MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 (605) 3853400

Para Osiris León, Daniela Noguera, Daniela Ramírez, Andrea Rodríguez, Daniela González y Denis Jaramillo lo más emocionante de esta experiencia fue cuando las escogieron para el grupo al que se le asignó el vestido de La Guacherna, bajo el nombre de ‘Juanita La Cambambera’, “debido a su importancia y la del mismo desfile”, dice Osiris León.

 

Todas concuerdan en que cada una aprendió cosas nuevas y demostró sus fortalezas. También coinciden en pensar que el trabajo grupal fue lo que más disfrutaron, “desde pasar tardes enteras bordando o buscando materiales en el Centro”, agrega León.
Tafeta, nopreno como base; can can -para darle rigidez a la falda- y spandex para el body fueron las telas utilizadas para la elaboración de esta pieza y el proceso inició desde el año pasado, con la primera reunión con Carolina Segebre.

 

Llegó Juanita al Hotel el Prado.jpeg

 

Fue una etapa en la que se inspiraron, imaginaron y plasmaron diversos diseños, colores y tonalidades. Luego, en diciembre, empezaron con los patrones de la falda, los cortes, para retomar a principio de 2019 y terminar con el mismo entusiasmo del principio.

 

´Juanita la cambambera’ es un homenaje a los 100 años del natalicio de la notable compositora Esther Forero, figura fundamental en las costumbres y tradiciones del Carnaval de Barranquilla, es el eje temático para realizar la creación ‘Juanita la Cambambera’. Con el diseño se desea exaltar el legado de Estercita Forero a través de la canción ‘Volvió Juanita’, resaltando la nostalgia y alegría de ese personaje que vuelve a gozar del carnaval, pero hace un regreso triunfal, con maletas llenas de lejanías, de pájaros, amores y canciones, para volver a su pueblo y bailar bajo la luna llena.

 

El concepto refleja un diseño de dos piezas: body recamado formando líneas sinuosas y coloridas que representan las ondas naturales de la riqueza Caribe y una falda semi-abierta en línea A, de color amarillo encendido, con una caracola que recorre todo el ruedo de la falda con calados a láser. Falda que va profusamente recamada y decorada con un camino de notas musicales, un popurrí de flores como cayenas, trinitarias, orquídeas y lluvias de oro, además de pájaros y mariposas, un fiel reflejo de la riqueza natural del Caribe colombiano. Lo complementa un bello tocado con plumas de gallo y flores iluminadas con luces led, medias de malla chispiadas con cristales, brazaletes y aretes en pedrería de diversos colores.

 

Volvió Juanita Principal.jpeg

 

En sus caras las sonrisas son permanentes, lo que hace evidente la buena energía entre ellas. A continuación, contamos quiénes son cada una.

 

Osiris León Hernández.

Tiene 21 años. “Desde pequeña me ha gustado el campo de la moda, siento que hay muchos en esta carrera y siempre he querido estar ahí. Me gusta mucho la parte de los accesorios”, asegura. Destaca el trabajo de la casa Dave Van Herpen, “por lo delicado de sus creaciones pero también por su toque tecnológico”, añade.

 

Daniela Noguera Ortega.

Tiene 21 años y decidir estudiar diseño de modas fue un proceso algo complicado: “ya sabía que quería estudiarlo, pero no me había decidido porque quería hacerlo afuera- Tuve una conversación con mi mamá, quien coordinó Plataforma K por un tiempo. Al final, decidí quedarme en Barranquilla y estoy muy contenta, ahora más con este proyecto”, cuenta.

 

A Daniela todo esto le pareció una experiencia maravillosa, “porque conocimos nuevas cosas, nuevas tendencias, pero lo que más me gustó fue ver el vestido en escena, a la Reina luciéndolo”, dice

 

Daniela Ramírez Mercado.

Para esta joven de 23 años, el diseño de modas es una carrera muy apasionante y se considera muy creativa, por lo que sintió que este ámbito era lo ideal para sí misma. “Me gusta mucho la organización de eventos, la publicidad y el marketing. En cuanto a la experiencia de haber participado en esta asignación, lo que más le gustó fue haber jugado con una amplia gama de colores y la libertad que tuvieron al utilizar todo tipo de materiales.

 

Andrea Carolina Rodríguez.

Esta joven tiene 22 años y casi toma un rumbo muy diferente al que, en últimas, decidió recorrer. Entre sus planes estaba estudiar administración de empresas, pero a ella lo que le gusta es la fotografía, la moda, las manualidades y el modelaje. Al hablar sobre lo que sintió posterior al proceso de confección y elaboración del vestido, Andrea cuenta que fue una gran emoción de ver el resultado final y que a todo el mundo le haya gustado.

 

Como la mayoría de sus compañeras y como el común de los jóvenes de hoy en día de tendencia emprendedora, en el futuro se ve con su marca propia, pero “también quiero ganar experiencia trabajando con empresas grandes”, aclara.

 

Daniela González Santos.

La historia de esta chica de 24 años es bastante interesante, pues pasó de tercer semestre de administración de empresas a empezar de diseño de modas, porque “me di cuenta que mi felicidad no eran los números sino el diseño”, recuerda. “Siempre pensé en estudiar diseño, pero hacerlo afuera, pero esta incertidumbre de no saber qué hacer me llevó a escoger algo diferente”, dice.

 

A Daniela le gustó todo del vestido, “desde diseñarlo hasta terminarlo, me gustó la experiencia de haber trabajado en un producto muy artesanal, pues no todo el mundo tiene la oportunidad de diseñarle a una reina del carnaval”, agrega.

 

En cuanto a los diseñadores que toma como modelo, cita a Del Pozo por su trabajo artesanal, por su vestuario con volumen y sus pequeños detales y a Valentino.

Publicado en Noticias Generales

Lennys George, María José Tulena, Daniela Carmona, Rocío Passo, Zuleima Suárez y Yoliceth Ramírez son las creadoras del vestuario que lucirán los Reyes Infantiles del Carnaval de Barranquilla, en su edición 2019, Isabella Chacón y César De la Hoz.

 

'Melodía Caribe y Son' es el nombre de esta dupla conformada por estos dos atuendos, la cual tomó aproximadamente 3 meses para su elaboración. Todo empezó en los primeros días de noviembre, proceso que inició con reuniones entre el equipo de diseñadoras y los menores antes mencionados, lo cual fue solo un abrebocas de un arduo y constante trabajo hasta su presentación. 

 

De acuerdo con María José Tulena, “fue una satisfacción demasiado grande ya que con ese trabajo nos estaríamos dando a conocer ante toda Barranquilla como diseñadoras”, dice.

 

Según Tulena, fueron varias las ideas presentadas a los niños, 4 para él y 4 para ella, todas resultados de una investigación exhaustiva, entrevistas, fotos, videos que ayudaron a escoger el diseño definitivo.

 

La entrevistada agrega que el resultado final fue brillo total, pues “utilizamos gran variedad en telas y materiales como flores, máscaras en madera, millares, letines, lentejuelas, entre otros”, agrega.

 

'Melodía Caribe y Son' fue el vestuario que lucieron, para su coronación, los Reyes del Carnaval de los Niños 2019. Los atuendos están influenciados por la riqueza cultural y folclórica de la música y la danza que practican Cesar e Isabella. El origen y tradición de la cumbia son aspectos a resaltar en esta creación, la reinterpretación de la cumbia se logra con letines y flores en colores vibrantes propios del sentir Caribe, como el dorado, amarillo, rojo, naranja, azul y verde que juegan un papel fundamental en la tradición de las carnestolendas.

 

Ambos atuendos son recorridos por un pentagrama que va incorporando diferentes elementos como las máscaras de Galapa, elaboradas a mano en forma de apliques e intervenidos con pedrería. Máscaras que transmiten un mensaje burlesco de la vida en estas fiestas, porque Carnaval sin máscaras no es carnaval. Los materiales utilizados son sedas, organzas, tafetas, pailette que aportan destellos y brillo, intervenidos con letines, galones y apliques en pedrería, resaltando el trabajo artesanal como una tradición muy ligada al Carnaval.

 

Melodía caribe y son.jpeg

 

Lo anterior queda claro al ver imágenes de cada outfit, pero en Uniautónoma queremos saber quiénes son sus creadoras y qué sienten al ver el producto de tanto esfuerzo.

 

María Jose Tulena.

 

Empezó a estudiar Diseño de Modas porque fue criada entre máquinas de coser y telas, “es algo que llevo en la sangre”, asegura. A Tulena lo que más me gusta de su carrera es la sonrisa y las felicitaciones por el trabajo realizado.

 

Los diseñadores que toma como referentes son Karl Lagerfeld e Yves Saint Laurent. En el futuro se ve como una diseñadora reconocida, exitosa y dando a conocer su trabajo por el mundo.

 

Lennys George.

“Sentimos una emoción enorme, lo presentíamos por la personalidad de César e Isabela. Empezamos a mediados de diciembre la selección de los materiales, plumas, telas y motivos de las máscaras. Fue un proceso muy arduo porque el trabajo fue artesanal y elaborado todo a mano”, dice esta joven que toma a Silvia tcherassi como referente y modelo a seguir, por ser barranquillera, versátil y tener una interesante trayectoria.

 

Rocío Passo. 

Tiene 27 años y desde su infancia estuvo rodeada del mundo de la moda, pues “mi madre siempre ha trabajado en la confección de prendas y empecé vistiendo muñecas con retazos de tela que sobraban y luego pasé a elaborar mi propia ropa, es así como fue creciendo mi pasión por el Diseño de modas y por eso decidí estudiar esta carrera”, cuenta.

 

De este campo le gusta todo, pero sobre todo la parte de inspiración y elaboración de figurines, y “aún más la de llevar cada idea a la realidad”, termina.

 

Los Diseñadores que más tomó como referentes son Óscar de la Renta y Silvia Tcherassi que son un talento Colombiano. En un futuro me veo como una empresaria exitosa y dueña de una fundación para ayudar a las mamitas cabeza de hogar, víctimas de la violencia intrafamiliar.

Publicado en Noticias Generales

Estos cuatro estudiantes -del programa de Diseño de Modas- dicen que les gusta todo de ‘Cenizas de Opulencia’, el vestido que crearon para la representación que Carolina Segebre, Reina del Carnaval de Barranquilla de 2019, hará de la Viuda de Joselito.

 

Para este ejemplar se utilizaron telas como tafeta, organza y encaje chantilly y de fantasía, todas intervenidas, en aproximadamente cuatro meses, desde octubre de 2018.

 

Fueron cinco ideas las presentadas, pero, al final, la definitiva fue una decisión y ceñida al gusto de la soberana de estas festividades. “Nosotros le presentamos las propuestas y ella fue escogiendo qué le gustaba de cada diseño y así se llegó a la que fue escogida”, dice María Alejandra Bula.

 

Volvió Juanita al Hotel el Prado (1).jpeg

 

El resultado fue un vestido negro, por ser un símbolo de duelo, pero al que le dieron un toque más elegante con acentos plateados, para darle brillo, luz, que no se viera fúnebre, sino opulento; que se viera distinto, diferente a lo que los espectadores estaban acostumbrados desde años anteriores.

 

‘Cenizas de Opulencia’ es el último traje que lucirá la reina. Al ser la muerte de Joselito el ritual con el que culminan las fiestas carnestoléndicas, la creación que lucirá la soberana Carolina Segebre Abudinen el martes de carnaval durante el entierro simbólico de Joselito será una fusión entre la muerte y la riqueza, dando lugar al diseño que recrea al personaje cinematográfico Cruella de Vil.

 

Traje Cenizas de Opulencia.jpeg

 

El vestido representa la exuberancia y personalidad de una de las malévolas más famosas del cine, para que la soberana del Carnaval encarne a una viuda empoderada, impregnada de brillo y majestuosidad, envestida con un atuendo de color negro, profusamente recamado con cristales y adornada con plumas y flores a tono con el vestido. En este diseño se refleja el lujo y esplendor necesarios para despedir con alegría la fiesta, sin dejar espacio al dolor y la tristeza por la partida de Joselito carnaval con sus cenizas hasta el próximo año.

 

Para este grupo de futuros egresados, este fue un reto que los comprometió al máximo, tal como lo fue para los demás equipos a cargo del resto del vestuario de los protagonistas de las presentes carnestolendas, por lo que ellos también merecen ser conocidos. Los integrantes del semillero de Diseño fueron María Alejandra Bula, María José Casares, Laurent Mejía, Jean Carlos Robechy y Angélica Lemoine González.

 

María Alejandra Bula Rodríguez.

Tiene 22 años y decidió estudiar diseño de modas porque siempre ha sido "apasionada por el arte y la moda es una de sus expresiones". "Siempre he estado siguiendo tendencias y desde muy niña me imaginé y me proyecté haciendo lo que hago, nunca tuve indecisión al respecto”, dice.

 

Sus asignaturas favoritas son Diseño, Patronaje y Confección. En el futuro se ve con su propia marca, pero no ha definido "si es de ropa o de calzado y marroquinería", pero sí lo tiene claro, aunque quiere "tener experiencia y seguir estudiando".

 

Sus referentes son Silvia Tcherassi, por su estilo, sus propuestas y lo mucho que ha crecido. A nivel de empresa, dice tomar como ejemplo a seguir a la firma Chanel.

 

Laurent Vanessa Mejía De La Asunción.

Tiene 21 años y, debido al énfasis en artes que tomó en su colegio, se fue metiendo por ese camino y, cuando se graduó, tomó la decisión de estudiar Diseño de Modas.

 

Su aporte para el atuendo, en general, fueron los zapatos. Laura dice que no ve un referente en ningún diseñador de modas, pues quiere tener su propia marca de ropa plus size y hasta ahora no hay un modisto reconocido en esa línea.

 

No obstante lo anterior, esta joven tiene en común con sus compañeras el admirar a Silvia Tcherassi, por su trabajo, y a Yves Saint Laurent.

 

María José Casares Silvera.

Su decisión de estudiar diseño de modas se da porque siempre ha sido "una persona llena de mucha curiosidad y creatividad". "Me fue interesando a medida que iba creciendo y me empapaba a cerca de todo lo que abarcaba mi carrera. Eso hizo que me enamorara y me dedicara a estudiarla”, dice.

 

Le gusta la libertad que puede llegar a tener como diseñadora, "al explorar muchos campos de la moda y del poder disfrutar de la investigación, así como de los procesos que existen detrás de cada una de las propuestas”, asegura.

 

Además, María José dice que le gusta vivir cada experiencia del diseño, saboreralo, saber brindar soluciones en equipo y, al final, ver el producto. Mario Hernández y Jimmy Choo son sus referentes.

 

“Me visiono como una diseñadora integral. Me gustaría desarrollar muchas ideas en un futuro y buscar la manera de poder brindarle una solución a la comunidad a través del diseño”, termina.

 

 Angélica Lemoine González.

Desde muy pequeña le gustaba todo lo relacionado con esta carrera y siempre soñó con estudiarla. En aquel entonces ya le hacía ropa a las muñecas, pero “todo este amor" que le tiene a esta carrera parte desde el momento en el que vio a su madre y a sus tías trabajar una madrugada sobre un vestido inspirado en la India Catalina, que luciría su hermana Andrea González”. "A lo largo del tiempo fui mirando más allá, comprendiendo el verdadero valor que representa esta carrera", afirma.

 

“Lo que más me tiene enamorada del diseño es que, a través de los diferentes aspectos de su ejercicio, podemos contar infinidades de historias, examinar culturas y contar hechos reales e imaginarios", indica Ángela. Respecto a los diseñadores que toma como referentes, menciona a Silvia Tcherassi, tal como lo hacen sus compañeras.

 

En el futuro se ve como una diseñadora que muestra al mundo sus raíces, cultura y diversidad, “aportando nuevos métodos de sostenibilidad para esas comunidades vulnerables y así llevar nuevos conceptos" desde su profesión.

 

Publicado en Noticias Generales

Con tafeta, seda, dacrón, para el forro, y telas recamadas fueron elaborados los disfraces del Rey Momo para el Carnaval de Barranquilla de 2019, ‘Mochilero Pachanguero’ y ‘Versos del Carnaval’. Otros materiales como pelo de malibú, millaré, piedras y lentejuelas de todos los tamaños también fueron utilizados en una creación que resultó ser la ganadora entre 6 propuestas.

 

Fue así que el 8 de enero del presente año empezó el proceso de recamado y confección, después de la debida presentación y selección por parte del mismo Freddy Álvarez, quien representa el emblemático personaje para esta fiesta, en su presente edición.

 

Según Lineys Montero, una de las integrantes del grupo que diseñó el traje, “fue una satisfacción haber sido escogidos por el proyecto Cultura Caribe para trabajar en este vestuario, algo que jamás olvidaremos. Fue una experiencia maravillosa, enriquecedora para nuestra vida como profesionales”, asegura esta joven entre otros detalles sobre sí mismos.

 

Versos del Carnaval.jpeg

 

‘Versos del Carnaval’ se despliega de la representación de las Ánimas Blancas de la Letanías, grupo al cual pertenece el Rey Momo 2019, Fredy Cervantes, letanías que hacen parte de la tradición oral del carnaval de Barranquilla.

 

La creación será lucida por el Rey Momo en su coronación este jueves 28 de febrero, en el estadio Romelio Martínez, junto a la Reina del Carnaval 2019 Carolina Segebre.

 

En él traje de Álvarez se destacan las letanías alusivas al carnaval sobre un vestuario de color plateado con acentos en dorados, morado y azul. La capa le otorga majestuosidad al diseño, está profusamente recamada en pedrería, formando notas musicales del pentagrama alrededor de la capa y va completamente bordeada con malibú como un símbolo de la fastuosidad del personaje.

 

El rey pachanguero.jpeg

 

Por otro lado, ‘Mochilero Pachanguero’ fusiona la melodía y letra de la canción el Cambambero y tradicionales disfraces de las danzas del carnaval de Barranquilla como el Torito, Congo, Negrita Puloy, Tigre y Diablos Arlequines. Álvarez desfiló con este traje durante la Guacherna que se realizó el pasado 22 de febrero.

Las temáticas de todos esos personajes proporcionan una variedad cromática, en la que predominan el color rojo, que simboliza la alegría de nuestra fiesta; el dorado como reflejo de la realeza y el verde que representa la vida. Las tonalidades fueron realzadas con el brillo de los cristales y las lentejuelas que adornan la capa, evidenciándose principalmente en paillettes, millaret y apliques elaborados en pedrería. Por complementos el Rey Momo lucirá una mochila adornada con detalles virtuosos y sombrero recamado con lentejuelas y luces led para proporcionarle brillo y destellos de colores.

 

Un poco de cada uno de los diseñadores. 

 

Lyneis Montero.

Decidió estudiar diseño de modas porque aparte de que lee gusta, quería aprender todo acerca de ese arte y -ahora que ya está a punto de terminar su carrera- está súper feliz y orgullosa de haber pertenecido a este programa. "No puedo especificar qué es lo que más le gusta de mi proyecto de vida, pues todo lo que veo y hago me fascina”, afirma.

 

Viviana Sierra.

“Desde pequeña siempre veía programas referentes a la moda, “me imaginaba y anhelaba siendo parte de este mundo”, cuenta Viviana, quien con el tiempo se fue convenciendo más hasta que no cabía duda en ella del camino que quería tomar. Esta joven a gradece a sus padres por el apoyo que le han dado al decidir cumplir su sueño.

 

Nickoll Fornaris.

Solo por casualidad empezó a estudiar diseño de modas, pero siempre fue un área que llamó su atención. Aún así, nunca imaginó que se enamoraría tanto de su carrera y de todo lo que venía con ella. Los diseñadores de moda de referencia para ella son Valentino y Marc Jacobs, “porque me gusta mucho su estilo y me identifico con ellos”, afirma. En el futuro se ve como asesora de imagen.

 

María Roncallo.

Para ella, Arturo Calle es el modelo a seguir en el campo del diseño de moda, “por su pasión y entrega al trabajo”. En cuanto a las razones para tomar este camino: “es lo que me gusta y lo que siempre me ha apasionado, siendo la confección y el patronaje lo que más disfruto”, agrega.

 

Rosa de la Cruz.

Valentino es el punto de referencia para ella, pero también lo son Roberto Cavalli, John Galliano, Alexander McQueen y Ulyana Sergeenko, entre otros. Desde muy pequeña, Rosa se inclinó por el arte y el dibujo, “asi que trataba de desarrollar mi creatividad por medio de ello, pero sentía especial admiración por la moda, la ropa, los vestidos y las texturas”, recuerda.

 

Desde entonces, investigaba cada vez más sobre lo que se hacia dentro de este mundo y, cuando llegó el momento de elegir una carrera, ya la atracción por este campo era muy fuerte. De ese modo fue que decidió matricularse en Uniautónoma para aprender y dedicarse a esto por el resto de su vida.

 

Daneisa Dueñas Sarria.

Decidió estudiar diseño de modas porque es su pasión, tal como lo es para sus compañeras de equipo. “El crear estilos y solucionar problemas en el vestir es algo fantástico”, añade. Daneisa tiene la inquietud de cooperar con la conservación del medio ambiente, utilizando textiles orgánicos para sus creaciones. Martin Margiela es el diseñador de modas que la inspira, debido a su conciencia ecológica, por lo que se siente plenamente identificada con él y con su moda reciclable.

Publicado en Noticias Generales

Lo que más le gusta a Natalia Pombo del vestido que lució la Reina del Carnaval 2019, Carolina Segebre Abudinen, en la Guacherna Fluvial  el pasado 17 de febrero, es la silueta que marca a quien lo luce.

 

Esta joven de 21 años dice que el vestido, 'La Musa del Río', da un aspecto muy femenino y que se asemeja a un cascanueces. Agrega que, dentro del tema náutico, se ve muy delicado y dulce. “Es como una joya en el Río Magdalena”, añade.

 

Por su parte, a Daniela Hernández, de 21 años, lo que más le gusta es el corsé, mientras que a Linda Eljach le parece que es la falda lo que le da más coquetería, algo en lo que Angie Martínez está de acuerdo, debido al movimiento de la misma, que representa el agua.

 

Patronaje vestido Guacherna Fluvial.jpeg

 

Ellas son estudiantes de octavo semestre de Diseño de Modas en Uniautónoma y son las creadoras del vestido, uno más en la lista de aportes de nuestra universidad al Carnaval de Barranquilla.

 

Al respecto, ya se ha dicho lo esencial; han sido publicadas diferentes imágenes y otros detalles de su creación. Es así que ha llegado el momento de ir más allá y contar quiénes están detrás de cada detalle en el desfile y empezaremos con las diseñadoras del vestuario.

 

Guacherna Fluvial (2).jpeg

 

Un poco de cada una.

Para empezar, las cuatro integrantes de este equipo concuerdan en sentirse cómodas trabajando con quienes ya conocen. De forma distinta, expresan que haberse reunido para crear un imán de atención del público las unió más, por lo que también están de acuerdo en que fue una labor conjunta hecha más que todo con amor.

 

Natalia Iveth Pombo Cañaveral.

Egresada del Colegio La Enseñanza y también estudiante de Administración de Empresas. Tomó el camino de la moda porque siempre le ha gustado "todo lo relacionado con el diseño y el arte", pero fue "complicado" escoger una carrera que congeniara con sus intereses y, tras tomarse seis meses en Nueva York, viendo cosas muy distintas, decidío que lo que quería era enfocarse en la parte creativa.

 

Piensa que el vestido fue una mezcla de muchas ideas que todas aportamos, pero “yo me encargué de la ilustración y de la parte escrita, el darle una forma literario que tenía la propuesta”, afirma.

 

Daniela Hernández Díaz.

A esta joven lo que más le llamó la atención fue la forma cómo lograron la representación del Rio Magdalena en una prenda de vestir. Considera que los aportes fueron equitativos, sobre todo al acercar el boceto, en lo posible, al resultado final y real.

 

Escogió estudiar diseño de modas porque siempre le gustó dibujar y decorar, por lo que le interesa la organización de eventos, así como la fotografía. El patronaje y el mercadeo de moda son sus asignaturas favoritas. Respecto a los diseñadores que identifica como modelos a seguir, cita a Coco Chanel, Cristian Dior y a Valentino.

 

Linda Eljach.jpeg

 

Linda Julieth Eljach Berdugo.

Su mayor aporte fue la selección de las telas adecuadas para poder pasar cumplir con la promesa del movimiento y dinamismo en cada pieza. Recuerda que empezaron a trabajar en octubre el proceso de bocetos y la selección del diseño.

 

“En noviembre trabajamos en los materiales y en diciembre ya teníamos el diseño escogido. A finales de ese mes ya teníamos los moldes y retomamos en enero. Quince días después ya teníamos el vestido”, asegura. Linda dice, además, que fue un proceso largo hasta ultimar detalles, pero fue una labor satisfactoria.

 

Angie Katherine Martínez Muñoz. 

Como a sus compañeras, a esta joven -de 23 años- su gusto por el dibujo la llevó a escoger el diseño de modas como proyecto de vida. De hecho, los trazos sobre el papel, los colores y las sombras son su pasión y lo que más le gusta de su carrera es que le permite desplegar sus destrezas y fortalezas.

 

Al diseñar, toma a Agatha Ruiz De La Prada y a Coco Chanel como modelos a seguir por sus creaciones pulcras y de buen gusto. Haber trabajado en equipo fue lo que más le gustó de esta experiencia, ya que de este modo cada uno sirve de motivación para otro y así todos aportan al 100 por ciento.

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO