MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
(605) 3853400

Hablar de las ´fake news´ o ´noticias falsas´ no es nada nuevo, sin embargo, internet y las redes sociales han potencializado de cierta forma su polarización y confrontación, en donde al final se conocen hechos imprecisos alejados de lo que sucede en realidad. Las noticias falsas se propagan rápido, tienen incluso más alcance y en muchos casos no sabemos ni siquiera distinguirlas, pues están elaboradas para que toda nuestra atención esté en ellas y por supuesto, la coyuntura por COVID-19, la llegada de las vacunas y el paro nacional no se han quedado por fuera de este flagelo.

 

“Las ´fake news´ están ligadas a todo y existen desde que se inventó el periodismo, pero como ahora tenemos más presente el internet, la mentira se hace más global, además, las verdades a medias también son fake news”, explicó Anuar Saad Saad, periodista y docente de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

En este contexto Saad dijo “las redes sociales son fuentes de información, es cierto. De hecho, muchos opinadores, comunicadores y periodistas se han tomado las redes. El peligro está en la gente que no sabe de periodismo y quiere dar mensajes o afirmaciones sin tener fundamentos en lo que dicen. El consejo es que ante cualquier situación que se presente, hay que buscar información que tenga buenas fuentes y sobre todo credibilidad. Es importante contrastar la información, tener en cuenta una segunda versión o confirmarlo a través de las mismas redes o buscadores de noticia”.

 

Según el docente, también se generan informaciones falsas o imprecisas de acuerdo a las preferencias políticas, ya que las personas optan por seguir medios de comunicación o a ciertos líderes con los que se sientan identificados o se ajusten a sus ideologías.

 

“Sobre los medios que no verifican la información debo decir que es un mal de toda la vida, no le echemos la culpa a los nuevos medios. García Márquez lo dijo, no es solo dar la noticia primero, sino quién la da mejor y para hacer eso es necesario tomarte tu tiempo. No importa que otro la dé primero, dala mucho mejor que el otro y para eso hay que verificarla, ya sea en medios nuevos, en medios digitales y en cualquier medio periodístico”, afirmó Anuar Saad.

 

Saad hizo énfasis en que podemos defendernos de las fake news leyendo periódicos, revistas importantes, siguiendo medios internacionales y viendo buenos noticieros con fundamento para poder hacer comparaciones. “Cuando veamos gran cantidad de información cotejémosla y que nos entre la duda, sin embargo, esto también tiene que ver con la visión y formación personal. La lógica nos debe indicar si algo es falso o no y si debo o no sospechar de la información, por lo que debemos verificar y consultar varias fuentes”.

 

“El desafío que asume el periodismo viene desde hace muchísimos años y creo que ese desafío se mantiene hasta hoy: contar la historia bien contada. La credibilidad en los medios de pronto se quebranta cuando se ven cambios que no favorecen, como el caso de Revista Semana. Cuando yo veo que un banquero compra la Revista Semana y que saca a los periodistas que hacían buen periodismo, crítico y casi que independiente, columnas de opinión maravillosas y lo cambias por adeptos al régimen ya yo pierdo la credibilidad en ese medio. Es decir, el lector pierde la credibilidad si se muestran comprometidos con el Estado, ya que solo publicarían cosas que beneficien al Gobierno. Entonces, ese medio no me sirve porque se quiere un medio crítico que también esté del lado social. El periodismo no puede hacer parte del poder, el periodismo debe controlar el poder”, concluyó Saad.

 

Por su parte, Jaime de la Hoz Simanca, también docente de nuestra Casa de Estudios y periodista habló al respecto sobre esta temática de las fake news. “El periodismo tradicional también contaba con tergiversaciones, manipulación de la información y de noticias. Recuerdo lo que pasó con una periodista norteamericana que había ganado un ´Premio Pulitzer´ inventando una historia de un niño de ocho años que según lo que ella contaba desde los tres años era adicto a la cocaína. El artículo apareció en la primera página de The Washington Post, pero luego de que la interrogaran e indagaran ella confesó que el reportaje era mentira y devolvió el premio. Entonces, siempre ha existido de una manera o de otra, claro que, con la masificación de los medios digitales, en donde casi todo el mundo tiene acceso y puede crear su medio informativo estas se multiplican”, precisó de la Hoz.

 

“Para referirme a la situación del paro nacional en relación con la desinformación que se ha presentado en los medios, debo decir que hay una gran masa de jóvenes, la mayoría estudiantes, que sienten que les están robando la esperanza, que les están estrangulando su futuro y que no han podido seguir estudiando porque sus padres quedaron sin empleo, no tienen forma de subsidiarlo y el Estado no se hace cargo de eso. La juventud se siente lesionada por un Gobierno adormecido que no se mueve alrededor de los intereses, requerimientos y los sueños de los jóvenes. Entonces, la protesta al verse fuerte hace que el Estado se atemorice y tome medidas restrictivas y drásticas. Se habla incluso de que pretenden silenciar los medios y entre ellos los digitales a través del funcionamiento de la electrónica”, señaló de la Hoz Simanca.

 

Además, mencionó que son varios los medios que han desaparecido por la pérdida de credibilidad, ya que los lectores se van dando cuenta de la manipulación de información y dejan de comprar o ver esos medios. “Detectar las noticias falsas puede ser fácil, el problema está en cómo nos defendemos de ellas. Pienso que, podemos protegernos de las fake news con educación, los profesores por eso hacemos énfasis en que se tenga una excelente formación del periodismo a través de estudios, investigaciones y trabajos. El conocimiento es el que permite que hagamos una limpieza de esa ´basura´ informática, digital que también abunda en los medios tradicionales”, ultimó Jaime de la Hoz. MMG

Publicado en Noticias Generales

En los últimos años se ha debatido acerca del impacto que generan los videojuegos en la salud de quienes juegan con ellos y de allí surge una de las incógnitas más comunes, sobre todo por la pandemia. ¿Cómo sabemos cuándo alguien ya es adicto a los videojuegos y no solamente está disfrutando de sus juegos favoritos?

 

Ante este interrogante, la Organización Mundial de la Salud dice que el trastorno por el uso de videojuegos es “un patrón de comportamiento de juego recurrente, constante y persistente, que puede darse en línea o fuera de línea, en donde aumenta la prioridad que se le otorga al juego por encima de otros intereses de la vida y actividades diarias, hasta el punto de afectar el funcionamiento cotidiano de la persona”. La OMS reconoció la adicción por los videojuegos como una enfermedad mental y aunque el manual de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría no lo considera un trastorno oficial, recomienda estudiar más de cerca la adicción a los videojuegos ante los riesgos potenciales que representa.

 

Hay estudios que calculan que la pandemia por COVID-19 ha sido un detonante en el incremento de adicciones en varios ámbitos y los videojuegos se han visto envueltos en esta problemática. Además, según una investigación sobre eSports del grupo especializado AcuityAds, aumentó un 75% el consumo de juegos online durante la cuarentena en España, Italia, China y EE UU”. Cabe aclarar, que este tipo de conductas no son exclusivas de niños o adolescentes, también se pueden observar en personas adultas.

 

Javier Simmonds Zagarra, Psicólogo y Jefe de Permanencia Académica con Calidad y Excelencia (PACE), de la Universidad Autónoma del Caribe, nos habla acerca de los aspectos positivos y negativos de los videojuegos.

 

Positivos:

- El avance que se alcanza al desarrollar positivamente cada nivel del juego fortalece la autoconfianza.

 

- Ayuda a fortalecer la coordinación bimanual y la orientación al detalle.

 

- Ayudan a estimular las funciones mentales superiores como la memoria, la atención y la concentración, así como también la habilidad táctica y estratégica.

 

- Permiten el manejo de la tolerancia a la frustración y la capacidad de perseverar muy a pesar de las pérdidas.

 

Negativos:

- Pueden producir pérdida de la iniciativa y conductas egoístas e individualizadas.

 

- Riesgo de ludopatía y conductas adictivas.

 

- Es posible que se genere aislamiento social y dificultades con las habilidades sociales en el uso continuo y desmedido.

 

- Pérdida de hábitos funcionales como la lectura, el sueño, e incluso trastornos alimenticios.

 

Así mismo, Simmonds Zagarra comparte las siguientes recomendaciones para poder controlar el uso de los videojuegos.

- Defina un plan en el que se especifique el tiempo de uso de los juegos y las actividades que se deben realizar para ganarlo.

 

- Controle el tipo de juego al que se expone y cerciórese que no tenga contenido hostil, agresivo e incluso sexual.

 

- Comparta los juegos con los niños, en horarios familiares y en áreas comunes.

 

“Los videojuegos pueden tornarse adictivos dado que pueden activar el sistema de recompensa del cerebro, según lo sugieren los estudios de investigación, generando en el jugador el deseo compulsivo de continuar en el juego”, explicó el psicólogo Javier Simmonds.

 

“Algunas investigaciones apuntan a que no existe una relación directa entre la violencia y los videojuegos, sin embargo, es importante comprender, en el caso de los niños, que mientras se encuentren expuestos mayormente a contenidos violentos, esto puede aumentar su respuesta agresiva y hostil ante las situaciones problémicas que puedan enfrentar en su vida diaria”, agregó Simmonds.

 

Mencionó además que es recomendable que la edad mínima para que un niño tenga acceso por primera vez a los videojuegos sea alrededor de los siete años, ya que cuenta con una madurez cognitiva e indicó que la compañía de los padres es fundamental mientras juega, debido a que se requiere control para evitar que pase mucho tiempo frente a una pantalla.

 

Finalmente, Simmonds Zarraga expuso lo que se debe hacer cuando se estén presentando síntomas en la persona por el uso desmedido de los videojuegos.

- Reducir gradualmente la exposición a los videojuegos.

 

- Evitar la compra, adquisición o descarga desmedida de videojuegos.

 

- Redirigir la atención a otras actividades que favorezcan el relacionamiento social y rompan el ciclo de gratificación continua.

 

- Ampliar las redes de apoyo social y comunicacional con la familia.

 

- Buscar ayuda profesional en caso de no conseguir avances.

 

Cabe señalar, que, si bien el confinamiento por el coronavirus frenó las competencias deportivas, hay un tipo de torneo que se mantuvo en pie: los eSports. ¿Qué son los eSports? Son competiciones de videojuegos entre jugadores profesionales o gamers que cuentan con todos los elementos del deporte.

 

“Los deportes electrónicos son una tendencia en crecimiento, la cual se ha potencializado con los avances tecnológicos y factores como la pandemia que obligó a millones de personas a estar encerradas. Por tanto, con el crecimiento del número de jugadores, y posibilidad de masificación que da internet está creando la necesidad de organizar las ligas, las formas de competencia y las ganancias asociadas al espectáculo, el cual se convierte en una alternativa altamente atractiva al consumo de eventos deportivos tradicionales para espectadores de todas las edades”, dijo Alfredo Castañeda, director del programa de Deporte y Cultura Física de Uniautónoma.

 

Igualmente, planteó que “como aspectos negativos, podría ser la gran cantidad de violencia explícita que pueden tener algunos juegos asociados con armas e imágenes bastante reales de heridas y asesinatos, que no se ve en los deportes tradicionales. Por otro lado, las partidas de estos juegos al no tener un esfuerzo físico grande se pueden prolongar por mucho tiempo, demandando gran resistencia de los jugadores, pero también promoviendo el tiempo de uso de pantallas de estos y de los espectadores. Existen algunos equipos profesionales asiáticos que llegan a entrenar hasta 14 horas diarias 7 días a la semana, lo que hace que pueda llegar a afectar la salud por falta de movimiento al no realizar un programa de acondicionamiento físico complementario a este entrenamiento”, sostuvo Castañeda.

 

“Como aspectos positivos podría resaltar que se pueden promover valores como el trabajo en equipo, la solidaridad y la comunicación por medio de las plataformas tecnológicas, lo cual en los momentos más estrictos de la cuarentena sirvieron a muchas personas a sentir cercanía con sus amigos, además de tener la posibilidad de interactuar con una gran diversidad de culturas, ya que las fronteras se rompen en los juegos online”, complementó.

 

“Hay una necesidad del ser humano por el movimiento, por tanto, creo que los deportes y la actividad física van a seguir siendo alternativas importantes en la sociedad, sin embargo, la facilidad de jugar desde casa o en cualquier sitio es una forma de aprovechar los espacios de ocio muy atractiva, más aún cuando los dispositivos móviles y el internet se ha masificado tanto en la población, pero, recordando que deben usarse de forma adecuada, administrando reglas, y límites claros al tiempo”, ultimó Alfredo Castañeda. MMG

 

 

Publicado en Noticias Generales

Con un comunicado oficial se habría anunciado el nacimiento de la Superliga Europea, la cual apenas duró 48 horas en pie. Esta nueva competición suponía una revolución en el deporte que provocaría la salida de los clubes participantes de la Champions y la Europa League.

 

En ese momento, los 12 clubes más poderosos del fútbol mundial que son: Arsenal, Tottenham Hotspur, Chelsea, Manchester City, Manchester United, Liverpool, Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid, Inter de Milán, AC Milán y Juventus, firmaron el acuerdo para su creación.

 

La Superliga postulaba seguir el modelo americano donde 15 clubes fundadores disputarían un torneo continental anual, en el que ellos tendrían un cupo fijo y se permitiría la participación de 5 clubes más. Pero esto causó un terremoto en el futbol de Europa, debido a que la FIFA, la UEFA, federaciones y ligas nacionales e incluso autoridades de Estado rechazaron la idea.

 

Como lo indicó el Coordinador Deportivo de la Universidad Autónoma del Caribe, Ivanoff Altamar, la propuesta de la Superliga era transmitir un mensaje de renovación del fútbol a través de los equipos más poderosos de Europa. “Ante ese proyecto ambicioso el mundo ha estado atento, ya que los equipos no deben organizar los torneos”, afirmó.

 

“Por haberse centrado en un torneo con los equipos más grandes de Europa, en cuanto al reconocimiento deportivo, el poderío económico y que cuentan con los mejores jugadores del mercado, la idea de otorgar 5 cupos para otros clubes le hubiera restado importancia a los torneos locales y a la liga de campeones”, explicó el director del programa de Deporte y Cultura Física de Uniautónoma, Alfredo Castañeda.

 

“Definitivamente los clubes ´pequeños´, esos con menos recursos económicos, de ninguna manera habrían participado en este torneo que pudo tener mayor difusión y seguimiento de los hinchas, por tanto, tendría afectaciones económicas tras el efecto de la posible disminución de patrocinadores o ganancias por derechos de trasmisión de los partidos”, agregó Castañeda.

 

El interés por esta nueva liga de fútbol surgió a partir de la conjunción entre equipos poderosos y propietarios que buscaban la mayor rentabilidad en sus inversiones. Los clubes al no ser propiedad de los inversores fueron motivados con la idea de que solventarían dificultades económicas a partir del torneo.

 

“Si ese formato de la Superliga fuera exitoso se reflejaría un mal ejemplo frente a la creación de monopolios que tienen como principal interés las ganancias económicas, sacrificando el espíritu deportivo y el Fair Play Financiero, lo que podría desencadenar la desaparición de clubes al ser inviables económicamente, más aún en la crisis actual ocasionada por el COVID-19”, sostuvo Alfredo Castañeda.

 

“Es un modelo que lesionaría la estructura del fútbol, poniendo en clara desventaja a los demás clubes, motivo por el cual ha tenido tanto rechazo, incluso por parte de líderes de gran reconocimiento como el papa francisco. Este es un momento de pensar en conjunto para salir de la crisis económica y social, y este tipo de propuestas en las que piensan solo en las ventajas para los participantes no son bien acogidas por el público, razón por la que los equipos que inicialmente la respaldaban se han retirado paulatinamente”, agregó el encargado del programa de Deporte y Cultura Física.

 

Igualmente, mencionó “esta propuesta no es nueva, y se ha venido hablando de ella desde hace algunos años, sin embargo, por el momento que se está viviendo a nivel mundial generó una gran polémica, ya que todos los clubes de fútbol se han visto afectados por las medidas necesarias para el control de la pandemia, y el hacer una propuesta que salve la economía de los grandes clubes, aumentando la problemática a los pequeños, no es lo que se deberían plantear los dirigentes deportivos para salir de la crisis”, concluyó Castañeda.

 

Ante esta situación tan polémica e importante para los aficionados, hablamos con el sociólogo y docente Fredys García, quien recalcó “el fútbol impacta a la sociedad grandemente porque ya nuestra sociedad no está encerrada en cuatro paredes, hoy en día los medios de comunicación se universalizaron. En cuestiones de segundos tenemos en nuestros hogares un partido de fútbol que se juega en Alemania, Inglaterra o en España, entonces, ya no somos aficionados de provincia, sino mundiales y le damos prioridad al equipo que nos guste de alta competencia. Es decir, de alguna u otra manera vamos creando una especie de emociones alrededor de esos clubes. Además, la globalización de la economía y del deporte nos da la oportunidad de que seamos hinchas no solo a nivel local o regional, sino también nacional y mundial, y más si en alguno de esos equipos está un colombiano o un referente a seguir”.

 

"Las ligas causan mucho impacto mundialmente porque son los profesionales más jerárquicos los que hacen parte de esas competencias, son clubes que se van a jerarquizar, que van a involucrar a jugadores profesionales de mucha élite. Esa especie de exclusividad genera simpatía y seguidores, por eso es que hace parte del chip de la motivación de cada uno de nosotros, sin embargo, la Superliga no obtuvo un buen recibimiento”, añadió el sociólogo García.

 

Por tal motivo, Fredys García señaló que “en varias ocasiones se presenta una especie de resistencia en relación a esos nuevos proyectos, pero al final puede que los aficionados terminen interesados en esos componentes del deporte porque luego querrán ver esos partidos de los que todo el mundo habla, ya que hace parte de la recreación y del modus operandi de cada uno de nosotros para la satisfacción de la vida exteriorizada del fútbol, y luego si nos identificamos con esas competencias terminamos inclusive aplaudiendo” ultimó el docente.

 

Cabe mencionar, que la Superliga iba a suponer un alivio para las economías de algunos clubes. Aunque no se sabe qué pasará más adelante con este proyecto mucha gente opina que ha sido un ridículo mundial y otros mencionan que la historia de la Superliga no ha terminado y que recién comienza.

 

La Universidad Autónoma del Caribe está al pendiente de lo que ocurre en el campo deportivo y a la expectativa de lo que sucedería con el planteamiento de una nueva alternativa, en la que los aficionados quieren que se respete el modelo europeo de competición, el cual es un formato abierto e integrador para todos los países del continente. MMG

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Desde hace más de un año el mundo se enfrenta ante una crisis global desatada por la epidemia de la Covid-19, una realidad que no sólo llegó de manera inesperada a infectar el sistema inmunológico del ser humano sino también su mente, recursos y entorno.

 

Este virus de significativa letalidad que ha mutado desde la salud física a sectores cómo: psicológico, social y económico, ha dejado grietas a causa de un escenario critico que ha condicionado al Gobierno Nacional a la implementación de arduas medidas solventes y preventivas que regulen a la sociedad y a su vez el incremento de contagios en esta emergencia sanitaria.

 

Una de las medidas que se tomó a nivel mundial en el 2020, propuesta por la Organización Mundial de la Salud y que resulto bastante útil, pues las cifras lo han demostrado, fue el confinamiento obligatorio regido en muchos países, donde por supuesto Colombia, no fue la excepción.

 

Durante seis meses, esta medida tomada por el Gobierno, soportada por el Comité Epidemiológico Nacional, compuesta por estrategias para reducir las interacciones sociales como el distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas, restricción de horarios de circulación, suspensión del transporte, cierre de fronteras, etcétera; redujo el incremento de muertes y casos en todo el país, gracias a un mayor control de los entes sobre la ciudadanía que se encontraba ejerciendo la mayoría de sus actividades desde sus hogares.

 

Esa misma restricción, es la que hoy meses después ante su levantamiento y el proceso de reactivación en los diferentes sectores de Colombia, está por regresar a una población que sufrió ante ella por los quiebres que trajo consigo, pero posteriormente se descuidó frente a la realidad de permanencia de un virus que no se ha ido, una realidad de insuficiencia de vacunas y que en la actualidad ha ocasionado un nuevo pico de contagio, una nueva “ola” del coronavirus, que crea de la estrategia del confinamiento la opción viable ante el abanico de soluciones para frenar de manera inmediata la propagación, discutiéndose por estos días
de alerta naranja en diferentes mesas de consenso en el país.

 

Ante esta nueva alerta que se enciende, surge la inquietud de instalar esta medida de confinamiento obligatorio, las voces se dividen, pues hay quienes opinan que ante todo se debe priorizar la salud física del ciudadano, estando a favor del confinamiento, sin embargo la pandemia también ha sacado a la luz y ha agudizado otras crisis: la social, la alimentaria, que vive gran parte de la población Colombiana incluso antes de la llegada del virus, por ende, están en contra del confinamiento y señalan que debe prevalecer la salud también emocional, económica y social por encima de cualquier cosa. A pesar que ambas apuntan al
bienestar del ciudadano, existe una pregunta que las unifica aún más: ¿Cuál sería el impacto de un nuevo confinamiento?

 

Según Fredys García, sociólogo y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, este fenómeno además de suponer una crisis sanitaria y económica, constituye una crisis en nuestras formas de relacionarnos, comunicarnos, divertirnos, dividirnos las tareas domésticas, en definitiva, en cómo estamos, pensamos y nos comportamos en el día a día.

 

Todo apunta a que, en muchos aspectos, nuestras vidas están cambiando y cambiarán para siempre, por lo que resulta imprescindible analizar cómo se vive y se siente la pandemia por las personas, cómo afecta realmente a sus vidas más allá de cifras y qué conclusiones sacan de ello.

 

“Para enfrentar el COVID no es de manera estandarizada, depende del nivel cultural, conocimiento y costumbres que tengan las sociedades. Colombia está estratificada, el comportamiento social y psicológico también está estratificado, no actuamos de la misma manera, de forma colectiva, hay condiciones particulares en cada una de las clases sociales, y esto debe tenerse en cuenta al momento de tomar decisiones. Ante el COVID, hace un año escuchábamos las noticias internacionales y no sabíamos de qué manera nos iba a impactar, pero este confinamiento total que fue extenso, trastornó nuestras actitudes, costumbres, acciones que veníamos implementando de generación en generación, por temer el contagio. Sin embargo, en los estratos 1 y 2, fue diferente no se tomó rígidamente como lo propuso el presidente y alcaldes, el comportamiento no era estandarizado, en los sures las personas seguían casi como de costumbre, pero hoy en día donde el virus aún no ha tocado, que a su vez es gran parte de la ciudadanía, este temor y autocuidado se ha perdido, ahora han duplicado esta acción y se comportan igual al resto” afirmó Fredys.

 

El COVID-19 ha acabado con una de las riquezas más grandes que existe en el planeta tierra: el ser humano. Con el confinamiento, muchos han perdido sus seres queridos, empleos y esto ha generado un aumento en los cuadros severos de depresión, y la tasa de suicidios. Convirtiéndose en una crisis traumática, del que todos seguimos expuestos, pues esta no distingue razas, género ni posición socioeconómica. Los profesionales médicos no han estado exentos de estos, pues llevan más de un año soportando una carga emocional sin precedentes que más adelante tendrán que atender y de la que el gobierno deberá priorizar la salud mentalque no ha hecho, sobre la presión que ejerce en ellos.

 

Un virus que sigue mutando a causa de ese mismo factor social que nos entorna, que lleva a la inconformidad de una realidad, pero que también aún no concientiza que depende no sólo de las medidas implementadas, vacunas de laboratorios profesional, sino de la voluntad individual que también trabaja en conjunto para enfrentar y ganarle la batalla a esta pandemia frente a una postura que exija solución pero que brinde empatía y responsabilidad, esto no
sólo desde la ciudadanía sino desde los Gobiernos hacia sus países, en los que actualmente ninguno en América Latina le asigna el presupuesto mínimo que recomienda la Organización Mundial de la Salud a la atención de la salud mental.

 

“Actualmente, se hablan de nuevos picos, otras células vinculadas del virus, sin embargo, las personas le han perdido el temor al Covid-19, de hecho, las actividades sociales se han reactivado. Esto, en un país como el nuestro donde no hay esa equidad reinante, entonces ha deteriorado la economía y se han presentado problemas de tipo social como la violencia intrafamiliar, a causa de falta de ingresos, frustración por el encierro, y que actualmente se evidencia en el disparo ya no de solo un virus, sino de la delincuencia, abuso sexual por el mismo hacinamiento. Que no es justificable, pero que da una afectación gigante al vacío psico social que existe en la actualidad y que no fue tratada arduamente desde antes", señaló el sociólogo García.

 

Aunque por ahora los estudios se concentran en cómo el coronavirus ataca a nuestros órganos, también es necesario las secuelas que dejará en nuestra mente que se verá reflejada en nuestros comportamientos sociales.

 

Esta situación, que torna complejidad en acciones solventes inmediatas en medio de ocupaciones de casi el 100% de camas Uci en muchos centros asistenciales del país, crea incertidumbres en una población que ya batalla por otros “virus” sociales que afectan a diario, pero que, para su bienestar y armonía, deberá ejecutar junto a su gobierno acciones que fortalezcan desde lo interno para aportarle a lo externo y así aproximarse a la cura de su entorno, partiendo de la cultura, la salud mental, para crear una condición resiliente en cada individuo.

 

“A futuro la situación es compleja, si hay un nuevo confinamiento extremo, con la base deteriorada que ya existe y apenas se recupera, se complicará mucho mas y la violencia, desempleo, abusos, delito se puede activar de manera exagerada, aun peor de la que se vive en diferentes zonas del país, esto principalmente por la economía en deterioro. Sin embargo, estamos acostumbrándonos a una nueva forma de vivir, que llevará un proceso y estará sujeto a nuestra condición voluntaria de enfrentamiento, dónde no debemos enfocarla en nuestro pensamiento sólo a lo negativo, sino que inclusive de resultados positivos para así llegar
materializarlos, estar sintonizados a ellos”, concluyó el docente García.

 

Comprender este fenómeno que hoy acompaña de manera inesperada a una sociedad, no sólo prima desde la sociología y psicología, sino también desde la economía, cómo es y será realmente nuestras vidas cotidianas con todos los cambios que ha sufrido a nivel mundial, y que es un factor que acompaña y ha estado influyendo abruptamente en las reacciones de todas las áreas del ser humano.

 

Las consecuencias económicas de estos momentos de pánico, que ha llevado a la toma de decisiones y cambios repentinos en conductas o compras, han dejado ver la magnitud del impacto en los sectores económicos del país, del que todos han sido vulnerables. Colombia, los empresarios, comerciantes y empleados no contaban con un plan de ahorros para afrontar la crisis de la pandemia, lo cual agudizó la sostenibilidad hasta la actualidad y reduce la proyección de crecimiento ante un posible nuevo confinamiento del que se deberán enfrentar.

 

Según, el economista Paul Hasselbrink Macias, reconocer las dinámicas de contagio actual y mitigación de este virus, que cada vez se vuelven más laxas en medio de una situación crítica y real, y que ha dado como resultado un tercer pico de rebrote en Colombia, significa efectos económicos diferentes, pero más focalizados, lo que implicaría alza de tasas de desempleos, caída económica pero también desacatos de esta medida que posiblemente no reduzca como parece el incremento de contagios.

 

“En particular, la Asociación de Bares de Colombia (Asobares) estima que de los –por lo menos- 50mil bares legales en Colombia, 20mil se declararon en quiebra en 2020, dejando a cerca de 100 mil personas en desempleo. En particular, este sector económico tiende a emplear proporcionalmente población más joven, lo cual ahondaría el desempleo juvenil en el país, el cual es uno de los más altos de la OCDE, ubicándose en 22,5%. Además, las restricciones de horarios modifican los horarios laborales, y habrá perdidas friccionales de eficiencia de forma transversal en muchas empresas de diferentes sectores, lo cual implica también pérdidas económicas para empresas y trabajadores. Hay otra dimensión preocupante de esta medida, y es que en su mayoría son los establecimientos formales que acatan las reglas (y que por lo tanto implican menos riesgo de contagio) los que van a cerrar, y establecimientos clandestinos, e irregulares seguirán funcionando, lo cual fomenta la informalidad y limita la contención de los contagios.” destacó Hasselbrink.

 

Aunque olas de nuevas medidas restrictivas a nivel mundial varían mucho entre países, dependiendo de factores importantes como avances en vacunación, sus éxitos controlando los contagios con medidas no restrictivas, y los costos políticos de decretar los encierros en los respectivos países. Del cual según el economista es muy difícil cuantificar con precisión lo que significará para la economía mundial el agregado de estas medidas, que varían conforme al contexto cambiante, el Gobierno sí puede prepararse para evitar un estado nuevamente critico del cual apenas se repara lentamente.

 

“Junto con las deterioradas finanzas públicas en Colombia y el resto de países, hacen difícil la tarea principal del gobierno en este momento: Tomar medidas económicas contra cíclicas. Es decir, ampliar el gasto con estímulos fiscales (más gasto/menos impuestos), para contrarrestar la caída económica. Ante la dificultad de eso, se tiene que pensar en medidas complementarias, como ampliar la integración comercial, y abogar por una fuerte reducción de gastos de funcionamiento del Estado, y de aquellos que no contribuyan al crecimiento de la economía real. El BID estima que las ineficiencias en el gasto constituyen alrededor de 4% del PIB, mientras que el paquete de estímulos en Colombia está rondando el 2-4%, lo cual es comparativamente muy bajo. En otras palabras, en este momento hay que hacer más con menos, y desde la ciudadanía hacer presión política para reducir gastos innecesarios, para que abrir espacio fiscal para gasto que genere crecimiento y ayude a las familias más afectadas, que entraron en pobreza por la pandemia”, afirmó el economista.

 

Aumentar la capacidad de testeo masivo y rastrea miento de contactos, campañas de cumplimiento junto al sector privado para el uso de tapabocas y control efectivo de aforos para el distanciamiento y aumentar las capacidades instaladas del sector hospitalario, fueron otras de las medidas propuestas por el economista Paul Hasselbrink no sólo para seguir mitigando los contagios sino para ayudar acorde las necesidades del sector que también
apunten a desborde del sistema de salud.

 

Este es un virus sin precedentes en nuestra vida, que requiere respuestas sin precedentes, ha creados cambios de consumo masivo, pero que no sólo ha afectado a grandes empresas, también a emprendedores nacientes, muchos de los cuales han dejado de vender y tienen muy deteriorada su liquidez, mientras que otros incluso nacieron durante esa época de cuarentena, y las iniciativas tecnológicas como el uso de redes sociales son las que han facilitado de cierta manera consolidarse en medio la situación actual y seguir en ellos.

 

Según William Suarez, consultor empresarial, magister de innovación y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, una de las principales fallas por las que las cuales las empresas fracasan es por razones financieras, estructuración de negocios y sobre todo no alinear el modelo de negocio con el cliente final, del cual se deberá estructurar de la mano de las tecnologías digitales para así poder escalar y llegar a objetivos económicos y de
perduración.

 

“Hoy el internet permite que nos acerquemos al cliente y más que desistir de ese negocio que inició en plena pandemia a causa de desempleo y han tomado la decisión de mirar el emprendimiento como un reto de vida, la mejor recomendación es dotarse de todas las tecnologías que es lo que permite que el negocio pueda avanzar y que el producto se pueda hacer conocer. Hoy es importante conocer de marketing digital, conocer cómo funciona la logística, la atención directa y el servicio el cliente y altas expectativas, pero sobre todo entender que hay cambios drásticos y continuos en la sociedad aun mas frente a la pandemia. Eso invita a que, de alguna forma, podamos crear un nuevo comportamiento en el consumidor o por lo menos entender como van a consumir en este COVID-19”, compartió William.

 

El riesgo ante esta situación de alta incertidumbre también se puede reducir en este sector, que ofrece la oportunidad de innovar y generar ingresos, entendiendo las tendencias del mercado, construyendo un negocio viable que a su vez permita mantenernos productivos y contrarrestar parte de la afectación económica, que permita acelerar la reconstrucción económica y social para la salida de la crisis de los sectores tradicionales y no tradicionales.

 

“Hay que entender que el confinamiento y demás medidas puede afectar el sector, que son medidas donde primero prevalece la vida, pero que el impacto económico sin duda alguna será la presentación económica de ellos, por eso, podemos recuperarlos alternando, desarrollando y forjando nuevos canales, en el cual desde lo digital podamos acércanos al cliente, dejando de depender de la presencialidad. Hoy las herramientas están hechas allí. Si bien esto, no todas las empresas, pueden vivir o impulsar 100% de estos canales, si pueden optimizar con el trabajo remoto para temas operacionales, usar el E-commerce como un
medio de hacer el llegar el producto físicamente pero que también eduque al consumidor, trayendo muchos beneficios al sector”, destacó Suárez, coordinador del Centro de Emprendimiento de Uniautónoma.

 

Este debate que hoy se surge tras las noticias de esta posible implementación en el país, sin duda alguna, quedará abierto ante la imposibilidad de definir a ciencia cierta si el mecanismo para reducir la tasa de contagio, el confinamiento, resultará efectivo o por si lo contrario esta vacuna resultará siendo igual o peor que esta enfermedad, un virus que se metió en nuestra sociedad, cuerpo, mente, hogar, familia, empleo, comercio y del que desde ya debemos y podemos ir disminuyendo su impacto concibiéndola como real y tomando acciones inmediatas para enfrentar el proceso. VVC

Publicado en Noticias Generales

Alta Prinsloo, directora ejecutiva de la IFAC (Federación Internacional de Contadores) y autora del artículo titulado ¿What defines the accountant of tomorrow?, expresó en su libro: “Está claro que todos, desde el estudiante que todavía está obteniendo un título hasta el veterano de la industria que ha superado muchos cambios económicos, ven este momento como lo que es: una oportunidad para redefinir lo que significa ser contador, ahora y en el futuro”.

 

Puede ser que no esté claro para algunos lo que significa ser contador ahora y en el futuro, por ello tenemos con nosotros a Luisiana Sierra Jiménez, Contadora Pública, Especialista en tributación y con Magíster en Fiscalidad Internacional, docente de tiempo completo en nuestra Universidad Autónoma Del Caribe.

 

Sin titubeos, la docente consideró que el contador hoy y por toda esta década que inicia, debe ser versátil, investigador, que fácilmente se adapte al cambio y que se mantenga en la vanguardia, con alta comunicación efectiva, responsabilidad, iniciativa, fuerza de voluntad y productividad, pues para ella “La profesión del Contador público enfrenta quizá los retos más grandes, dado que la Contabilidad es la columna vertebral de las empresas”.

 

Por su parte Roberto De la Vega, director de posgrados del Colegio de Estudios Superiores de Administración, afirmó lo siguiente: “Desde mi punto de vista, el rol del contador público será reemplazado por robots, porque es muy automatizable, razón por la que debe cambiar”.

 

A pesar de las palabras de Roberto De la Vega, La profesora Luisiana Sierra apuntó que no está de acuerdo con nada, al contrario, sostuvo que “el rol del contador no será reemplazado por esas máquinas por muy automatizable que Roberto lo considere, toda vez que existen casos que requiere del razonamiento y criterio profesional del contador, de tal modo que más allá de la automatización, el poder es del que utiliza las herramientas, hace el análisis y la interpretación de la información financiera, es decir, el poder es del profesional en contaduría pública”.

 

Para la profesora, la globalización ha generado cambios en hábitos culturales, pues es evidente además que, con el desarrollo tecnológico, y las comunicaciones, las relaciones entre personas y organizaciones se han acortado sustancialmente, esto ha llevado a que las negociaciones empresariales, así como integraciones económicas entre países hayan desencadenado una mayor y efectiva integración de todas las actividades humanas.

 

“En ese contexto la contaduría pública ha sido exigida en torno a la necesidad de adaptarse a esos cambios, donde la calidad, veracidad y confiabilidad son requisitos fundamentales para poder entablar relaciones comerciales a nivel mundial, por ello a los estudiantes de contaduría en su proceso de formación se les debe equipar de la mayor información bibliográfica y estudios de casos de la cotidianidad”, afirmó.

 

Pues en efecto la pandemia ha hecho que todos los profesionales, incluso los contadores públicos, se hayan hecho amigos de las nuevas tecnologías, inteligencia artificial, big data y analytics, ya no son desconocidos, o por lo menos no deberían serlo para los contadores públicos de hoy, pues casos se han visto donde los profesionales del campo de la contaduría se han visto en la obligación de trabajar desde su casa y con estas herramientas, es por ello que la tarea para el estudiante y para el recién graduado es adaptarse con éxito a lo digital, de lo contrario es él quien será reemplazado porque viejo profesional, el que uno se imagina con bolígrafo y cuaderno bajo el sobaco, tintero y grandes libros, claramente ya no existe. DHS

Publicado en Noticias Generales

Si algo nos ha enseñado la globalización es que cada vez que sucede un incidente económico, cultural, social, o de salud en un país, se genera un traumatismo para los países vecinos, sucedió así con la emergencia sanitaria llamada COVID-19, de la cual todavía no salimos ilesos.

 

En fin, es cierto que la crisis sanitaria en conjunto con la globalización pusieron en jaque los las relaciones internacionales entre países, sus negocios en cuanto importaciones y exportaciones, pero, pese a todo ello luego de once meses, hemos visto con buenos ojos de manera gradual que todo está volviendo a la ‘normalidad’.

 

En resumidas cuentas un tema que ya no estará en el tintero es ¿Estudiar negocios y finanzas internacionales, Si o No? pues para dar respuesta a esta pregunta hablamos con Jorge Mario Ortega De la Rosa, Profesional en Finanzas y Relaciones Internacionales y Magíster en Economía también profesor de tiempo completo de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

“Es un acierto estudiar Negocios y Finanzas Internacionales porque la demanda laboral y el emprendimiento en la actualidad necesita profesionales capaces de desarrollar procesos de internacionalización, la gestión financiera de las empresas, el liderazgo comercial y de mercadeo, el uso de los idiomas, la movilidad internacional y el uso de la tecnología en la inteligencia de negocios, por lo anterior, es un acierto estudiar esta carrera ahora y será más relevante en muchas décadas por venir”, dijo con seguridad.

 

Adicionalmente Jorge Ortega considera que “la carrera de Negocios y Finanzas Internacionales tiene la ventaja frente a otras carreras del rubro de los negocios por su propuesta curricular, debido a que esta incluye fortalezas en el desarrollo de la gestión de negocios internacionales, el emprendimiento, el análisis y la gestión financiera, el uso del inglés y la inteligencia de negocios, el uso de programas informáticos y esto no lo proponen los demás programas de manera integral cómo lo hace el programa por sí solo”.

 

La permanente relevancia del programa de Negocios Internacionales se logra porque a pesar de que estaba pasando un cierre hace diez meses hoy se dibuja un panorama diferente. “En el transcurso de este año 2021, se nota la recuperación de la economía, el liderazgo de las tecnologías en los negocios, y la búsqueda de un crecimiento medioambientalmente sostenible y las tendencias del consumo con responsabilidad ética demanda profesionales capacitados para proponer transformaciones en los modelos de negocio que respondan a los nuevos desafíos”, pronosticó el profesor Jorge y siguió diciendo que por estos motivos, este programa es el más relevante ahora en el año 2021 y quienes decidan formarse profesionalmente en este programa serán los líderes del emprendimiento y la gestión de negocios en esta nueva realidad.

 

Negocios y Finanzas Internacionales (1).jpg

 

“La demanda laboral por profesionales de los Negocios y las Finanzas Internacionales es alta y continuará en crecimiento acelerado debido a que todas las empresas de todos los sectores requieren líderes de la gestión de negocios internacionales, la gestión financiera de los recursos, el comercio internacional, el mercadeo y la inteligencia de negocios para el éxito empresarial en la nueva economía global, dinámica y disruptiva”.

 

“La inmensa disponibilidad de información instantánea en sitios web y redes sociales y los dispositivos electrónicos como celular, tablets y computadores nos permiten hoy muchas más oportunidades que en cualquier otro momento de la historia de la humanidad, por este motivo el modelo de educación asistido por medios digitales que estamos desarrollando puede impulsar el desarrollo de competencias relevantes como la comunicación, la investigación y el análisis de los negocios, dicho esto, los estudiantes tiene más oportunidades que dificultades, siempre que tengan en mente la motivación de ser mejores profesionales transformadores de su entorno”, complementó el profesor Jorge Ortega.

 

“Nuestros profesionales de los Negocios y las Finanzas Internacionales se forman para ser los líderes transformadores de los negocios de este nuevo mundo totalmente disruptivo”, expresó al final, no sin antes reconocer que desde la academia, se sigue trabajando para llevar a cada estudiante a explotar su potencial, generando en ellos habilidades duras y blandas por medio de las actividades formativas desarrolladas en el programa de Negocios y Finanzas Internacionales, de manera que el alumnado incluya de manera transversal cada habilidad en todo su currículo educativo. DHS

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Este año que comienza es clave para el turismo, veremos cómo el mundo se recupera de la crisis sanitaria y se abren las fronteras nuevamente, así sea de forma gradual; las predicciones sobre el devenir de este sector clave para la economía mundial empiezan a sucederse y desde la Universidad Autónoma del Caribe nos preguntamos, ¿Qué será de los futuros administradores de empresas turísticas y hoteleras?

 

Para hablar de esto, estuvo Sandra Osorio Bastos, directora del programa de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras. La experta dijo que el principal reto es la reactivación del sector en Colombia. Sostiene que aún con la apertura, la reactivación para el turismo se torna lenta y algunos subsectores como el turismo de eventos va a ser aún más tardía.

 

“Esto conlleva otro reto enfocado en la sostenibilidad de las empresas prestadoras de servicios turísticos, mantenerse activas va a ser una preocupación constante y les va a generar un esfuerzo que obliga a repensar y modificar modelos de trabajo. Esto no quiere decir que el turismo desaparezca, muy por el contrario, sus expectativas de fortalecimiento y crecimiento son realmente alentadoras, por lo que es de suma importancia que todos los gestores del turismo sean conscientes de los cambios y las necesidades inmediatas y futuras a las que se está enfrentando el sector y la importancia de planear su crecimiento y desarrollo”, indicó.

 

La directora del programa afirmó que los estudiantes tienen como principal reto identificar y analizar los cambios que el sector ha mostrado de manera acelerada antes de esta coyuntura, y prever las transformaciones que se avecinan en los próximos años, mejorar sus habilidades de planificación e innovación, entendiendo el turismo como un fenómeno de cambio global, pudiendo así extrapolar los fenómenos y tendencias mundiales y llevarlos al ámbito local, recordando que las habilidades blandas que tendrán que desarrollar para sobrellevar los desafíos al momento de ejercer la actividad turística, en la cual todos los días se interactúa con visitantes de diferentes culturas y nacionalidades son: Comunicación, trabajo en equipo enfocado en autogestión, perseverancia y gestión del tiempo, aceptación de críticas basado en adaptación al cambio, capacidad de escucha y resiliencia, toma de decisiones basado en sentido común, enfoque y capacidad de negociación, actitud positiva con énfasis en empatía, proactividad y conciencia situacional.

 

“Los retos en la vida profesional son constantes y la facilidad no es una palabra que acompañe a los tiempos de cambio, va a depender de las capacidades de adaptación y el enfoque que cada uno de ellos tenga con la profesión. Para nosotros como programa, el reto está en guiarlos y acompañarlos en este proceso con el fin de mantenerlos enfocados y ayudarlos, colocando en sus manos las herramientas de conocimiento necesarias para que logren su éxito profesional”, añadió al final.

 

La docente aconsejó también que se debe pensar en una transformación del sector y sus servicios basados en las nuevas expectativas y requerimientos de los viajeros de hoy, quienes han modificado sus hábitos y necesidades de consumo. Igualmente se deben planificar y crear productos enfocados en el bienestar físico, social y emocional de los visitantes y residentes.

 

Turismo en pandemia  (2).jpeg

 

Las restricciones vividas en el 2020 permitieron mostrar cómo la adaptación e innovación tecnológica fue y es un mecanismo que favorece la industria turística pues ya se han declarado los turistas cibernautas, los cuales son personas que desean conocer destinos y vivir experiencias sin salir de casa, lo que obliga a una nueva generación de productos turísticos. Igualmente es necesario la innovación tecnológica en los destinos, tanto en las empresas prestadoras de servicios como en las actividades al aire libre, con el uso de tecnologías como realidad aumentada, internet de las cosas, inteligencia artificial, robótica, Natural User Interfaces ( NUI ), entre otras.

 

Para Sandra Osorio el sector turístico tiene dos características que juegan a su favor, la primera es la cadena de valor que es muy diferente de otros sectores, y en segundo lugar, que es un sector con una gran capacidad de resiliencia, lo que les permite adaptarse rápido y recuperarse rápido.

 

“Es así como en momentos de pandemia se ha visto el nacimiento de nuevas empresas dentro del sector, que han iniciado el proceso de apertura con mucha actividad”, sentenció Sandra Osorio, teniendo en cuenta lo anterior y sumándolo al esfuerzo que las instituciones locales y nacionales han venido enfocando en sus estrategias, al tratar de auxiliar e impulsar el sector turístico.

 

No ignorando que si habrá trabajo en este sector, puesto que mientras la actividad se va reactivando las necesidades de personal calificado irán sosteniéndose y aumentando. Para Sandra Osorio es importante recalcar que se generarán nuevos requerimientos para ciertos cargos, como el manejo de las nuevas tecnologías y mayores habilidades blandas que permitan un contacto y relacionamiento con el turista más activo, los prestadores de servicios y todo su personal se convertirán en parte de la experiencia de cada viajero, su interacción, su sensibilidad y la capacidad de interpretar las necesidades y gustos de los turistas, generan experiencias más gratas para cada uno de ellos. Todo esto permite ver un escenario en el que los turistas gracias a las nuevas medidas de seguridad que se han venido trabajando cambiarán la manera de comportarse del 2020 y mejoraran en este 2021, donde se podrá evidenciar una recuperación de la demanda del turismo. DHS

 

 

Publicado en Noticias Generales

El año 2020 fue tan caótico y desconcertante que, en conjunto con la crisis sanitaria, le recordó a la sociedad moderna la dependencia de la electricidad, la tecnología y el sentido de la conexión con otros.

 

Evert De Los Ríos Trujillo, director del Programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe habló sobre los retos que se plantean desde el punto de vista tecnológico. Inició diciendo que con la pandemia y la cuarentena, se ha despertado un auge en el uso de los servicios de telecomunicaciones. “En ese sentido vemos una mayor demanda de conectividad a todo lo que son las redes de telecomunicaciones de cualquiera de los servidores de las empresas que prestan dicho servicio y también una alta demanda de cada uno de estos. Por ejemplo, en los hogares el tema de televisión IP, a través de la red, por streaming, se han disparado; plataformas como Netflix, Disney+ y Amazon han aumentado el número de sus clientes y por ende la necesidad de tenerlos; la conectividad de los diferentes equipos móviles a través de la red celular o de equipos en nuestra casa disparó la demanda del ancho de banda internet, cada vez más se requieren mayores tasas de subida y descarga de información y un servicio estable 24/7”, afirmó.

 

Dijo también en términos generales que los ingenieros deben tener la capacidad de adaptarse, innovar en medio de la incertidumbre, analizar el contexto, los procesos, los servicios y las empresas, y que analizar las necesidades del contexto se trata de poder ‘innovar’, generando respuestas creativas y dando así solución a las problemáticas de hoy, puesto que “el mensaje que nos ha dejado la pandemia y del cual debemos partir para este año 2021 es el de adaptación, es de cambiar procesos y estructuras, es de usar nuevas herramientas y de no limitarnos a lo cotidiano”, manifestó en la entrevista diciendo que dentro de los retos que existen, uno de ellos es mejorar los servicios descritos anteriormente donde las empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones tendrán que mirar bien esa calidad del servicio que ya están brindando, medir el tema de la respuesta de dicho servicio, de la calidad del ancho de banda, y la llamada disponibilidad 24/7.

 

“Creo que esa es una de las primeras expectativas tanto en los hogares como en la industria, pues también se está demandando bastante este tema de la conectividad con todo lo que es el teletrabajo, la industria 4.0, procesos automatizados, servicios TIC y de plataformas de control a distancia. Creo que ese es el reto que tiene Colombia y los ingenieros que hacen parte de su desarrollo, un reto tecnológico que sin duda involucra a la ingeniería y de telecomunicaciones, los cuales van a tener que trabajar fuertemente para superar este reto”.

 

El futuro de la Ingeniería Electrónica 2.jpg

 

Para Evert De los Ríos, se está llamando a dar respuesta a toda esa cantidad de servicios, que desde el sector empresarial se ha trasladado hasta a los hogares y a los negocios, y que de manera equitativa habrá que dar respuesta a todas las implementaciones de hardware y desarrollos de software que se requieren en medio de nuestro contexto.

 

“Son varias las habilidades que debe tener nuestro egresado, no son solo a nivel técnico sino también a nivel personal. Entre estas mencionó las habilidades de comunicación, la capacidad de trabajar en equipo, el manejo del estrés y de sus emociones, entre otras”, reflexionó el docente y agregó que este es un tiempo particular, no difícil; dado que esto depende del nivel de adaptación de cada uno de los profesionales en este campo, y que en este tiempo ‘peculiar’ es momento de que los egresados, profesionales y estudiantes empiecen a desarrollar y potencializar habilidades diferentes.

 

También contó que el trabajo estará marcado por el uso de plataformas TIC para hacer las labores desde casa, que las videollamadas que se conocieron el año pasado, las plataformas tecnológicas que se estrenaron ayer, se usarán también hoy... En definitiva, habrá un incremento en el trabajo remoto asistido con diferentes tecnologías, y aunque hay quienes afirman que ‘la pandemia cambio el significado de los puestos de trabajo’ el director del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones dice que eso no significa que no habrá personas en sus lugares de manera presencial, Evert afirmó que si estarán y cómo todos; deberán dar respuesta a las exigencias que les otorguen en sus empresas.

 

Finalmente apuntó a que durante toda la pandemia, la tecnología ha sido uno de los mayores aliados de la población colombiana, tanto en empresas como en el hogar. “Esto ha ayudado bastante a que la gente pueda estar un poquito ocupada, y se mantenga distraída en su encierro. Creo que ha sido vital el desarrollo tecnológico, la conexión a internet, los dispositivos que tenemos en casa, las plataformas de streaming, videojuegos, etc., todo esto ha sido vital para poder sobrellevar este tema de la cuarentena y toques de queda…” y sin duda seguirá siendo esencial para el ciudadano que se adapta a sus actividades a distancia gracias a las telecomunicaciones, pues han demostrado lo valiosas que han sido los 365 días del año pasado y de este año en curso donde se gozará de teletrabajo, telemedicina, teleeducación, telegobierno, otra vez. DHS

 

 

Publicado en Noticias Generales

Empecemos con lo básico; si relacionas la inversión con que son personas ricas que quieren ser millonarias, estás equivocado, si relacionas la inversión con especuladores y corredores de bolsa de Wall Street, te vuelves a equivocar. Puesto que invertir es colocar el dinero en diferentes clases de activos a cambio de obtener una rentabilidad a lo largo del tiempo, no es más que poner a trabajar el dinero.

 

El economista especialista en alta gerencia, MBA y doctor en ciencias administrativa y contables, también profesor de tiempo completo en administración de empresas en el área de finanzas de la Universidad Autónoma Gary Jesús Cantillo, define la inversión como: "La oportunidad de manejar el dinero por parte del inversionista, ya sea este dinero de una empresa o una persona natural, que busca obtener algún rendimiento a futuro, es decir que adquirirá valores de tal forma que le genere un rendimiento atractivo para después".

 

El consultor financiero, Jorge Mario Ortega de la Rosa, profesional en finanzas con una maestría en economía, jefe de presupuestos y también profesor Uniautónoma, considera lo siguiente:

 

“Invertir significa sacrificar un dinero y se decide comprar instrumentos financieros para que a largo de tiempo, por lo general años, conserven su valor y se incremente en una tasa de rendimiento superior a la inflación, de tal manera que las personas y las empresas que compran estos instrumentos financieros invertidos en la bolsa valores logren un mayor poder de compra en el futuro, es decir que la plusvalía que alcanzan esas empresas hace más ricos a los inversores”, Jorge Mario Ortega define la inversión y también la especulación, ambas pueden presentarse al momento de la inversión, salvo que la especulación se da cuando se compran instrumentos financieros con la intención de generar ganancias en el corto plazo, días, semanas o meses, y la inversión se da cuando se calcula que al invertir, ese activo tendrá más valor en unos años y allí se verán las ganancias.

 

Invertir no es una afición, de hecho invertir no debería ser una actividad opcional, pues está entendida cómo una necesidad, debido a que en cada época de la historia datan de cómo la civilización se abrió camino gracias a los visionarios que pusieron a trabajar su dinero y generaron ganancias, y dadas las características estructurales de nuestra población, invertir es, y todavía lo será más, una cuestión prioritaria.

 

Pero con tantas plataformas web y espacios que llaman a invertir hoy, debemos preguntar ¿Cómo entender las finanzas? ¿Dónde empezar a invertir? ¿Qué se debe tener en cuenta? Para aclarar cómo sobrellevar los factores implícitos al momento de invertir se consideraron los siguientes puntos por parte de los administradores.

 

Invertir dinero FreePik.jpg

 

Para empezar a invertir:

“Antes de comenzar a invertir es necesario realizar una planificación financiera con el objetivo de organizar sus finanzas, y desarrollar un plan que le permita ahorrar un monto de dinero el cual puede destinar a la inversión bursátil”, dice Gary Cantillo, economista y doctor en ciencias administrativas.

 

Añade que hay tres formas de invertir en acciones una de estas es a través de los comisionistas de bolsa o brókers, la segunda es a través de la banca de inversiones y la última es por medio de e- trading, pues brinda la oportunidad de invertir sin tener grandes cantidades de dinero, para Gary Cantillo el e-trading es recomendable para inversionistas novatos sin experiencia y que pueden aprender a través de losa videos te proporciona la internet, no sin antes leer sobre las compañías a las cuales se piensa invertir, revisando el comportamiento de sus acciones, gráficas y haciendo el respectivo análisis.

 

Jorge Ortega recomienda los siguientes pasos:

1) Definir un perfil de ahorro de inversión, que porcentaje de la renta se va a definir para la inversión, por lo general es dinero que no es indispensable o le sobra a la persona.

2) El perfil de riesgo y horizonte, si se hará una inversión arriesgada a largo plazo, o una inversión para retorno a corto plazo.

 

“Hay que buscar las opciones de la bolsa de valores local conforme a los perfiles de riesgo de la persona y sus horizontes de tiempo, pero la inversión siempre será mejor idea en la medida que la persona conozca más, la inversión puede ser en finca raíz, puede ser en empresas propias, pero siempre será mejor si se destinan los recursos en un lugar donde se conozca mucho, un sector que se sabe que es muy competitivo es donde habrá ganancia, estas inversiones de emprendimiento se requiere conocer mucho la empresa, porque hay casos en que llegan opciones que pretenden ser innovadoras, pero al desconocer sus cimientos y su estabilidad en el tiempo la mayoría de veces resultan ser mala idea”, complementa el consultor Jorge Ortega.

 

El profesor Gary Castillo recapitula lo anterior diciendo: “En este tipo, clasifican quienes ya tienen conocimiento de las herramientas financieras y el mercado. Aquellos que se inclinan por las inversiones de alto riesgo, con altos rendimientos a corto plazo y los sistemas de inversión de renta variable; comúnmente, a través de la compra de acciones en las bolsas de valores. Estos tipos de inversionistas no tienen miedo de perder todo el dinero invertido, pues consideran que el porcentaje de ganancias vale el riesgo y, además, porque realmente suelen no prescindir de dicha inversión. Ese es el inversionista arriesgado”.

 

El inversionista conservador, por su parte, pertenece al grupo de “los inversionistas que no están dispuestos a perder ni lo más mínimo de su capital. Aquellos que ponen la seguridad por encima de la rentabilidad; por ello se conforman con recibir ganancias que no superan el 5% anual, en promedio. Las inversiones especiales para los inversionistas conservadores son las de renta fija, tales como fondos privados o públicos; considerando que estos tipos de inversionistas tienden a la inversión a mediano y largo plazo, de capitales de gran cuantía”, agrega.

 

Y el inversionista moderado quiere un balance entre rentabilidad y riesgo, según el profesor Gary Castillo, es quien generalmente, divide su inversión en un 50/50, entre renta variable y fija. Aquí, la rentabilidad anual puede estar entre el 10% y 15%; y las inversiones suelen ser a mediano plazo.

 

Ahorrar FreePik.jpg

 

Inversión = dinero + tiempo.

Es un deber saber invertir, los más preparados pueden especular, pero la mejor inversión no es la que más acierta: es la que menos errores comete. Hay quienes se exaltan cada vez que un valor baja o sube, entendamos que los mercados no son más que un gran campo de juego, uno con reglas variantes, sin distinciones entre profesionales y aficionados.

 

Jorge Ortega dice que “una vez se haya invertido el dinero, ya sea en portafolio o en mercado de valores, hay que respetar el perfil y el horizonte, es decir que si ocurren noticias momentáneas donde parece ser que una acción o un bono se cae, que a la empresa le está yendo mal, lo razonable es no salir a vender tomando decisiones afanadas por circunstancias momentáneas, porque en el camino cuando se cambia la administración del perfil por choques momentáneos resultan en pérdidas, por eso es importante respetar el horizonte en el tiempo de la inversión y solo concentrarse en el largo plazo en que se ha invertido, si yo tengo mi plata en una compañía en la que yo creo, compañía de la que me convence su estructura, su posición en el mercado y de más, no me dejo afanar por los ciclos de la economía, pero si hablamos de inversiones por fuera de la bolsa de valores, también debo tener cuidado al no tomar decisiones afanadas, debo estar pendiente, pero cuando está empresa me esté dando resultados en dinero, debo tener cuidado porque así cómo hacen las empresas exitosas yo debo tener mi presupuesto y ceñirme a él, que dinero utilizar y que dinero no, no debo fracasar porque me gaste todo en la primera”.

 

Bueno sería que con base en las palabras de Jorge Ortega, empieces a utilizar el llamado interés compuesto; el cual consiste en que los rendimientos que arroja tu inversión se suman a la misma y cada vez generan mayores rendimientos. Ejemplo: Inviertes 100 y consigues un 5 %, tienes 105, al año siguiente vuelves a ganar un 5 %, pero ya no ganarás 5, ganarás 5,25. y así año tras año o a lo largo del tiempo.

 

Y cómo regla de oro, hay que tener ‘buen ojo’ para no despilfarrar el dinero, no metas tu dinero en el producto de moda si no has hecho un análisis previo, no inviertas en cosas que no entiendas a la perfección, no empieces a invertir en productos que ofrecen rentabilidades anormalmente altas y si esta oferta fue por vía telefónica o un anuncio por internet ni lo intentes, pues así en el mundo del dinero, como en la vida, cuando algo parece demasiado bueno para ser verdad... Es porque es falso. DHS

Publicado en Noticias Generales

Hay un debate que tenemos pendiente en el mundo como ciudadanos, esto es el E-commerce. ¿Lo digital reemplazó lo tradicional? Tomar las ventajas de este universo no implica una batalla, todo lo contrario: es una nueva alianza.

 

Hemos reunido a los académicos en mercadeo y negocios internacionales de nuestra Casa de Estudios para que sean ellos quienes orienten el sentido de que más allá de la web hay ciclos y recursos que deben ser considerados para los nuevos negocios, para crecer y tomar fuerza en las plazas online, se han presenciado casos de éxito tales como Amazon, Facebook, Uber, Alibaba, Airbnb, que se hicieron vigentes al llegar a cierto nivel de tamaño en usuarios, diversificarse y crear canales físicos o virtuales, no para ponerlos a competir sino para que se complementen.

 

Para este debate, es esencial olvidarse de que lo digital no tiene nada que ver con lo físico, el E-commerce significa es vender, ya sea un servicio o producto, las empresas deben adaptarse, “si mañana toca vender bajo el agua, se vende bajo el agua” tal como lo comentan los conocedores del tema.

 

“Es una necesidad, todos buscan darle solución al actual comportamiento de los mercados. Se requiere lo digital así como el mercado tradicional, especialmente en economías atrasadas en tecnología y sectores económicos muy limitados e, inclusive, artesanales que presentan inconvenientes para poder comercializar sus productos. El e-comerce es más para ciertos sectores que se apoyen en tecnología para estar acorde con las exigencias del contexto”, señala el profesor Santiago Sarmiento Del Valle, MBA, Especialista en Economía.

 

“Todo cambio trae consigo algo de traumatismo, no adaptarse al nuevo sistema que vino al mundo a causa de la pandemia dejara de lado a quienes no lo implemente. Algunas empresas ya estaban actuando en el mercado a través de páginas web especializadas o en comercio por redes sociales, el WhatsApp Business, entre otras aplicaciones que le fueron ganando terreno a lo tradicional en la venta presencial, pero el face to face y otras formas de negociación está vez, en Colombia fueron dejadas a un lado por las restricciones de bioseguridad, las cuales por la pandemia ayudaron a emprendedor a descubrir otras oportunidades”, asegura Octavio Estrada, Ingeniero De Mercados, máster en Administración de Empresas e Innovación.

 

Octavio estrada continúa diciendo que “el e-commerce tiende a reemplazar muchos aspectos la experiencia de una compra tradicional, una negociación en e-commerce brinda otro tipo de experiencias, va muy relacionada con los gustos y tendencias, vemos los llamados ‘influencers’ que generan impacto en un nicho de mercado específico, causando admiración y odios que al final se transforma en divulgación de marca que es lo que quiere al final el mercadólogo. Otra parte del mercado prefiere el comercio tradicional porque aún tiene que usar sus sentidos para tomar una decisión de compra”.

 

E-Commerce FreePik 3.jpg

 

Online versus Offline.

La palabra comercio y el comercio electrónico, según lo entienden algunas empresas, incluso personas la describen cómo si estas dos ramas estuvieran peleadas entre sí, por desgracia la realidad es que de manera consiente se establece una diferencia entre el mundo online y offline.

 

Sin embargo, el usuario que aparentemente está navegando en su teléfono tratando de hacer una compra, también visita otras tiendas, caso parecido sucede de manera presencial en tiendas físicas, no solamente el usuario se dirige a un almacén cuando esta de compras, se dan casos incluso en la misma tienda física, alguien puede estar viendo fotografías y comparándolas con el mismo producto pero lo tiene en su mano, desde que existe el comercio el ser humano negocia y para ello siempre está en búsqueda de diferentes opciones.

 

Las ventajas para las empresas que quieran dar el salto a la digitalización de su negocio según el profesor de tiempo completo en Negocios y Finanzas Internacionales, Albeiro Contreras, son:

➔ Ofrecerle al cliente múltiples canales de comunicación digital y de atención.

 

➔ Uso de las redes sociales y/o páginas especiales para la promoción de bienes y servicios y así llegar a un mercado más amplio.

 

➔ Implementar un modelo de gestión para clientes, que les permita en tiempo (corto) realizar las compras y garantizar la rapidez de entrega.

 

➔ Disminución en los costos de la parte operativa y administrativa.

 

E-Commerce FreePik 4.jpg

 

Esta nueva forma de hacer negocios se fusiona con la que ya conocemos, por la pandemia muchas empresas en su ánimo de seguir existiendo vieron la oportunidad de abrirse camino en la virtualidad y para algunas no ha sido su mejor experiencia, las desventajas de la digitalización de los negocios que se han ‘lanzado’ a la digitalización de manera abrupta es explicada nuevamente por el conomista y administrador de proyectos, Albeiro Contreras:

➔ Hacerse de manera acelerada por culpa de la pandemia y no como un proceso planeado.

 

➔ La cultura de la desconfianza al comprar por internet.

 

➔ Los gastos de la logística para enviar pedidos pequeños pueden resultar muy caros.

 

➔ Las estrategias para fidelizar a los clientes se vuelven más compleja por cantidad de competidores.

 

➔ En cualquier momento te quedas desconectado con el mercado, ya sea, por falta de internet o fluido eléctrico.

 

➔ Sufrir de estafas financieras electrónicas en caso de no tener un acceso seguro y confiable para recibir los pagos.

 

➔ Disponer de tiempo completo 24 horas para responder las solicitudes de los clientes.

 

“La virtualidad es una realidad, estar ajeno a ella, es estar fuera del ecosistema propenso a que te absorba dejándote por fuera sin posibilidades de nada, vamos a la rutina diaria usamos el internet para búsquedas en Google, bancos, transportes, sistema de salud, seguridad social, impuestos, facturas, entre otras cosas, las cuales están sujetas a plataformas digitales que almacenan tus datos, si no lo conoces se le llama Big Data, conocen tus datos personales, afinidades, gustos, horarios, búsquedas en internet, tendencias, seguidores, etc. A través de tus aplicaciones te mantienen informado ¿Cómo te mantienen informado? Pues, sencillo la mayor parte de la población tiene un equipo celular donde manejan cuentas de correos, redes sociales, usan buscadores y esto le permite a las compañías de manera directa darle información relacionada o importante para el consumidor”, explica Octavio Estrada.

 

Octavio comenta que día a día surgen nuevas tecnologías que reemplazan de manera inmediata a las anteriores, el internet es una herramienta para los días de vida, “personalmente no veo hoy tu rutina sin el internet, la conectividad, las redes sociales y todo lo que trae este mundo de la digitalización”.

 

Este punto de vista es compartido por la profesora Karen Martínez Monsalve, pues ella asegura que el internet hace parte de nuestras vidas “¿Cuándo es necesario que las empresas se sumen al comercio electrónico? Ya mismo, si algo nos ha demostrado esta pandemia es que el internet, la virtualidad, si o sí, debe hacer parte de nuestras vidas, debe ser una herramienta más dentro de las empresas y de nuestra marca personal, pues nos permite llegar a segmentos y a sectores que no se podían hacer de manera física, es más… Estábamos bien quedados en este tema y hoy nos vimos obligados a saltar, el tiempo para estar en el e-comerce es ya”, expresa.

 

E-Commerce FreePik 2.jpg

 

¿Cómo triunfar en el E-comerce?

EL Dr. Guillén León, recién graduado de un Doctorado y con libro sobre este tema particular responde lo siguiente:

 

“En poder de contar con una buena tienda que funcione eficientemente online, que ofrezca productos y de buena calidad, en canales eficientes de comercialización, para triunfar hay que repensar el modelo de hacer negocios, por eso hay que entender, conocer y escuchar al cliente, yo considero que se debe primero diferenciar el marketing tradicional del marketing digital y complementarlo, trasladarlo a este nuevo escenarios de la organización, teniendo en cuenta que nuestros productos deben tener buenos estándares de calidad, se mantengan en vanguardia y sobre todo tengan cierto grado de sostenibilidad”

 

Para el profesor Albeiro Contreras los factores para triunfar se pueden dosificar de la siguiente forma:

➔ Implementando un modelo de gestión que permita al cliente una experiencia de calidad.

 

➔ Capacitar al recurso humano en atención al cliente y administración de las redes sociales.

 

➔ Rapidez de respuesta a las solicitudes de los clientes.

 

➔ Optimizar los canales digitales.

 

➔ Establecer horarios de atención y proponer alternativas de comunicación por fuera de ese horario.

 

“Saber manejar la tecnología, no solamente de tener la tecnología sino de saber como aplicarla, buscar esas herramientas que aportaran resultado a las empresas… Por ejemplo, antes de la cuarentena las empresas tenían un software que no lo direccionaban al conocimiento de los clientes, y no solo eso ni siquiera los sabían aplicar, para mí la clave está en obviamente en tener acceso en tener las todas esas herramientas y estrategias que necesito a mi empresa y luego ejecutarlas” finaliza Karen Martínez, profesional en Negocios y Finanzas Internacionales, magíster en Mercadeo y doctoranda en Marketing. DHS

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 4
LO MÁS LEIDO