrollo son el principal resultado que debe originarse en una universidad. Aquí siempre ha estado el conocimiento, al igual que el ímpetu de nuestros estudiantes, lo cual ha permitido materializar tal y como deseamos todas nuestras ideas”, destacó el docente.

 

Jean Pierre Coll Velásquez es Ingeniero Mecánico, especialista en Gerencia de Proyectos de Ingeniería, Magíster en Ciencias de la Ingeniería Mecánica con énfasis en Conversión de Energía, con un diplomado en Pedagogía Universitaria. Actualmente estudia Inteligencia Artificial becado por MinTIC y cursa el pregrado de Ingeniería Mecatrónica en la Universidad Autónoma del Caribe. VSC

 

Publicado en Noticias Generales

La economía circular es una modalidad que ha llegado a la moda para quedarse; esta implica alquilar, compartir, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos, generando en ellos un valor agregado y de esa manera, alargar su vida útil. Todo esto respondiendo a que la industria de la moda, no solo es contaminante si no muy derrochadora.

 

De forma inicial, esta industria ha implementado el modelo económico lineal, es decir, ‘producir-usar-tirar’, todavía predominante, y que da lugar al concepto de ‘moda rápida’, que cada año genera más de 1.200 millones de toneladas de emisiones de efecto invernadero, entre otros impactos al medioambiente.

 

En busca de una moda sostenible, la docente del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe, María Cecilia López, ha generado un proyecto que responda a esta nueva modalidad. La propuesta habla sobre un closet virtual donde los usuarios tendrán acceso a un millar de prendas por unos costos mucho más bajos a los de una tienda física. Dichas prendas no tendrán propietario, es decir, estarán disponibles para alquiler.

 

Con esto, la docente busca que la industria de la moda funcione de la misma manera de la naturaleza, donde todo lo que se produce se reutiliza “por ejemplo, cuando los árboles dan fruto, los pájaros comen dicho fruto dejando caer la semilla que, al caer al piso, genera una nueva planta, que también dará alimento y sombra”.

 

Industria de la moda 3.jpg

 

Llevándolo al contexto industrial, se espera que todos los desperdicios que quedan de la realización de un producto, se conviertan en la materia prima de uno nuevo. Por otra parte, la docente busca incluir a sus estudiantes en esta modalidad, no solo en el área de la sostenibilidad sino también en lo que se podría convertir en un nuevo mercado emergente.

 

“Pensando en toda la moda como un gran proceso, este proyecto también está pensado para generar una conciencia en los diseñadores, al momento de realizar sus creaciones, que se interesen por crear productos muchos más duraderos y de una mejor calidad”, explica María Cecilia, también diseñadora de modas.

 

Por otra parte, la docente buscó medidas más inmediatas para la implementación de este proyecto. Explicó que está “muy cercana a una empresa que comercializa textiles. Las muestras con las que las elaboran no son pedacitos pequeños y entre ellas hay telas de altísima calidad que, lo común, es que sean desechadas. Por ende, he buscado la manera de convertir esas muestras en un insumo para un nuevo producto. Ya hemos hecho distintas clases de cojines y otros artículos de allí”.

 

Para que el proyecto siga creciendo, María Cecilia espera poder unirse a una fundación y crear talleres de confección, abriendo oportunidades de recreación a comunidades necesitadas por medio de una actividad sostenible. Los productos que sean producidos, podrían ser comercializados para el mismo sostenimiento de la entidad.

 

Industria de la moda.jpg

 

En cuanto a la creación del proyecto, la diseñadora resalta el acompañamiento que le ha brindado la Universidad, al siempre mostrar el camino por el que debe seguir y materializar su idea.

 

En la Universidad Autónoma del Caribe te ofrecemos la posibilidad de conocer más sobre la industria de la moda y formarte profesionalmente para ser un diseñador exitoso. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO