MENÚ
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 (605) 3853400
Sábado, 12 Marzo 2022 18:35

¡Pon ejemplo, y ya!

Mauricio Molinares, Rector UniAutonoma

Mauricio Molinares Cañavera

Rector

@maumolinares 

 

 

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy”
Abraham Lincoln.

 

Es evidente que vivimos días que sin duda alguna determinarán muchos factores de nuestra existencia.

Soy padre de un par de gemelas, a quienes en sus cortos 4 años de vida, ya nos ha tocado explicarles el significado de palabras que yo aprendí teóricamente un poco más grandecito. Palabras como: pandemia, virus, crisis, guerra, bloqueos, toques de queda, genocidio, invasión, entre otros, términos que nos ha tocado explicarles a nuestras hijas, a raíz de una pandemia y una guerra que les ha tocado vivir a sus escasos 4 años.

Pienso entonces, en cuál deba ser mi responsabilidad para con ellas, en un contexto en el que por mucho que lo desee, no está a mi alcance el poderlas abstraer o eximir de un mundo convulso, en donde los valores y conceptos están invertidos. Ser bueno es malo, ser malo es bueno. Un mundo en donde una mascota tiene muchos más derechos y protecciones que la vida al interior del vientre de una madre.

Lo anterior, sin detallar el contexto de país en su actual situación política, que sin duda alguna nos mantiene en vilo en estos días, y que por razones obvias de mi cargo y por no ser la finalidad de este blog, no expondré aquí preferencia política alguna. Obvio que la tengo, como ciudadano, y de esta solo hablo en mis contextos de intimidad.

Esto no nos exime de la responsabilidad que nos asiste a todos los que tenemos capacidad de influir sobre otros seres humanos, quienes somos padres, líderes de alguna dependencia en alguna organización, quienes lideramos procesos, y en mi caso estar al frente de una institución que respalda la formación de miles de jóvenes del Caribe, tenemos la gran responsabilidad de ejercer nuestro rol en debida forma. Tamaña responsabilidad hemos debido afrontar, en medio de lo que implicó una pandemia que estremeció al mundo entero.

Pensamos que la pandemia nos haría mejores seres humanos, y no hemos salido de ella y nos estamos matando en el mundo entero, no solo con balas, sino con palabras, con actitudes, y con agresiones, fundadas en odio y desesperanza.

Trabajar con jóvenes que serán nuestros líderes en un futuro muy cercano, me obliga todos los días a revisar mi desempeño como el líder requerido en el contexto que nos correspondió vivir. Me dolería mucho que, en un futuro mediano o largo, esa juventud me reclame no haber aprovechado la oportunidad que tuvimos para responsabilizarnos de una sana formación integral. Hoy, el mundo demanda que esa formación se enmarque en escenarios de sana motivación y buena emoción, en el fortalecimiento de competencias blandas, en la óptima formación del carácter, en la debida toma de decisiones, fundado todo lo anterior en un cimiento de buenos valores y buenos principios.

¿Cómo enseñar entonces valores y principios?

Pensando en los valores y principios que hoy rigen mi conducta, quise hacer un análisis en cuanto a poder establecer, ¿En qué momento los adquirí, ¿Cómo me los enseñaron? Y la respuesta fue muy fácil, personajes de mi infancia y adolescencia que me influenciaron con el mejor método pedagógico que existe: El ejemplo.
El amor al trabajo, el amor a la familia, el respeto a la mujer. Todo este tipo de cosas las aprendí de manera orgánica en el contexto de casa, de mis papás, de mis abuelos, de mis tíos, de mis profesores de escuela y de Universidad.

Hace un par de semanas en la Universidad Autónoma del Caribe, convocamos una reunión de padres de familia para hablar de estas cosas, para hablar de droga, de sexo en la juventud, de emociones. No imaginan lo valioso que fue. Muchos padres sorprendidos pero agradecidos en estos espacios de construcción. Incluso nos pedían a los directivos que realizáramos estas actividades más a menudo.

En lo personal, quiero jugar bien, en este partido de la vida que me correspondió vivir, como padre, hijo, esposo, profesor, vecino y ciudadano. No quiero ser inferior al reto que la vida me ha planteado. Y con estas líneas solo quiero hacer un respetuoso llamado a la reflexión acerca de lo que estamos construyendo. La familia es y debe ser por siempre, la célula primigenia del tejido de una sociedad. Familias sanas, hacen sociedades sanas.

No nos rayemos la cabeza con palabrerías y argumentos para nuestros jóvenes, tratando de transmitirles información. De eso ya ellos están saciados. Seamos y hagamos lo que deseamos formar en ellos, para que ellos sean y hagan. Enseñamos lo que sabemos, pero reproducimos en otros lo que somos y hacemos.

¡Pon ejemplo, y ya!

Mauricio Javier Molinares Cañavera
Rector
Universidad Autónoma del Caribe.

 

Publicado en El Blog del Rector

Las luces del emblemático Teatro Mario Ceballos Araújo de la Universidad Autónoma del Caribe volvieron a encenderse con el conversatorio ‘Del Caribe para el mundo’ en el marco de la celebración del Día Mundial del Folclor.

 

El evento que contó con el apoyo de nuestra institución y de la Secretaría de Cultura y Patrimonio del Atlántico, fue transmitido por la página en Facebook de ambas entidades, bajo la presentación de las comunicadoras sociales y periodistas egresadas de nuestra Casa de Estudios, Rochy Pérez, presentadora de CTV Barranquilla y Stefany Uribe, presentadora y coordinadora de Cultura en la Autónoma.

 

Además de la valiosa participación de Diana Acosta, secretaria de Cultura y Patrimonio del Atlántico, este gran encuentro reunió a gestores y folcloristas destacados del Caribe como: Checo Acosta, Mónica Lindo, Fausto Chatella, Pedro Tapias, Lisandro Polo, Hilton Escobar y Julia Bocanegra. También se presentaron grupos de danza, entre ellos, Colectivo Atlántico con su Porro Negro, la Compañía de Danzas Mónica Lindo y el grupo de Danza de la UAC junto con la orquesta Uniautónoma Band.

 

“Esta Universidad que tiene buen puesto el apellido ‘Universidad Autónoma del Caribe’, acoge y recibe en sus aulas a juventud y a generaciones de personas de todo el Caribe y por eso hemos querido celebrar nuestra alegría y hacerlo con el conocimiento, ciencia y el concepto cultural, histórico, filosófico y sociológico de lo que implican nuestros fenómenos culturales en el Caribe colombiano”, dijo Mauricio Molinares, rector de Uniautónoma.

 

Por su parte, Diana Acosta, orgullosa de ser egresada del programa de Comunicación Social - Periodismo de esta Casa de Estudios agradeció a todas las personas que trabajan por el folclor. “En nombre de la gobernadora del Atlántico siempre es un gusto poder saber que hay gente en cada uno de los rincones del Atlántico , en cada uno de esos corregimientos que hacen un gran aporte para que reactivemos el alma y entendamos que este Atlántico no se detiene”.

 

“Yo empecé a cantar en esta tarima cuando era estudiante porque yo también me gradué en la Autónoma de Comunicación Social. Entonces, mientras hablaban me dio nostalgia pero de esas alegres nostalgias de ver esas luces, de ver que el aire está bacano como cuando comencé, de ver al público y me acuerdo que yo me escondía por los camerinos para calentar. Estando aquí en la Universidad fui corista de Joe Arroyo. Muchos hemos pasado por este Teatro y en el primer programa que fue Caribe Alegre y Tropical”, expresó Checo Acosta.

 

En cuanto a la danza relacionada con el mundo actual y la virtualidad, Mónica Lindo comentó que “desde los procesos formativos uno no puede desconocer que existe una realidad, que los chicos escuchan reggaetón, champeta y a veces ese tipo de cosas uno las utiliza como una herramienta para poder explicar lo folclórico porque de alguna u otra manera esos ritmos urbanos que vemos tienen una raíz. El tema es que los jóvenes tienen que tener consciencia de su pasado, es decir, conocer más a fondo la procedencia de las cosas y en la educación está la clave”.

 

“No sólo es menester de los profesores, de las emisoras o de otras personas promover el folclor, también es menester de los padres de familia enseñarles a sus hijos de dónde venimos y hablarles de nuestras raíces. A los colegas y artistas tanto nuevos, como los que ya están en la palestra les digo que en cada una de sus presentaciones no falte un tema folclórico, no falte un tema del Checo Acosta, del Joe Arroyo, ya que son artistas que enaltecen nuestra hermosa música colombiana”, manifestó Fausto Chatella.

 

“Hay que hacer talleres lúdicos desde muy temprana edad y todo comienza en el hogar, es allí donde está él éxito de preservar nuestras tradiciones ancestrales que hay que defender a capa y espada. No estamos en contra de que vengan nuevos ritmos, pero hay que hacer un caparazón para preservar nuestras tradiciones y que mañana más tarde podamos sacar pecho a nivel mundial”, agregó Pedro Tapias.

 

Igualmente, Lisandro Polo, folclorista y gestor cultural señaló “hay que trabajar desde los niños y proyectar lo nuestro de tal manera que si conocemos de dónde venimos sabremos para dónde vamos. Tenemos que incentivar a la juventud y es importante lo que se está haciendo desde las Casas Distritales de Cultura, la Ruta de la Tradición del Atlántico, lo que hace la Banda de Baranoa, pues todos esos programas son fundamentales.

 

“Ojalá fueran más las universidades y organizaciones que como la Autónoma nos está presentando y valora lo que hacemos con el fin de que apoyen a nuestros gestores culturales, profesores de danza y de música porque se lucha mucho, todo se hace con las uñas y eso es difícil”, indicó Hilton Escobar, director de la Banda de Baranoa.

 

Por último, Julia Bocanegra, reconocida tomasina y representante de la Fundación Cultural Colectivo Atlántico dijo “he venido rescatando el ‘Porro Negro’ desde hace más de 20 años. Allá en Santo Tomás bailamos Porro Negro desde muy pequeños hasta ya viejitos. A través de mi fundación ya casi un departamento y un país conoce la tradición de nuestro municipio”.

 

Para la Universidad Autónoma del Caribe es de suma importancia la vinculación de la academia con la preservación del folclor, de las muestras culturales y de las tradiciones del Caribe colombiano. Es por eso, que promueve este tipo de eventos en los que se busca rescatar las muestras culturales.

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO