MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

¿Cuáles pueden ser los efectos de los videojuegos en la conducta humana? Expertos de Uniautónoma te lo explican

COMPARTIR:

¿Cuáles pueden ser los efectos de los videojuegos en la conducta humana? Expertos de Uniautónoma te lo explican
Martes, 25 May 2021 16:32
Valora este artículo
(1 Voto)

En los últimos años se ha debatido acerca del impacto que generan los videojuegos en la salud de quienes juegan con ellos y de allí surge una de las incógnitas más comunes, sobre todo por la pandemia. ¿Cómo sabemos cuándo alguien ya es adicto a los videojuegos y no solamente está disfrutando de sus juegos favoritos?

 

Ante este interrogante, la Organización Mundial de la Salud dice que el trastorno por el uso de videojuegos es “un patrón de comportamiento de juego recurrente, constante y persistente, que puede darse en línea o fuera de línea, en donde aumenta la prioridad que se le otorga al juego por encima de otros intereses de la vida y actividades diarias, hasta el punto de afectar el funcionamiento cotidiano de la persona”. La OMS reconoció la adicción por los videojuegos como una enfermedad mental y aunque el manual de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría no lo considera un trastorno oficial, recomienda estudiar más de cerca la adicción a los videojuegos ante los riesgos potenciales que representa.

 

Hay estudios que calculan que la pandemia por COVID-19 ha sido un detonante en el incremento de adicciones en varios ámbitos y los videojuegos se han visto envueltos en esta problemática. Además, según una investigación sobre eSports del grupo especializado AcuityAds, aumentó un 75% el consumo de juegos online durante la cuarentena en España, Italia, China y EE UU”. Cabe aclarar, que este tipo de conductas no son exclusivas de niños o adolescentes, también se pueden observar en personas adultas.

 

Javier Simmonds Zagarra, Psicólogo y Jefe de Permanencia Académica con Calidad y Excelencia (PACE), de la Universidad Autónoma del Caribe, nos habla acerca de los aspectos positivos y negativos de los videojuegos.

 

Positivos:

- El avance que se alcanza al desarrollar positivamente cada nivel del juego fortalece la autoconfianza.

 

- Ayuda a fortalecer la coordinación bimanual y la orientación al detalle.

 

- Ayudan a estimular las funciones mentales superiores como la memoria, la atención y la concentración, así como también la habilidad táctica y estratégica.

 

- Permiten el manejo de la tolerancia a la frustración y la capacidad de perseverar muy a pesar de las pérdidas.

 

Negativos:

- Pueden producir pérdida de la iniciativa y conductas egoístas e individualizadas.

 

- Riesgo de ludopatía y conductas adictivas.

 

- Es posible que se genere aislamiento social y dificultades con las habilidades sociales en el uso continuo y desmedido.

 

- Pérdida de hábitos funcionales como la lectura, el sueño, e incluso trastornos alimenticios.

 

Así mismo, Simmonds Zagarra comparte las siguientes recomendaciones para poder controlar el uso de los videojuegos.

- Defina un plan en el que se especifique el tiempo de uso de los juegos y las actividades que se deben realizar para ganarlo.

 

- Controle el tipo de juego al que se expone y cerciórese que no tenga contenido hostil, agresivo e incluso sexual.

 

- Comparta los juegos con los niños, en horarios familiares y en áreas comunes.

 

“Los videojuegos pueden tornarse adictivos dado que pueden activar el sistema de recompensa del cerebro, según lo sugieren los estudios de investigación, generando en el jugador el deseo compulsivo de continuar en el juego”, explicó el psicólogo Javier Simmonds.

 

“Algunas investigaciones apuntan a que no existe una relación directa entre la violencia y los videojuegos, sin embargo, es importante comprender, en el caso de los niños, que mientras se encuentren expuestos mayormente a contenidos violentos, esto puede aumentar su respuesta agresiva y hostil ante las situaciones problémicas que puedan enfrentar en su vida diaria”, agregó Simmonds.

 

Mencionó además que es recomendable que la edad mínima para que un niño tenga acceso por primera vez a los videojuegos sea alrededor de los siete años, ya que cuenta con una madurez cognitiva e indicó que la compañía de los padres es fundamental mientras juega, debido a que se requiere control para evitar que pase mucho tiempo frente a una pantalla.

 

Finalmente, Simmonds Zarraga expuso lo que se debe hacer cuando se estén presentando síntomas en la persona por el uso desmedido de los videojuegos.

- Reducir gradualmente la exposición a los videojuegos.

 

- Evitar la compra, adquisición o descarga desmedida de videojuegos.

 

- Redirigir la atención a otras actividades que favorezcan el relacionamiento social y rompan el ciclo de gratificación continua.

 

- Ampliar las redes de apoyo social y comunicacional con la familia.

 

- Buscar ayuda profesional en caso de no conseguir avances.

 

Cabe señalar, que, si bien el confinamiento por el coronavirus frenó las competencias deportivas, hay un tipo de torneo que se mantuvo en pie: los eSports. ¿Qué son los eSports? Son competiciones de videojuegos entre jugadores profesionales o gamers que cuentan con todos los elementos del deporte.

 

“Los deportes electrónicos son una tendencia en crecimiento, la cual se ha potencializado con los avances tecnológicos y factores como la pandemia que obligó a millones de personas a estar encerradas. Por tanto, con el crecimiento del número de jugadores, y posibilidad de masificación que da internet está creando la necesidad de organizar las ligas, las formas de competencia y las ganancias asociadas al espectáculo, el cual se convierte en una alternativa altamente atractiva al consumo de eventos deportivos tradicionales para espectadores de todas las edades”, dijo Alfredo Castañeda, director del programa de Deporte y Cultura Física de Uniautónoma.

 

Igualmente, planteó que “como aspectos negativos, podría ser la gran cantidad de violencia explícita que pueden tener algunos juegos asociados con armas e imágenes bastante reales de heridas y asesinatos, que no se ve en los deportes tradicionales. Por otro lado, las partidas de estos juegos al no tener un esfuerzo físico grande se pueden prolongar por mucho tiempo, demandando gran resistencia de los jugadores, pero también promoviendo el tiempo de uso de pantallas de estos y de los espectadores. Existen algunos equipos profesionales asiáticos que llegan a entrenar hasta 14 horas diarias 7 días a la semana, lo que hace que pueda llegar a afectar la salud por falta de movimiento al no realizar un programa de acondicionamiento físico complementario a este entrenamiento”, sostuvo Castañeda.

 

“Como aspectos positivos podría resaltar que se pueden promover valores como el trabajo en equipo, la solidaridad y la comunicación por medio de las plataformas tecnológicas, lo cual en los momentos más estrictos de la cuarentena sirvieron a muchas personas a sentir cercanía con sus amigos, además de tener la posibilidad de interactuar con una gran diversidad de culturas, ya que las fronteras se rompen en los juegos online”, complementó.

 

“Hay una necesidad del ser humano por el movimiento, por tanto, creo que los deportes y la actividad física van a seguir siendo alternativas importantes en la sociedad, sin embargo, la facilidad de jugar desde casa o en cualquier sitio es una forma de aprovechar los espacios de ocio muy atractiva, más aún cuando los dispositivos móviles y el internet se ha masificado tanto en la población, pero, recordando que deben usarse de forma adecuada, administrando reglas, y límites claros al tiempo”, ultimó Alfredo Castañeda. MMG

 

 

Visto 3594 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones