MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
(605) 3853400

La Dirección de Talento Humano de la Universidad Autónoma del Caribe concretó un conversatorio junto con ARL SURA sobre la importancia que tiene implementar o mantener hábitos saludables. El evento estuvo orientado por el psicólogo y especialista en riesgo psicosocial, Luis Alberto Vanegas, quien compartió varios consejos y pautas a tener en cuenta.

 

Estilos de vida y trabajo saludables es en lo que se enfocó el especialista Vanegas, debido a que es fundamental promover los comportamientos de autocuidado en todos los ámbitos de nuestra vida. Esto, mediante análisis y reflexiones para tomar decisiones frente a la calidad de vida actual y saber acerca del cuidado de la salud como deber de cada uno, tanto a sí mismo, a la familia, la sociedad y la empresa. En este sentido, hay que potencializar esas habilidades del cuidado para desarrollar hábitos que permitan y promuevan la preservación y conservación de la vida.

 

Inicialmente, en cuanto al ´cuidado de uno mismo´, Luis Vanegas compartió la siguiente frase. “Comer bien no basta para tener salud. Además, hay que hacer ejercicio, cuyos efectos también deben conocerse. La combinación de ambos factores constituye un régimen. Si hay alguna deficiencia en la alimentación o en el ejercicio, el cuerpo enfermará”- Hipócrates (Medina, 2003). Dicho lo anterior, explicó que hay que tener un equilibrio de las cosas, sobre todo cuando queremos hacer todo desproporcionadamente y sin una regulación.

 

También habló al respecto sobre el ´cuidado de la palabra´ haciendo énfasis en la frase “en todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras”- Russell, Bertrand (Frases célebres, S.F). De esta forma indicó que hay que evaluar cómo estamos durmiendo, cómo nos estamos alimentando e incluso cómo hacemos nuestra labor en el trabajo y qué cosas podríamos mejorar. Cabe mencionar, que para la contextualización de este apartado se tienen en cuenta aspectos como estilos de vida y trabajo saludables, la higiene del sueño, descanso, la nutrición, prevención del consumo de alcohol y drogas, actitud de vida y actividad física.

 

En relación a los ´estilos de vida y trabajo saludables´, Vanegas comentó que es nuestra marca personal, lo que nos distingue de otras personas y nos hace únicos. Se centra en los hábitos, es decir, son todas aquellas acciones sencillas pero valiosas que asumimos en nuestra vida cotidiana y que inciden en nuestro bienestar físico, mental y social. “Todos los días vemos nuevos elementos, nuevas conductas y metodologías que van encaminadas a tener mejores hábitos e incluso hay normatividad que constantemente se está enriqueciendo en poder generar a nivel de comunidad nuevos elementos de salud pública que permitan mejorar nuestra calidad de vida”, afirmó el especialista.

 

Para la parte de ´nutrición´, Luis Vanegas recomendó hacerse un chequeo con un médico general y solicitar valoración con nutricionista, para así conocer nuestro metabolismo y entender desde la realidad de cada uno cómo una buena nutrición lo ayuda a recuperarse si presenta algún desgaste. Además, dijo que comer balanceado es super importante y mantenerse hidratados también. “La hidratación juega un papel indispensable en nuestro cuerpo porque permite que las células tengan el vehículo necesario para hacer la transformación de todos los procesos que requiere y que esa célula es la que le va a dar de pronto la energía y nos va a mantener enérgicos durante toda la jornada que hacemos. Cuando no estamos bien hidratados vienen los dolores de cabeza, piel reseca, problemas a nivel visual, dermatológicos, entre otros”, señaló el psicólogo.

 

Estilos de Vida Saludable Uniautónoma 1.jpg

 

“El COVID-19 generó en nosotros cambios emocionales, los cuales muchas personas terminan reflejándolos en el consumo de alimentos altos en calorías, lo cual es inadecuado. El estar en confinamiento por ende causa la reducción de nuestra movilidad lo que lleva a que estemos un poquito pasados del peso ideal y es por eso que el complemento con la nutrición debe tenerse presente. Igualmente, deberíamos comer un poco más despacio y no cargarnos de contaminación visual de los procesos televisivos o a nivel auditivo, ya que los sentidos tendrían que estar encaminados en que estamos comiendo y no en otra cosa”, añadió.

 

Con respecto a la ´higiene del sueño´, Luis Vanegas compartió las siguientes pautas:

• Mantener horarios regulares para dormir, controlando la hora de acostarse, dormir, despertar y levantarse, ya que es muy diferente acostarse y dormirse.

 

• Dormir en promedio 8 horas diarias en horarios regulados y fijos. Evite la cafeína y los refrescos a partir de las 4:00 de la tarde.

 

• Duerma con ropa cómoda. La cama debe ser firme, el colchón no debe ser muy blando. Los niveles de oscuridad y silencio que permitan desconectarse del entorno también son importantes.

 

• No hacer ejercicio justo antes de acostarse, porque puede elevar la temperatura corporal y activarle, dificultando que concilie el sueño.

 

• Dormir siestas de más de 30 minutos durante el día puede dificultar el sueño por la noche.

 

De acuerdo con el proceso de ´descanso´, el especialista expuso que “una mente tranquila no puede habitar en un cuerpo estresado, muchas veces estresamos nuestro cuerpo no permitiéndole cumplir con los espacios básicos de descanso, toma de alimentos o para ir al baño. El cerebro requiere de tiempos de ocio en donde no se hace nada, para recuperarse y funcionar adecuadamente, de igual manera el cuerpo demanda de tiempo para recuperarse y asimilar los nutrientes. Es necesario tomar los descansos adecuados durante el día para permitir que el cuerpo se relaje y el cerebro recupere las sustancias consumidas”.

 

Bajo estos parámetros, Vanegas se refirió también a el ´libre consumo de alcohol y drogas´ insistiendo en lo significativo que es conocer, aplicar y promover la política de prevención de consumo de alcohol y drogas que se promulgan en las empresas. “No acepte que cualquier circunstancia sea motivo para ingerir alcohol: una tristeza, una alegría, una celebración o un duelo, esto hace que el licor se vuelva parte de la vida diaria sin darnos cuenta, algo socialmente aceptado. Respete el lugar de trabajo y sus alrededores como espacio libre de humo de cigarrillo, además, el tabaquismo es una causa de problemas respiratorios”.

 

El especialista se refirió a la ´actitud de vida´, debido a que sugirió que hay que trazarse metas y proyectos alcanzables por los cuales luchar, creer y soñar, pequeños como salir a cine o grandes como comprar un carro. También indicó que hay que disfrutar de las cosas simples, vivir cada día sin amargarse por lo que ya pasó o por lo que vendrá. “Haga cambio de planes y salga de la monotonía, atrévase a hacer cosas que le permitan crecer. Convierta las dificultades en desafíos. Acuéstese cada noche con una sonrisa de satisfacción por haber vivido plenamente y asuma la iniciativa en su labor. Y recuerde que la ´actividad física´ le permitirá controlar el estrés, la tensión corporal, distraerse, entre otras ventajas”, concluyó Luis Vanegas. MMG

 

Publicado en Noticias Generales

En estas últimas semanas, la crisis del Coronavirus se ha hecho más creciente y ha llegado a cambiar nuestro modo de vida. Los invitamos a ser una Institución familiarmente responsable, que actuará con disciplina y responsabilidad por el bien de nuestra sociedad, cumpliendo con las directrices gubernamentales e institucionales y, lo más importante, habremos contribuido con la preservación de la Salud: “Yo me cuido, Yo te cuido”.

 

Que sea esta la oportunidad de ser creativos y en familia diseñar estrategias lúdicas que permitan mejorar la comunicación, la expresión del afecto y la normatividad, que son los tres pilares de la familia.

 

La naturaleza se está oxigenando y de una u otra manera nos está señalando un camino: quedarnos en nuestra casa y que esta estadía sea muy positiva, disfrutemos lo que tenemos, ahora es el momento.

 

Por ello, hemos elaborado unas pautas para el afrontamiento psicológico del Coronavirus y unas sugerencias de actividades que te permitirán explorar otras formas de administrar el tiempo, y lo mejor, en familia.

 

Teletrabajo 2.jpg

 

Rutinas saludables.

  • Procuremos continuar con rutinas diarias sin dejar de poner en práctica las medidas de prevención.

 

  • Crea hábitos de vida para que no pierdas el ritmo realizando una agenda de actividades a nivel individual (trabajo, ejercicios, meditación) y a nivel familiar y social, esto con el fin de que puedas mantenerte ocupado y relacionado con todos los aspectos de tu vida diaria.

 

Autocuidado.

  • Recuerda las medidas preventivas de autocuidado (lavado de manos, evitar aglomeraciones, reuniones, etc.) y otras que recomiendan las autoridades de salud.

 

  • Abra las ventanas y asoléese: El sol y el aire fresco son buenos para su estado de ánimo.

 

  • Arréglese. Quedarse en la cama y en pijama todo el día no es la mejor idea. Puede vestirse más cómodamente, pero mantenga su rutina diaria de cuidado personal.

 

 

  • Acate las recomendaciones de las autoridades locales y nacionales.

 

Actividades de esparcimiento.

  • Establezca espacios donde pueda realizar actividades tales como hacer deporte en casa, leer, cantar, pintar, escuchar música, jugar en familia, realiza ejercicios de relajación muscular y respiración. Practique técnicas de meditación.

 

  • Disfruta en familia actividades que generalmente no harías porque estás fuera de ella y este es momento de aprovechar estos espacios.

 

Teletrabajo 3.jpg

 

Reinvéntate.

  • ¿Te apasiona lo que haces? ¿Tu trabajo aporta un verdadero valor añadido a otras personas? ¿Tus funciones requieren de inteligencia, talento y creatividad? ¿Cómo hacerlo?.

 

Actualización de información sobre el Covid-19.

  • Asegúrate que la información que estás leyendo sea confiable y verificable por ej: Organización Mundial de la Salud (OMS), Ministerio de salud y/o secretaria de la salud.

 

  • Absténgase de compartir por redes sociales información de noticias falsas.

 

  • Cuando se sienta que está saturado de tanta información relacionada con el Coronavirus aléjese de las redes sociales por horas y realice otro tipo de actividades que te mantengan ocupado.

 

Es muy importante hablar con los niños de esta situación de coronavirus.

Es necesario adaptar el lenguaje y los mensajes a sus edades, se debe abrir un espacio para que los niños puedan resolver las dudas que tienen e incluso preguntarles acerca de la situación del coronavirus y de quedarse en casa. Debemos ser cuidadosos con lo que se dice en voz alta y con las noticias en la radio y la televisión porque ellos "absorben todo", incluyendo los nervios de sus padres y cuidadores. Ayudarles también a que comprendan la nueva situación de unos padres que deben “teletrabajar", porque esto aumenta su desconcierto, por lo que es necesario abrir espacios y tiempos, para jugar y para las tareas escolares.

 

Teletrabajo 4.jpg

 

Conserve la actitud positiva pese a las circunstancias, esto nos hace diferentes.

  • ¡Ríase! los momentos difíciles son más llevaderos, y obtendrá mejores respuestas de los demás. Los chistes, los memes y otras expresiones son válvulas de escape de la presión, siempre que no caigan en discriminación, sexismo o agredan a otras personas.

 

  • La oración es respetable y útil como recurso de protección de la salud mental, independientemente de cuál sea su credo o religión.

 

En caso de apoyo social o psicológico.

  • Identifica en tu entorno personal, familiares o amigos con las que puedas dialogar si te sientes un poco aburrido o has entrado en rutina, ayudándote a fortalecer o estrechar lazos familiares, de amistad y de compañerismo. Esta es una situación que requiere de apoyo emocional y cuidado mutuo, de relaciones de cooperación.

 

Recuerde.

  •  El aislamiento es sólo físico por lo tanto siga manteniendo el contacto, aunque sea virtual o telefónico, con las personas que quiere y le quieren. Comparta preocupaciones, es válido sentirse mal, no está prohibido desahogarse, no es un error pedir ayuda ni preguntar por sus dudas. Todos necesitamos y damos ayuda a lo largo de la vida. Eso es parte de ser humano.

 

  •  En los últimos días ha crecido la alarma generada en Colombia por el coronavirus o Covid-19. Es normal sentir ansiedad o miedo por este nuevo virus, pero debemos intentar llevarlo lo mejor posible y que este evento altere lo menos posible nuestro estado de ánimo y nuestra rutina.

 

  • En situaciones en las que desconocemos lo que va a pasar sentimos incertidumbre. A su vez, esta incertidumbre nos genera ansiedad, en forma de preocupaciones e incluso síntomas físicos.  La ansiedad es una emoción adaptativa, es buena, ya que nos prepara para enfrentarnos a posibles peligros. Pero este miedo en ocasiones puede ser contraproducente y llevarnos a tener pensamientos o conductas que no están adaptados a la realidad. Ejemplo: las personas van a los supermercados compran productos de manera excesiva como si realmente estuviéramos en una situación de escasez de alimentos y en ese caso nos estamos exponiendo al contagio del virus.

 

  • Debemos hacer un buen manejo de la ansiedad para tener una conducta responsable y, entre todos, superar esta crisis de salud lo mejor posible.

 

  • Si te sientes angustiado por la situación no dudes en acudir a los servicios de asesoría psicológica, a través del grupo de psicólogos de la universidad estarán prestos para escucharte y orientarte.

 

RECUERDA QUE DE LAS CRISIS HAY QUE MIRAR EL LADO POSITIVO DE LA SITUACIÓN.

Publicado en Noticias Generales

Cada año muchas personas coinciden en incluir en su lista de propósitos la eterna aspiración de ‘este año si haré dieta y ejercicio’, sin embargo, algunas fracasan en el intento. Lo anterior sucede porque no se tiene conocimiento de cómo iniciar una dieta calórica que les permita cumplir con su necesidad (ya sea subir o bajar de peso), junto con una rutina de ejercicios adecuada.

 

No se trata de salir a trotar todas las mañanas, ir al gimnasio todos los días o dejar de comer comidas rápidas; entrar a formar parte de la renombrada cultura ‘Fitness’ requiere de la adopción de hábitos y conductas saludables que se ajusten al organismo de cada persona.

 

Es frecuente escuchar que cierta dieta o ‘X’ tratamiento, que fue aplicado de la misma forma en dos personas, solo le dio resultado a una de ellas. Cada organismo posee sus propias características fisiológicas y es por ello que se necesita de un plan alimenticio y una rutina de ejercicios específica para cada persona.

 

Alfredo Castañeda, director del programa de Deporte y Cultura Física de la Universidad Autónoma del Caribe, señaló la importancia de asesorarse con profesionales cuando se quiere comenzar a hacer ejercicio debido a que la rutina debe ir acorde al tipo de cuerpo.

 

Ejercicio 3.jpg

 

"Existen cuerpos endomorfos, ectomorfos y mesoformos; es decir, personas que tienen tendencia a ser gruesas, delgadas y equilibradas en su masa muscular, respectivamente. Esa composición corporal es modificable dependiendo de los hábitos de cada persona. Si eres una persona sedentaria en tu trabajo, tu actividad física debe ser mayor para que veas resultados, pero si en tu actividad laboral tienes mayor movimiento, sera más fácil iniciar. Lo importante es asesorarse con profesionales que te orienten correctamente y te ayuden a cumplir tus objetivos”, explicó el docente.

 

La onda ‘Fitness’ se ha incrementado a nivel mundial debido a distintos factores, entre ellos, la creación de conciencia entre las personas, la cual se ha generado en gran medida por la difusión de contenidos a través de las redes sociales. Por su parte, los estereotipos de figuras corporales que hacen presencia en la sociedad también han influenciado en el crecimiento de este fenómeno. 

 

Castañeda definió el ‘Fitness’ como un “estilo de vida que promueve un estado de salud y bienestar que, cuando lo aplicamos en nuestras vidas, además de lograr un mejor estado físico, se genera automáticamente bienestar social y emocional”.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que es necesario realizar 150 minutos de actividad cardiovascular a la semana, divididos en 3 o 4 días. También es importante complementar la actividad cardiovascular con ejercicios de fuerza y levantamiento de pesas que permitan el fortalecimiento de los músculos, ya que estos evitan lesiones de rodilla y demás afecciones.

 

Ejercicio 2.jpg

 

Para aquellas personas que desean ejercitarse por primera vez, Castañeda recomendó lo siguiente: “Si nunca ha trotado, empiece caminando. La idea es empezar con un ritmo moderado y aumentarlo de manera gradual. Si no sabemos cómo empezar, es posible que se presenten lesiones y dolores musculares”.

 

A pesar de que cada caso es diferente, una de las primeras cosas que se debe tener en cuenta antes de iniciar a hacer tanto dieta como ejercicio es el Índice de Masa Corporal (IMC), el cual corresponde al indicador que nace de la relación entre el peso y la altura de una persona, y determina si existe sobrepeso o la persona se encuentra por debajo de su peso ideal.

 

¿Cómo calcular mi IMC? Es muy fácil. Se calcula dividiendo los kilogramos de peso entre el cuadrado de la estatura en metros (IMC = peso {kg} / estatura {m2}).

 

Ejercicio 4.jpg

 

Como se dijo anteriormente, la dieta o el plan nutricional a realizar también depende de las necesidades y los objetivos de cada persona. Sin embargo, existen ocho tips generales que podrían servir de guía para aquellas personas que quieran cambiar sus hábitos:

1. Eliminar bebidas azucaradas.

2. Restringir carbohidratos (no totalmente, pues el organismo también los necesita).

3. Cuidar la preparación de alimentos.

4. Evitar el consumo de grasas saturadas.

5. No eliminar totalmente las cosas. Ser moderados.

6. Realizar actividad física 3 veces a la semana como mínimo (Sobre todo cardiovasculares).

7. Cuidado con la dietas de choque. Aquellas dietas de un mes que ‘ayudan’ a bajar rápidamente de peso, al dejar de aplicarlas, hacen un efecto rebote en el cuerpo, es decir, se recupera todo el peso perdido.

8. Realizar dietas moderadas que generen estabilidad al organismo.

 

Alfredo Castañeda Londoño es licenciado en Educación Física y magíster en Actividad Física. Se desempeñó como profesor tiempo completo de la Universidad Autónoma del Caribe y actualmente es el director del Programa de Deporte y Cultura Física de la institución. Anteriormente fue director de proyectos de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) y fue el secretario de Deporte y Cultura de Mosquera, Cundinamarca. Es cinturón negro en Taekwondo y ha laborado en el campo de las artes marciales.

 

¿Quieres aprender más sobre deporte, cultura física, entrenamientos y salud? La Universidad Autónoma del Caribe pone a tu alcance el programa de Deporte y Cultura Física para que amplíes tus conocimientos. Aprovecha la oportunidad de estudiar en una institución de educación superior con calidad. VSC

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO