MENÚ
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 (605) 3853400

La historia de Fidel Bassa cautivó a la audiencia que atenta no dejaba de comentar en la plataforma de Facebook Live, reconociendo que los sueños no se dan por sentado, hay que irlos a buscar.

 

El conversatorio liderado por dos de los egresados de nuestra Universidad Autónoma del Caribe y ganadores del Premio Simón Bolívar, Estewil Quesada y Fausto Pérez, quienes dialogaron y compartieron los recuerdos del Campeón Mundial de Boxeo Fidel Bassa.

 

Fidel que pasó de vender arepas en los buses en el municipio de Luruaco, recibió la visita de su tío Lucio y encantado ahorró y se fue a vivir con él a Barranquilla, su estadía lleva el sello de cómo pasó de vender pescados a Boxeador.

 

“En el amateurismo hice 16 peleas, entre las 16 fui campeón nacional, y eso me marcó porque bueno sí ya me están dando toda esta oportunidad y saliendo en la prensa, esto va para grandes cosas y desde ahí me metí en 100% a este deporte porque esta es la oportunidad para sacar a mi familia adelante”. Fidel contó cómo a pesar de ser bueno en el Boxeo, sus compañeros de entrenamiento vestían y andaban mejor que él, fue ahí donde decidió dejar de vender pescados, que era su sustento diario, a tocar puertas en empresas.

 

“En el gimnasio donde yo entrenaba había un muchacho que yo sabía que le daban permiso en la empresa donde él trabajaba, me hice amigo de él y le pedí que me llevara con su jefe. Me dijo que no, que tenía prohibido llevar personas, en ese momento lo que hice fue volverme más amigo de él, lo invitaba a comer patacón, que la empanada, me lo fui ganando a tal punto que no podía decirme que no, y volví a insistir: llévame allá, le pedí que entrara y que yo hacía como si llegara solo, que él me hiciera señas”, relató el excampeón.

 

Fidel Bassa se sentó y esperó pacientemente la primera hora, en la segunda vuelta al reloj su impaciencia estaba ya arrasando, así que se armó de valor y tocó el timbre. “Toqué duro, claro porque uno no puede llegar nervioso, te ven negrito y con afro y te echan, así cuando la señora que atendía salió a abrirme yo le hablé fuerte ‘soy el campeón nacional y quiero hablar con el señor Billy Chams’ cuando yo dije así, la señora salió corriendo y a los cinco minutos yo estaba reunido en una oficina, y sabes, cuando pasó por su casa, aún miro la piedra en la que yo me senté a esperar”, dijo.

 

Su trayectoria profesional y sus éxitos posteriores se deben a su esfuerzo, que sin duda es una historia digna de un documental televisado y por qué no volverla a escuchar de sus labios, revive la entrevista a Fidel Bassa con este enlace: https://www.facebook.com/uniautonoma/videos/377771946915192/

 

Historias increíbles son las que persiguen a diario los periodistas, y cómo no rescatar el lado humano que yace en los deportistas, al finalizar la conmovedora historia de vida, se dio el paso a tratar el periodismo deportivo bajo los siguientes cuestionamientos.

 

¿Cómo lograr buenos resultados al contar una historia?, Fausto Pérez, egresado de nuestra casa tomó la vocería y comentó que no existe una clave, pues hay personas que trabajan toda la vida y no les llega el éxito, lo importante para él, es llevar una vida edificante que te permita hacer lo que quieres hacer recorriendo el camino que tú elegiste, si lograste o no el éxito eso no es importante, Fausto advierte que eso termina siendo secundario, lo principal es la entrega, el sacrificio, el amor, la honestidad que se demuestre en un trabajo a su trabajo periodístico al contar una historia bien contada. DHS

Publicado en Noticias Generales

Marina Granziera, periodista de Blu Radio y del Canal Caracol, contó sus experiencias ante el auditorio de la VIII Semana Internacional de las Comunicaciones.

Entrega, compromiso y, sobre todo, pasión, son las fórmulas que llevan a una carrera exitosa dentro del periodismo deportivo, según Marina Granziera, la periodista nacida en Brasil que estuvo en la VIII Semana Internacional de las Comunicaciones en la Universidad Autónoma del Caribe.

“Uno ama lo que está haciendo, uno sacrifica los ‘puentes’, los fines de semana, las vacaciones de junio, que hace cinco años no las tengo... Si no se tiene la pasión uno no aguanta mucho tiempo en el periodismo deportivo”, le contó Granziera al periodista Fabio Poveda Ruíz, quien sirvió de moderador en la charla en la que también participó desde San Andrés la reportera y presentadora Melissa Martínez, egresada del programa de Comunicación Social-Periodismo de Uniautónoma.

Aunado a la pasión, la periodista afirma que nunca se puede dejar de estudiar, ni siquiera durante los ratos libres durante los viajes que frecuentemente hace por los cubrimientos de los eventos deportivos. “En esos momentos estoy sacando datos, leyendo la prensa, hablando con las fuentes, esa es la forma que he asumido para estar preparada y salir al aire”.

Una de las herramientas de trabajo imprescindible para cualquier periodista son las redes sociales, añadió. “Son muy beneficiosas, grandes aliadas para los periodistas siempre y cuando sepamos que las redes sociales no son la ley. No se puede creer que porque esté en Twitter es verdad. Pasan muchas cosas, cualquiera puede decir cosas y no siempre es verdad. Sirven para enterarse de lo que está pasando y también son muy útiles para el feedback. Un periodista no puede darse el lujo de decir que no está en redes sociales”.

Para Marina el trabajo hay que ratificarlo todos los días, no basta con destacarse en una oportunidad. “Como uno diga una bobada durante un partido de la selección Colombia, la gente se olvida todo lo que bueno que uno ha hecho”.
Según dijo, su pasión indestronable es el fútbol, y en segundo lugar está la Fórmula 1. En su opinión, el máximo ídolo de Brasil no es ni Pelé ni Ronaldo, sino Ayrton Senna.

“Las redes son el principal apoyo”

Melissa Martínez recordó que dos años atrás ella asistió a la Semana de las Comunicaciones y estuvo sentada en el mismo auditorio que ahora la escuchaba con atención. “La Semana de las Comunicaciones me permitió poder llegar al periodismo deportivo. Ahí conocí a Edgar Perea. Tuve la posibilidad de interactuar con él sobre periodismo deportivo, fue mi primer acercamiento real a lo que quería y él me dio la oportunidad de entrar a Radio Mar Caribe, gracias a lo cual puedo decir que he consolidado mi carrera”.

Para Martínez, las redes sociales son una de las principales fuentes información de las que se puede nutrir un periodista. “Se han convertido en un apoyo, uno ingresa a Twitter o Instagram y eso le permite a uno estar enterado de manera inmediata de la noticia. Para los que tenemos horarios complejos o cuando está en otros lados, es la mejor forma de estar informado. A veces sirve hasta para conocer un poco más de la gente, otra faceta, y mostrar el lado alegre de la vida”.

Publicado en Noticias Generales